Constitución española

El PSOE pide consenso previo, Podemos critica que no se cumpla y C's antepone la unidad de España

El presidente de la Gestora al frente del PSOE, Javier Fernández.

infoLibre

El presidente de la Gestora al frente del PSOE, Javier Fernández, ha explicado este martes que su partido buscará "consenso" antes de presentar su propuesta de crear una subcomisión en el seno de la Comisión Constitucional del Congreso para reformar la Carta Magna, informó Europa Press.

Así lo ha explicado el también presidente de Asturias en declaraciones a los periodistas a su llegada a la Cámara Baja, para asistir a la ceremonia con motivo del trigésimo octavo aniversario de la Constitución.

Fernández ha explicado que no ha hablado con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de su intención de abrir la reforma constitucional, pero ha avanzado que el PSOE ya ha dicho que quiere plantear una subcomisión en la Cámara Baja.

"Previamente lo que buscaremos es el consenso para que efectivamente se forme esa subcomisión en el seno de la Comisión Constitucional y se busquen los consensos con los que hacer esas reformas", ha dicho.

Fernández ha recalcado que la Constitución se hizo hace 38 años "con amplios consensos" y ha defendido que son necesarios también para reformarla, un verbo en el que ha insistido: "Reformarla, que no cambiarla".

"La mejor reforma es fortalecerla"

A su juicio, reformar la Carta Magna es "la mejor forma de fortalecerla", frente a quienes "plantean cambiarla de manera radical" y a quienes "la sacralizan de una manera también de hacerla más frágil". Los socialistas, ha remachado, creen que "la mejor fórmula para robustecerla es reformarla".

Previamente, en su comparecencia inicial ante los periodistas, también se le ha preguntado por el planteamiento del PSC de reconocer a España como "nación de naciones", Fernández ha dicho que nación es un término polisémico, pero ha subrayado que desde el punto de vista político, jurídico y constitucional, "hay una sola nación, que es la nación soberana".

"En el lenguaje del derecho, y hoy hablamos aquí de la Constitución, un concepto tiene que tener un significado y el significado de nación desde el punto de vista constitucional no incorpora otro que el que establece el artículo 2 de la Constitución, que nosotros no planteamos cambiar", ha dicho.

Al margen de esto, y cuando se le ha preguntado si el rechazo al referéndum constitucional en Italia debe llevar a aprender alguna lección, ha subrayado que es el primer ministro italiano, Matteo Renzi, el que tendría que haberlas tenido en cuenta a raíz de lo ocurrido antes en Reino Unido, porque se ha demostrado que "los plebiscitos tienen estos riesgos". Fernández ha apuntado que espera que esta tendencia a lo plebiscitario se vaya "amortiguando" porque "es evidente" que en Europa, y no sólo en este continente, "están volviendo fantasmas viejos vestidos de populismos nuevos".

Ciudadanos pide valentía y responsabilidad

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido a los demás grupos políticos representados en el Congreso que sean "valientes" y "responsables" para empezar a buscar el consenso necesario para modernizar la Constitución, pero ha rechazado que en ese debate se hable de "romper la igualdad entre todos los españoles".

Rivera ha afirmado que la Carta Magna ha dado a España "40 años de prosperidad, libertades y bienestar" y ahora toca "afrontar una modernización y una actualización" para "renovar el proyecto común".

Para poder hacerlo ha reclamado "un amplio consenso", y no sólo porque se necesite una mayoría parlamentaria reforzada para aprobar modificaciones constitucionales. "Es sano y bueno que estemos todos. O por lo menos, todos los que queremos estar", ha añadido.

Tras instar a los demás partidos a comenzar este debate, ha indicado que sólo podrán llegar a acuerdos si se dejan a un lado las "reticencias" y nadie intenta "dinamitar la Constitución". Según ha destacado, Ciudadanos defiende "la soberanía nacional y la igualdad de todos los españoles", por lo que su objetivo es "mejorar" la Carta Magna, no "romperla" para "contentar a quienes quieren romper España".

En este sentido, ha defendido que se puede hablar de la financiación, de las infraestructuras y de otros asuntos que afectan a las comunidades autónomas, pero "nunca asumir el debate de la ruptura de la igualdad de todos los españoles". En este contexto, ha recordado que los españoles que quieren seguir viviendo juntos son "la inmensa mayoría".

Rechaza debates identitarios

Por eso se ha mostrado contrario al concepto de España como "nación de naciones" y a abrir un "debate identitario" que "nunca va a llegar a buen puerto". "La solución no es dividirnos por identidades y que cada uno proclame su nación de naciones", ha subrayado Rivera, que también rechaza establecer "privilegios" para determinados territorios, como Cataluña.

A su modo de ver "el único debate posible es de las reformas estructurales, económicas y políticas que pueden modernizar el sistema". En este sentido, cree que el referéndum que se puede hacer no es uno sobre la independencia de una región, sino uno en el que todos los españoles decidan sobre una eventual reforma constitucional.

El líder de Ciudadanos ha mencionado algunos de los puntos que su partido querría cambiar en la Carta Magna, como la reforma del Senado para que sea una verdadera Cámara autonómica, la supresión de los aforamientos políticos, el sistema electoral o la clarificación de las competencias de cada nivel de la Administración y su financiación.

Además, se ha mostrado "convencido" de que si esas reformas se llevan a cabo, "seguramente muchos catalanes y el resto de españoles se sentirán más partícipes del proyecto común". "Hay que actualizarla, entre otras cosas para que en todos los rincones de España sientan como propio el marco constitucional", ha insistido.

Podemos censura la violación de los derechos recogidos

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha reiterado su apuesta por la reforma constitucional considerando el texto vigente como un "punto de partida" y ha denunciado que quienes mantienen la Constitución de 1978 son los mismos que la "violan a diario".

El dirigente de Podemos ha señalado que los máximos defensores de la Carta Magna, "aquellos que se autodefinen como constitucionalistas", en alusión a PP, PSOE y Ciudadanos, son "los mismos que violan a diario derechos recogidos" en el texto, como el del trabajo, el de la vivienda digna, los de la infancia, o las pensiones.

"Son los mismos que mantienen la Constitución de 1978 no como un punto de partida hacia una Constitución mejor sino como una suerte de jarrón chino que no se puede tocar", ha añadido, recordando que en casi 40 años sólo ha sido reformada dos veces, la última, en 2011, para modificar el artículo 135 y "meter la marca de ganado de los bancos extranjeros".

Derecho a decidir

En similares términos se ha pronunciado Carolina Bescansa, responsable de Análisis del partido morado, quien considera que "los enormes niveles de injusticia social demuestran que la Constitución de 1978 no esta funcionando y debe ser punto de partido para un proceso de cambio".

En esa actualización del texto constitucional, Bescansa ha pedido incluir "el derecho a que las distintas nacionalidades expresen como quieren articularse en el país", así como el "derecho a decidir cómo se organiza la economía".

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reclamado una Constitución "que no sirva como candado" y que "reconozca la plurinacionalidad de España" y se ha mostrado convencido de que solamente su partido puede llevar a cabo la reforma de la Carta Magna porque PP, PSOE y Ciudadanos son, a su juicio, "el búnker" y "la triple alianza que permite gobernar a Mariano Rajoy".

Rajoy propone pactar qué parte de la Constitución es “intocable” antes de empezar siquiera la reforma

Rajoy propone pactar qué parte de la Constitución es “intocable” antes de empezar siquiera la reforma

Más sobre este tema
stats