Crisis en el PSOE

Sánchez convoca la Comisión de Garantías para después del Comité Federal

La presidenta de la Comisión de Garantías del PSOE, Isabel Celaá

I. U.

La presidenta de la Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE, la vasca Isabel Celaá –considerada afín al secretario general Pedro Sánchez–, convocará una reunión de ese órgano para este sábado 1 de octubre, después de la cita del Comité Federal que se reunirá ese mismo día. La normativa interna del PSOE atribuye en exclusiva a la Presidencia la capacidad de citar a la comisión, que entre sus funciones tiene la de interpretar los estatutos y resolver conflictos.

Según informaron a Europa Press fuentes socialistas, esta cita tendría lugar una vez finalizado el Comité Federal extraordinario que convocó este jueves la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, en la que únicamente quedan 18 miembros tras la cascada de dimisión registrada el miércoles, que supuso un intento de los críticos por forzar la salida de Sánchez. Precisamente los críticos no reconocen ya legitimidad a la ejecutiva, pues están vacantes más de la mitad de los puestos.

Pero la dirección de Sánchez continúa con sus planes y su convencimiento de que en el Comité Federal de este sábado se aprobará la fecha del Congreso Federal Extraordinario. La propuesta de los afines a Sánchez es celebrar primarias el 23 de octubre y el cónclave el 12 y 13 de noviembre. Por ello, los planes de Celaá consisten en convocar a la comisión de garantías para abordar el inicio del proceso de recogida de avales para el congreso, pues en la hoja de ruta de los de Sánchez el plazo para ello se abriría este mismo domingo.

El sector del PSOE que respalda a Pedro Sánchez recalca que la Comisión Federal de Ética y Garantías tiene la competencia de velar por la puesta en marcha de este proceso de recogida de avales. Además, la dirección de Sánchez asegura que no contempla la hipótesis de que este sábado no se apruebe la convocatoria del congreso extraordinario. Estas mismas fuentes argumentan que, según los estatutos, una vez han quedado vacantes más de la mitad de los puestos de la ejecutiva debe convocarse un Comité Federal que, a su vez, ponga fecha a la elección de una nueva dirección.

El plan de los críticos

De prosperar los planes de Isabel Celaá, se imposibilitaría la voluntad del sector crítico de debatir al comienzo del Comité Federal un informe de la comisión de garantías que avalara la posibilidad de dejar la dirección del partido en manos de una comisión gestora hasta la convocatoria del próximo Congreso Federal, toda vez que los detractores de Sánchez consideran que él ya no tiene el poder en el partido y que su ejecutiva está de facto disuelta al quedar en ella menos de la mitad de sus puestos originales.

Esa circunstancia, la ausencia de más de la mitad de los miembros de la ejecutiva, se produjo tras la cascada de dimisiones del miércoles, cuando 17 de los 35 miembros que quedaban en ese órgano presentaron una carta de renuncia. Unidas a tres bajas anteriores –dos por renuncia voluntaria y una por fallecimiento–, el resultado fue que 20 de los 38 asientos quedaron vacíos. En el mismo escrito en el que formalizaron su renuncia, los dimisionarios reclamaron que interviniera la comisión de garantías para ratificar su interpretación: que el elevado número de vacantes conlleva la disolución automática de la ejecutiva.

Un día después, este jueves, tres de los cinco miembros de la Comisión de Ética y Garantías del PSOE, críticos con la dirección del partido, registraron un escrito en el que reclamaron una convocatoria urgente de este órgano y advirtieron de que si ello no se producía "en un plazo no superior a 24 horas" emitirían una "opinión fundada en Derecho" sobre la situación del partido tras la dimisión de la mayoría de su Ejecutiva. También reclamó esa convocatoria Verónica Pérez, secretaria general del PSOE de Sevilla y que ha ocupado la Presidencia del Comité Federal en las reuniones celebradas en los últimos dos años.

Precisamente Pérez, tras conocer la convocatoria de Celaá, ha asegurado este viernes en declaraciones a Cuatro que el movimiento es una "nueva argucia reglamentaria" de los defensores de Sánchez. "Eso no le vale a nadie", ha dicho la dirigente andaluza, quien ha recordado que ella quería que la comisión se reuniera ya este jueves porque tiene "dudas jurídicas" sobre la legalidad de la convocatoria del Comité Federal. Pérez ha insistido en que la comisión de garantías debe reunirse para aclarar e interpretar las normas y se ha preguntado si "algunos no quieren" que este órgano se reúna porque temen que decida cosas que "no les gustan".

La Ejecutiva del PSOE pide “serenidad” y evitar concentraciones ante las sedes

La Ejecutiva del PSOE pide “serenidad” y evitar concentraciones ante las sedes

Más sobre este tema
stats