Extrema derecha

El presidente de Hungría, en el punto de mira de la UE por su deriva totalitaria, condecora a Aznar

El expresidente del Gobierno José María Aznar durante la condecoración en Budapest.

infolibre

El expresidente del Gobierno José María Aznar fue condecorado este miércoles en el Parlamento húngaro con la Gran Cruz del Orden, en reconocimiento del apoyo a la integración de Hungría en el mundo occidental y el refuerzo de las relaciones entre España y el país centro europeo.

En su intervención, Aznar apostó por "el fortalecimiento de la democracia en Europa" para lo que propuso "dar un nuevo impulso a la asociación entre la Unión Europea y EEUU". 

Por tanto, el expresidente reconoció que "se necesita una Europa más abierta y transparente", a lo que añadió que "está claro que se necesita más libertad y no menos".

"La grandeza, el honor y el compromiso"

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, se refirió a Aznar como un dirigente que "representa la grandeza, el honor y el compromiso", algo que, lamentó, "falta en la Europa actual". Orbán subrayó también que el expresidente del gobierno español "creó, en la década de 1990, el partido popular tal vez más moderno de Europa", y aplaudió que Aznar haya defendido que "sin naciones no existe la Unión Europea".

Cabe destacar que la condecoración que ha recibido Aznar es una de las más altas concedidas por Hungría y hasta ahora la recibieron, entre otros, el premio Nobel de la Paz Elie Wiesel y Otto de Habsburgo, hijo del último emperador austro-húngaro.

Deriva totalitaria

Pese a que el partido de Viktor Orbán, Fidesz, esté integrado en el Partido Popular Europeo, cada vez aumentan más las sospechas de una posible deriva totalitaria de su Gobierno.

"El Estado que vamos construyendo en Hungría no es liberal. No niega valores como la libertad, pero no los convierte en un componente central. Como núcleo propongo un elemento particular: el enfoque nacional”, apuntó Orbán el pasado mes de julio en un curso de verano, según recogió el diario El País

El Partido Popular Europeo prefirió no posicionarse sobre estas declaraciones, alegando que "no acostumbramos a reaccionar a cada declaración de un primer ministro de nuestro partido".

En cambio, el jurista húngaro Laszlo Majtenyi denuncia que "este país ya ha dejado de ser una democracia liberal aunque tenga las instituciones de una. El proceso se ha completado: todo lo controla el Gobierno”.

El primer ministro húngaro pide detener la inmigración a Europa porque solo trae “problemas y amenazas”

El primer ministro húngaro pide detener la inmigración a Europa porque solo trae “problemas y amenazas”

Más sobre este tema
stats