Elecciones 20-D

El PP ofrecerá al PSOE estabilidad en comunidades y ayuntamientos si permite que Rajoy gobierne

PP estabilidad gobiernos autonómicos y locales PSOE Ciudadanos

Si nos atenemos a lo manifestado por el propio presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy tiene previsto activar las gestiones para la formación de Gobierno a partir de este jueves. Ya en Madrid, tras asistir al Consejo Europeo en el que el plato fuerte fue el Brexit, el líder del Partido Popular levantará el teléfono para ver la disponibilidad de las agendas de sus rivales políticos. "Lo primero es explorar la voluntad que tiene cada uno. No se puede hacer una reunión si [el candidato de otro partido] dice: 'No quiero saber nada de usted. Estoy convencido de que eso no se va a producir", dijo optimista este miércoles en rueda de prensa desde Bruselas. Según señalan en su equipo, el jefe del Ejecutivo emprende esta fase de las negociaciones sin líneas rojas. Y, aunque mantienen que es "prematuro" hablar de un listado concreto de propuestas, destacan que todo apunta a que recuperará, de las semanas posteriores al 20D, la oferta, dirigida al PSOE, de "estabilidad" en aquellas comunidades autónomas y ayuntamientos en los que un eventual apoyo al PP pudiera ocasionarles una crisis con Podemos.

A finales de enero, en una entrevista concedida a El programa de Ana RosaEl programa de Ana Rosa, Rajoy señaló que él estaba dispuesto a que el PP facilitase la gobernabilidad en las comunidades y ayuntamientos socialistas en las que esta estuviese en riesgo.

Esta idea ya ha vuelto a ser puesta sobre la mesa en los últimos días por destacados miembros conservadores. En una entrevista concedida a la Cope, el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, recordó que el PP ya había propuesto al PSOE tras las fallidas generales de diciembre dar estabilidad en comunidades autónomas y ayuntamientos donde ahora gobierna con Podemos.

Hacer "todo lo que sea necesario"

Preguntado sobre estas declaraciones de Casado, también en la Cope, el secretario general del PP de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, subrayó que su partido estaba dispuesto en la comunidad a hacer "todo lo que sea necesario" para que España tenga un Gobierno "fuerte, sólido y estable" presidido por Rajoy.

En este sentido, Tirado recordó, que la presidenta del PP regional y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ya había señalado con anterioridad que estaba dispuesta a apoyar los presupuestos del socialista Emiliano García-Page, si en ellos se recogía una bajada de impuestos. 

Estas declaraciones del número dos del PP de Castilla-La Mancha llegaban después de que el líder regional de Podemos, José García Molina, advirtiese de que los pactos a los que lleguen los partidos a nivel nacional para la formación de Gobierno tendrían consecuencias para la región.

García-Page fue investido presidente castellanomanchego hace un año gracias a los votos a favor de los 15 diputados socialistas y los 2 de Podemos y con 16 votos en contra, los del Grupo Parlamentario Popular."Es factible"

La posibilidad de que el PP diera apoyo al PSOE, por ejemplo en esta región, es "factible" a ojos de las fuentes de la dirección nacional del PP consultadas por infoLibre. De hecho, la oferta nacería para desbloquear situaciones como esta que podría plantearse en Castilla-La Mancha.

En el caso del PP valenciano, la oferta de mano tendida al socialista Ximo Puig para que deje de depender de su pacto con Compromís y del apoyo externo de Podemos, ya ha sido una constante en los últimos meses. La última vez que la líder del PP de la Comunidad Valencia, Isabel Bonig, presentó esta oferta al presidente de la Generalitat fue el 26 de febrero.

Esta estrategia podría extenderse también a territorios como Aragón y Baleares.

En el PP señalan, además, que hay mucho campo "común" en el que trabajar en materia de política exterior, seguridad, unidad de España, defensa de la Constitución, soberanía nacional, igualdad de los españoles... 

"No lo podemos prolongar indefinidamente"

"Esto no lo podemos prolongar indefinidamente", dijo Rajoy este miércoles desde Bruselas. Un mensaje a las formaciones políticas con capacidad de sumar escaños a los 137 del PP, sobre todo al Partido Socialista.

Rajoy sostuvo que, una vez que compruebe que hay disponibilidad en sus interlocutores, nombrará una comisión negociadora. Y que se buscará en qué materias hay posibilidad de coincidir. Según dijo, su idea es "incidir donde puede haber acuerdo". "No vamos a llegar a acuerdos donde las posiciones son diferentes", añadió.

A reglón seguido, se mostró convencido de que "si hay voluntad, se llega a un entendimiento". "Si no la hay, no quiero pensar lo que puede ocurrir", completó.

"Lo primero es explicar la voluntad que tiene cada uno. No se puede hacer una reunión si se dice: 'no quiero saber nada de usted'. Estoy convencido de que eso no se va a producir", indicó.

Pese a esta confianza en que las posiciones se vayan aclarando y los partidos se muestren dispuestos a negociar, Rajoy llegaba este miércoles a Madrid con un PSOE que asegura que no le apoyará con sus votos ni tampoco se abstendrá. Y con Ciudadanos que sigue exigiendo que dé un paso al lado y nombre otro candidato de su partido a la Presidencia del Gobierno como condición para empezar a hablar.

La gran coalición: medias verdades sobre su estabilidad y duración

La gran coalición: medias verdades sobre su estabilidad y duración

Más sobre este tema
stats