21D | Elecciones en Cataluña

El PP advierte a Cs de que "lo pagará caro" en las urnas si actúa con "ombliguismo" en Andalucía

Pablo Casado junto a Juanma Moreno un día después de las andaluzas.

Menos de 24 horas después de la jornada electoral en Andalucía, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, reunió este lunes al Comité Ejecutivo Nacional de su partido para analizar los resultados y para fijar las prioridades para los próximos meses. El jefe de los conservadores, que se jugaba mucho en esta cita ante las urnas habiéndose implicado prácticamente toda la campaña, compareció en rueda de prensa junto al candidato, Juanma Moreno. Ambos insistieron en la idea de que es el momento del cambio y en que, pensando sobre todo en Ciudadanos, quien lo bloquee, será castigado en las elecciones que están por venir.

La imagen estaba cargada de simbolismo puertas adentro del partido: el candidato no apoyó a Casado, sino a Soraya Sáenz de Santamaría en el congreso extraordinario de sucesión de Mariano Rajoy. Y en el PP, que no esperaba el resultado de la noche del 1D, se había extendido de la idea de que Moreno tenía los días contados como líder del partido en Andalucía una vez transcurridas las elecciones.

 

"El resto de los españoles castigarían a cualquier formación que actuara con ombliguismo o cálculos electorales respecto a esa posibilidad de cambio en Andalucía", dijo Moreno Bonilla. "El partido que entre en ombliguismos lo pagará caro no sólo en Andalucía, sino en el conjunto de España", insistiría después.

Casado también arrancó su intervención con este mensaje en un momento en el que el partido de Rivera mantiene que su candidato, Juan Marín, también se presentará a la investidura. "Sería difícil de explicar que aquellos que llevan toda la campaña pidiendo un cambio ahora intenten algún tipo de geometría variable. Tendría también su repercusión electoral", subrayó Casado.

Para desacreditar la postura del partido naranja, en el PP recurren a la comparación con el caso catalán. No entienden, dicen, cómo Inés Arrimadas no intentó ser investida presidenta de la Generalitat de Catalunya habiendo sido la fuerza más votada y cómo ahora Cs avala la presentación a la investidura del candidato a la Junta de Andalucía que ha quedado en tercera posición.

Los ciudadanos penalizan a quien se opone al cambio, cree el PP

En Génova 13 confían en que el partido de Albert Rivera acabe dando su brazo a torcer. Consideran que en este momento Cs está en la "sobreactuación" y asumiendo que su resultado en Andalucía no ha sido todo lo bueno que esperaban al no haber logrado superar al PP. Pero, señalan, "todo volverá a su cauce". "Si no se suman a la posibilidad de cambio los grandes beneficiados seríamos nosotros", señala un dirigente nacional en conversación con este diario. La misma fuente subraya que, en situaciones en las que la apuesta por un giro político "es tan clara", los ciudadanos tienden a penalizar a quienes se oponen a ese giro.

 

El Partido Popular tiene ante sí la posibilidad de presidir la Junta de Andalucía tras casi 40 años de monopolio del Partido Socialista. Pese a haber obtenido 26 escaños en el Parlamento andaluz, siete asientos menos que en 2015, los conservadores acarician la posibilidad de llegar al Palacio de San Telmo.

A día de hoy, en el cuartel general de los conservadores no contemplan un escenario distinto a que Ciudadanos (21 escaños) y Vox (12 escaños) voten a favor de la investidura de Juanma Moreno. Las tres fuerzas suman 59 escaños, cuatro por encima de la mayoría absoluta.

La "línea roja" con Vox

En el PP defienden que la "línea roja" para pactar con Vox, formación de extrema derecha, es la Constitución. "La supresión de las comunidades autónomas es algo por lo que el PP no va a pasar", aseguró Casado preguntado por su postura ante el pacto con la formación liderada por el exmilitante del PP Santiago Abascal.

En el PP consideran que llegar a un acuerdo com Vox para echar a Susana Díaz de la Junta de Andalucía no va a jugar en contra del partido para las próximas citas electorales. Es más, defienden que la campaña de Casado, criticada en sectores de la formación por haber girado "más a la derecha", ha servido para evitar una entrada todavía más fuerte del equipo de Abascal en el Parlamento andaluz.

Además de la supresión de las comunidades autónomas, Vox es también partidario de la derogación de la Ley de Violencia de Género.

Cuestionado por el necesario acercamiento a la extrema derecha para conformar un gobierno en la Junta de Andalucía, Casado acusó a la izquierda de "cinismo" al erigirse en el actor "que cree que puede decir qué es radical y democrático". El PP, dijo, "no va a tolerar eso". "Ningún partido como Podemos nos va a dar lecciones de democracia. Al contrario, mientras no censuren a ETA, a independentistas y a dictadores como Maduro", añadió.

Asimismo, consideró que la movilización que pretende hacer Podemos tiene como fin polarizar aún más a la sociedad y acabará beneficiando a su partido: "Conduce al PP como la fuerza moderada en el centro-derecha liberal conservador", resumió. "Al PP, ningún partido como Podemos le va a dar lecciones de democracia", añadiría después.

 

Casado cierra la puerta a tocar el estado autonómico en la dimensión que demanda Vox. No obstante, admitió que si el partido de Abascal quiere "reforzar las competencias en algunas cuestiones" sí pueden estar de acuerdo.

Además, dijo, podrán encontrarse en materias como la "defensa de la unidad nacional", la "defensa de los servicios sociales" o la "regeneración" y la "lucha contra la corrupción" en Andalucía.

"Un proyecto común"

“Queremos un cambio en Andalucía y los partidos que estén dispuestos a hacerlo, en base a nuestros principios y valores, podrán encontrar un proyecto común", afirmó.

Moreno señaló que, a día de hoy, no ha ofrecido nada a los partidos que necesita para ser investido presidente de la Junta de Andalucía. "Tenemos de límite el 27 de diciembre, que es cuando se constituye el Parlamento de Andalucía", dijo.

"Para bailar hace falta un poquito de calentamiento. Hay que dar un poquito de tiempo", dijo a la vez que insistía en que "nadie entendería que la tercera fuerza política [Ciudadanos] quiera liderar" el cambio en Andalucía.

"Dijeron que pactarían [con el PP] siempre que tuvieran un voto más que Ciudadanos", señaló.

Las fuentes consultadas aseguran que las posibilidades de Moreno de desalojar a Susana Díaz de su despacho de la Junta de Andalucía son muy altas. Pero cuentan con que, al menos esta primera semana, van a tener que saber jugar "muy bien" sus cartas para que en la opinión pública no cale la posibilidad de otras opciones de gobierno. Uno de estos escenarios que quieren ahuyentar es el de un acuerdo entre Ciudadanos y el PSOE.

 

Clave nacional: elecciones anticipadas

En clave nacional, Casado exigió la convocatoria de unas elecciones generales anticipadas. "Pedro Sánchez tiene que asumir su responsabilidad, convocar elecciones, dar la voz a los españoles, el Partido Popular ya ha dicho que está listo para enfrentarse a estas elecciones generales", dijo.

"Este Gobierno no está a la altura de la responsabilidad que le encomendaron los independentistas, batasunos y podemitas", añadió.

PP y Cs marcan el terreno de su coalición: quitar Sucesiones, bajar IRPF, cerrar entes públicos y cancelar la subasta farmacéutica

PP y Cs marcan el terreno de su coalición: quitar Sucesiones, bajar IRPF, cerrar entes públicos y cancelar la subasta farmacéutica

Más sobre este tema
stats