El futuro de Cataluña

La patronal catalana se une al PP en su presión a Ciudadanos para que intente formar Govern

El presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, junto al secretario general, Joan Pujol.

infoLibre

El presidente de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, instó este miércoles a Ciudadanos a liderar las negociacionesCiudadanos para formar lo antes posible Govern y recuperar la normalidad política, lo que, a su juicio, también debería ir acompañado de la retirada de la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

"Cs se ha presentado para ganar. Cuando uno es ganador, es motor y líder", dijo Gay de Montellà en rueda de prensa previa la junta y asamblea de la patronal que se celebrará por la tarde, y en la que estuvo acompañado por el secretario general, Joan Pujol.

"Pedimos a los que se han presentado y han obtenido los mejores resultados la garantía, la responsabilidad y el seny de formar Govern. Por esto se presentan los partidos, para ganar y gobernar", aseveró, e insistió en que la lista más votada tiene mayor responsabilidad porque es la que más confianza ha obtenido de los ciudadanos.

Sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución, comentó: "Celebro el desplazamiento de las fuerzas de seguridad, pero ya deben recuperar su lugar y el 155 debe dejar de ser aplicado lo antes posible".

Valoró muy positivamente la alta participación registrada en las elecciones catalanas del 21 de diciembre, que se situó en un 81,95%, y añadió que los resultados de los comicios dieron "teóricas sorpresas", sin querer entrar en una mayor reflexión.

Fuga empresarial

Preguntado por si le asusta un gobierno catalán independentista, Gay de Montellà aseguró que debe aceptarse la decisión de la ciudadanía, expresada en votos, si bien apeló a la necesidad de favorecer un marco de seguridad jurídica para frenar la "huida empresarial", ya que ya ascienden a más de 3.000 las empresas que han trasladado su sede social fuera de Cataluña: "A los empresarios nos va fatal la inseguridad jurídica".

Alertó de que si las empresas siguen marchándose, la comunidad catalana corre el riesgo de que en un plazo de entre tres y cinco años las inversiones también se desplacen, lo que perjudicará al crecimiento: "Si no frenamos esta salida de empresas, Cataluña dejará de ser uno de los grandes motores de Europa y el motor industrial de España".

Sobre si cree que un nuevo Govern independentista respetará la legalidad, afirmó: "Creo que es evidente lo que hemos sufrido todos por no valorar de forma precisa las consecuencias de los posicionamientos. Queremos legalidad, porque los procesos que queden fuera de ella pueden volver a provocar la situación actual".

Sobre el informe del Banco de España, en el que indica que la actividad en Cataluña se habría desacelerado en el último trimestre en mayor medida que en la media de las demás comunidades, atribuyéndolo al peor comportamiento de los indicadores de empleo, turismo y mercado de la vivienda, lamentó que la comunidad catalana "tiene una pérdida de potencia".

"No nos extraña", dijo, pero afirmó que ve a Cataluña económicamente fuerte, siempre y cuando se despeje el entorno de inseguridad jurídica y de inestabilidad política de los últimos meses.

Actitud pasiva de Ciudadanos

El PSOE, por su parte, llamó la atención este miércoles sobre la actitud pasiva que percibe en Ciudadanos, formación que ganó las elecciones catalanas del 21 de diciembre, pero que, a juicio de los socialistas, no está ejerciendo el liderazgo que le corresponde como fuerza más votada.

En rueda de prensa en la sede socialista en Ferraz, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, aclaró que desde el PSOE no van a animar a la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, a que se presente a la investidura como presidenta de la Generalitat sabiendo que no suma una mayoría de escaños para sacarla adelante. "Ella misma", dijo cuando se le preguntó específicamente por la investidura.

Desde el PSOE no creen que Arrimadas tenga que intentar una investidura fallida, pero sí consideran que el hecho de ganar unas elecciones te obliga a tener gestos de cara a tus votantes, a los que has de demostrar la utilidad de la confianza otorgada.

"En la medida en que (Ciudadanos) ha sido la fuerza política más votada, le corresponde una responsabilidad que otras formaciones no tienen. Proclamarse victorioso comporta alguna responsabilidad, tener iniciativa política", consideró Ábalos, convencido de que "ser número uno significa ejecer algún tipo de liderazgo". "La confianza otorgada exige una respuesta. Es de manual", subrayó.

Por otro lado, Ábalos afirmó que el éxito de Ciudadanos en Cataluña "no es extrapolable" al resto de España, porque en este territorio los comicios se plantearon como una disyuntiva entre independentismo sí o no, en los que la formación naranja jugó con éxito su carta de rechazo al independentismo, objetivo precisamente por el que surgieron como formación política.

Los socialistas, por su parte, harán un análisis detallado del proceso electoral en Cataluña, que aún no ha concluido porque no se ha formado gobierno, recordó Ábalos, en la reunión de la Ejecutiva Federal que celebrarán a la vuelta de las vacaciones de Navidad, el día 8 de enero.

El PP reclama a Arrimadas que tome la iniciativa

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, insistió como otros dirigentes de su partido en exigir a la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, que "se crea" que ha ganado las elecciones autonómicas y tome la iniciativa porque "el escenario" político a su juicio "está abierto y en Cataluña tienen que cambiar muchas cosas".

En declaraciones tras participar en la reunión del Pacto Antiyihadista, Hernando se sumó a las reclamaciones de distintos dirigentes de su partido hacia quien ha ganado las elecciones por delante del independentismo, que ha perdido escaños y votos, dijo. "Hay un cambio", reivindicó. "Si el señor Albiol hubiera tenido 36 escaños y ganado las elecciones en Cataluña estaría haciendo algo", añadió.

Hernando aseguró que tras las elecciones generales de diciembre de 2015, Mariano Rajoy entabló contactos con partidos de la oposición para ver las posibilidades de formar gobierno porque había ganado las elecciones, pero no se presentó a la investidura al no sumar apoyos. "No nos fuimos a casa y dijimos que eso no sumaba", apuntó.

Y reiteró que "las cosas" están cambiando en Cataluña y van a cambiar más. "Y digo que la protagonista teórica del cambio en virtud de las urnas no puede tirar la toalla", agregó.

Rajoy y Rivera analizan en Moncloa la situación tras las elecciones catalanas

Rajoy y Rivera analizan en Moncloa la situación tras las elecciones catalanas

Más sobre este tema
stats