El futuro del PP

Rajoy busca en el PP de Madrid de hace 25 años para abrir una "nueva etapa"

Pío García-Escudero, en el pasillo del Senado.

"El Partido Popular a partir de ahora abre una nueva etapa en la Comunidad de Madrid".Partido Popular Así hablaba Mariano Rajoy el pasado 25 de abril en los pasillos del Congreso de los Diputados. Minutos antes, Cristina Cifuentes había convocado a los medios de comunicación para trasladarles que renunciaba a seguir al frente de la Presidencia de la Comunidad de Madrid. La difusión de un vídeo en el que era descubierta tras, presuntamente, haber introducido un par de cremas en su bolso en un supermercado, se había sumado al caso del máster y decidió anticipar un final que, según ella, había previsto para el día Dos de Mayo, fiesta de la región. Dos días después dejaría también la presidencia del PP de Madrid. Este lunes, Rajoy desveló los recambios para ambos puestos y la impresión que queda, a ojos de las fuentes consultadas, es que esa nueva etapa "tendrá que esperar".

"Todo huele a provisionalidad", resume un diputado regional. En el Gobierno de la Comunidad de Madrid, Rajoy opta por mantener a Ángel Garrido, número dos del Gobierno de Cifuentes. Mientras, para el PP de Madrid, el presidente de los conservadores ha recuperado a Pío García-Escudero. El presidente del Senado ya ocupó este puesto entre los años 1993 y 2004, cuando dejó la formación en manos de Esperanza Aguirre. Hace 25 años.

De ambas decisiones de Rajoy, es la de García-Escudero la que más ha sorprendido a los dirigentes consultados. Garrido no convencía del todo al grueso de la cúpula del PP por haber sido la mano derecha de Cifuentes y no implicar, por tanto, un giro radical, una ruptura con el pasado reciente. Al final, el presidente ha considerado que era la mejor persona para seguir dando "estabilidad" al Gobierno regional. Un Gobierno cuya gestión alabó este lunes el coordinador general, Fernando Martínez-Maillo.

Pero con la elección de García-Escudero, algunas de las fuentes consultadas bromeaban con que se había derribado ese mito de que Rajoy es un hombre "previsible". "Ni aguirrismo, ni cifuentismo, aguirrismocifuentismo, un hombre para poner al PP de Madrid, harto de golpes, a punto", valora un diputado regional. Esta última idea, la de que es una persona de transición, era la más extendida este lunes en el partido. Aunque también había quien especulaba con que García-Escudero puede acabar siendo uno de esos "pesos pesados" del partido.

Pese a que García-Escudero no entra de ese perfil de renovación para el PP de Madrid en el que confiaban muchos de sus compañeros, las fuentes consultadas mantienen que el presidente del Senado es un político "respetado" por todos y que está en un puesto lo suficientemente alto como para tener mayores ambiciones. Su misión va a ser, interpretan, poner a punto al partido para los comicios de 2019. Para ello contará como número dos con Juan Carlos Vera, diputado por Madrid, coordinador de Organización del PP nacional y dirigente de máxima confianza de Rajoy. Ya desempeñó puestos similares en la gestora que Génova instauró en el PP de Madrid cuando dimitió Esperanza Aguirre en 2016. "Una buena opción para no quemar a otros", resumen.

Sin dar "pistas" a la oposición

En Génova son insistentes en que el órgano que liderará García-Escudero no es una gestora. Se respetarán, pues, la estructura interna del partido, pero el presidente del Senado tiene potestad para hacer los nombramientos que considere oportunos. Ahí será, señalan en el partido, donde se percibirá la renovación. Entre esos nombres se ubicará con casi total seguridad el de Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP.

Hasta la marcha de Cifuentes, Casado era fijo en las quinielas para encabezar la candidatura al Ayuntamiento de Madrid. Cifuentes, por su parte, estaba llamada a repetir como número uno para la Comunidad de Madrid. Ahora, Casado sigue siendo fijo. Pero no está claro para cual de las dos instituciones madrileñas.

"Si Pío [García-Escudero] y Garrido son de transición, que así parece, Rajoy está evitando dar pistas a la oposición. Y, de paso, evitar que se desgasten", relata un miembro del Comité Ejecutivo Nacional. Junto a Casado, en sectores conservadores, se ha puesto sobre la mesa el nombre de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría

El presidente del Gobierno se ha tomado más de una semana para comunicar los nombres de quienes en los próximos meses llevarán las riendas del Gobierno y del PP madrileños. En este tiempo, desde el PP se especuló con diferentes perfiles e, incluso, con apartar a Garrido. "Rajoy ha demostrado que esas decisiones las toma él", valora un diputado.

El PP de Madrid ficha a una 'superviviente' como secretaria de comunicación

El PP de Madrid ficha a una 'superviviente' como secretaria de comunicación

Más sobre este tema
stats