Elecciones 26-J

El PSOE intenta aclarar la confusión y asegura que no facilitará un Gobierno del PP tras las generales

El PSOE intenta aclarar la confusión y dice que no dejará gobernar al PP

Ibon Uría

La dirección del PSOE intenta frenar las interpretaciones suscitadas en los últimos días en torno a la posibilidad de que pacten una gran coalición con el PP tras las generales del 26-J o de que se abstengan para facilitar un Gobierno de los conservadores y evitar así una nueva repetición de las elecciones. Fuentes socialistas repiten en privado el "no es no" con el que Pedro Sánchez respondió a Rajoy a mediados de enero y achacan el ruido a una campaña contra los intereses del PSOE.

Lo cierto es que han sido varias las declaraciones que han estado sujetas a diversas interpretaciones. Este mismo lunes, en un acto en Madrid, Sánchez se limitó a responder, a la concisa pregunta de si "el PSOE estaría dispuesto a abstenerse" si tras las elecciones "no hay otra suma posible que un Gobierno del PP", que "el partido que más ha hecho para que no hubiera unas segundas elecciones es el PSOE", que trabajará por un "Gobierno de cambio" y que ha demostrado sus intenciones "con hechos" y no "sólo con palabras".

Además, el pasado viernes en una reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona), Sánchez garantizó "que no va a haber terceras elecciones", palabras que provocaron algunas interpretaciones que apuntaron a que los diputados del PSOE podrían abstenerse en una eventual investidura de un candidato del PP para evitar, por encima de cualquier otro objetivo, que persista la situación de bloqueo político, si bien el líder socialista se mostró contrario a que se aplique como norma que que gobierne la lista más votada.

En esa misma línea, el exministro y asesor de Pedro Sánchez, Josep Borrell, dijo este lunes que una "tercera convocatoria" electoral "ciertamente no se va a producir" y que, aunque permitir gobernar a la lista más votada implica "una cierta adulteración de la lógica parlamentaria", puede ser "una solución de emergencia cuando no existe ninguna otra combinación que permita crear una coalición más numerosa". Otro de los asesores de Sánchez, el también exministro Jordi Sevilla, afirmó hace dos semanas que "no se va a dar" un Gobierno del PSOE con los votos de Unidos Podemos.

Sin dudas de fondo

Fuentes de la dirección del partido aseguran que no hay ningún cambio y que el veto a los conservadores se mantiene. Si Pedro Sánchez no se ha pronunciado con mayor claridad sobre este tema para atajar cualquier posible interpretación que apunte a un pacto PP-PSOE, insisten, no se debe a que haya una corriente de fondo que apunte en esa dirección. "Si hubiéramos querido hacer una gran coalición o abstenernos lo habríamos hecho el mismo 21 de diciembre. Para eso no hacía falta repetir las elecciones", apuntan estas voces.

Lo que sí admiten es que el mensaje quizá no se ha afinado todo lo que debería. "Quizá Pedro [Sánchez] pecó de ironía el viernes [en la cita con empresarios en Sitges] y dio por hecho que todo el mundo entendería en sus palabras que la respuesta era un no", comentan fuentes del PSOE, que subrayan la necesidad de ajustar el mensaje para que quede claro que no habrá entendimiento con el partido que Rajoy al tiempo que el rechazo no se percibe como algo negativo. "Con el 'no es no', por ejemplo, le llamaron maleducado", ejemplifican.

Una integrante del comité electoral socialista también responde a infoLibre que las interpretaciones que apuntan a una gran coalición o a un nuevo Gobierno del PP con la abstención del PSOE no tienen fundamento. "Sí íbamos a pactar con el PP, ¿para qué ir a elecciones? Todo esto forma parte de una campaña contra el PSOE", subraya. La dirección del partido recuerda además que en países europeos como Alemania o Grecia los pactos con la derecha "nunca han beneficiado a los partidos socialistas": "El SPD está desaparecido, y el PASOK ni te cuento".

El equipo más próximo al secretario general, a preguntas de este diario, se remitió a las declaraciones del portavoz del partido en el Congreso, Antonio Hernando: "No habrá gran coalición en España si depende del PSOE, no vamos a facilitar un Gobierno del PP. Nosotros nos presentamos a las elecciones para ser la alternativa al PP y, por lo tanto, ya pueden insistir con el raca, raca de la gran coalición, que no habrá gran coalición en España. Y si ganamos las elecciones, en una semana habrá Gobierno del cambio", dijo en una entrevista en La Sexta.

Un tema que hace daño

Lo que sí admiten varios cargos socialistas es que este tema les hace daño y que su objetivo es que la campaña se centre en otras cuestiones y en trasladar la presión a Podemos, en si el partido de Pablo Iglesias, ahora en coalición con IU-Unidad Popular bajo la marca Unidos Podemos, "volverá a votar en contra de un candidato socialista a la Presidencia del Gobierno". "Es un error entrar siquiera a ese tema, no nos interesa, tenemos que sacar ese debate de la agenda porque sólo interesa al PP y a Podemos", subraya un cargo regional.

"¿Por qué no preguntamos si Pablo Iglesias está dispuesto a votar al PSOE? ¿Por qué no le preguntamos a Iglesias si va a mantener el referéndum en Cataluña como línea roja?", cuestiona esta misma fuente. "Nosotros ahora sólo podemos pensar en sacar el mejor resultado posible, y el 27 de junio, en función de lo que vote la gente, ya veremos. Pero ese tema ahora no toca", añade.

Fuentes del PSOE andaluz, por su parte, recuerdan que el 28 de diciembre del pasado 2015 el Comité Federal –máximo órgano del partido entre congresos– aprobó una resolución en la que se estableció que los diputados socialistas votarían no a la investidura del PP, y agregan que ese texto sigue plenamente vigente. "No habrá gran coalición", zanja de forma tajante un cargo del círculo más próximo a la presidenta andaluza Susana Díaz.

¿Por qué aparece el PSOE como principal culpable de que haya nuevas elecciones?

¿Por qué aparece el PSOE como principal culpable de que haya nuevas elecciones?

Más sobre este tema
stats