La nueva legislatura

Sánchez niega que el PSOE vaya a dejar sin apoyo a los alcaldes de Podemos

Sánchez niega que el PSOE vaya a dejar sin apoyo a los alcaldes de Podemos

Ibon Uría

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado este lunes que su partido "va a consolidar desde una oposición leal y exigente" los gobiernos municipales de los alcaldes de plataformas impulsadas por Podemos: "No vamos a desestabilizar ningún Gobierno municipal que estemos apoyando desde la oposición", ha agregado Sánchez, que ha citado como ejemplos las corporaciones locales de Madrid –liderada por Manuela Carmena–, Zaragoza –cuyo primer edil es Pedro Santiesteve– y Santiago de Compostela –allí el alcalde es Martiño Noriega–.

En una rueda de prensa en la mañana de este lunes tras la reunión de la Permanente de la Comisión Ejecutiva Federal de los socialistas, Sánchez ha asegurado que los concejales de su partido en los diferentes ayuntamientos no harán "responsables" a "los ciudadanos" del "sectarismo de Pablo Iglesias". "El PSOE es coherente con lo que ha venido ejerciendo tras el 24 de mayo, cuando dijimos sí al cambio, que fue liderar gobiernos municipales de cambio donde fuimos la lista más votada y donde no, apoyar a esos gobiernos municipales", ha reiterado.

Sobre la investidura y la formación de un nuevo Gobierno, ha insistido en que "el bloque de izquierdas no suma" y que el "cambio" tiene que ser "trasversal", "horizontal" y que no podrá ser "monocolor" en los ideológico, sino que deberá incluir "distintas ideologías". Sánchez ha añadido que Ciudadanos y PSOE negociarán "conjuntamente" a partir de ahora y ha reclamado al líder de Podemos, Pablo Iglesias "que deje de bloquear el cambio". "Incluso la peor de las medidas del acuerdo del PSOE con Ciudadanos es mejor que mantener a Rajoy en funciones. Iglesias ha traicionado a su electorado", ha apuntado.

Sánchez culpa a Podemos

El candidato socialista, que la semana pasada fracasó dos veces en el Congreso de los Diputados al no lograr los votos necesarios para ser investido presidente, ha criticado a Podemos: "No se puede decir 'o todo o Mariano Rajoy sigue siendo presidente del Gobierno'". En esa línea, ha considerado que "dos partidos", PSOE y Ciudadanos, "entendieron el mensaje de cambio" emitido por los electores en las urnas y fraguaron un "acuerdo progresista y reformista" que es "la única solución ahora mismo para el país", mientras otros dos partidos, PP y Podemos, han integrado "una coalición negativa y de bloqueo".

"La gran sorpresa es que yo pensaba que por afinidad ideológica me iba a entender más y mejor con el señor Iglesias, pero cada vez que le he tendido la mano ha buscado excusas para no sentarse a la mesa, o se ha situado en el terreno del chantaje y la línea roja. No entiendo el rencor y el odio del señor Iglesias al PSOE", ha concluido Sánchez, que ha insistido en que "sólo hay dos opciones: o cambio o Rajoy", y que ha calificado al partido morado de "tabla de salvación de Rajoy" al tiempo que le ha pedido que negocie sobre la base del acuerdo con Ciudadanos, que es un "acuerdo abierto, que se puede cambiar".

Sánchez ha cargado contra el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, al exigirle que "se deje de vetos" y que no se preocupe de "el empleo de los dirigentes de Podemos" sino de "lo que importa a la gente que votó a Podemos y que no entiende que se haya aliado con el PP". El socialista ha considerado que "Iglesias votó para que Rajoy siga siendo presidente" al decir no a su investidura en el Congreso y le ha pedido que "se sume" o, que al menos, "no impida" el cambio de Gobierno. Preguntado por la posibilidad de un Ejecutivo de coalición PSOE-Podemos, Sánchez ha dicho que esa opción "no suma".

No al PP

Finalmente, el líder del PSOE ha afirmado que su partido "no va a apoyar a Rajoy ni a ningún otro candidato del PP", aunque no ha respondido a la pregunta de si el abandono de Rajoy facilitaría un acuerdo de gran coalición: "Yo no valoro hipótesis", se ha limitado a decir. Sánchez ha recordado que le apoyan "131 diputados y diputadas" y ha subrayado que "si Rajoy e Iglesias quieren hablar" se hablará de "políticas" y no de "sillones". Así, ha mostrado su intención de mantener la iniciativa en las negociaciones porque "Rajoy está aislado, completamente solo" en el parlamento y porque es incapaz de "sumar un sólo diputado más".

El socialista ha señalado su preferencia por Podemos y ha pedido a formaciones como IU-Unidad Popular –que aboga por reunir nuevamente la mesa a cuatro entre PSOE, Podemos, IU y Compromís– que "respeten" su intención de negociar con Ciudadanos sentado en la misma mesa, a falta de ver cómo se "materializan" esos contactos y su formato. En palabras de Sánchez en próximas fechas podría haber "reuniones de líderes" o de los equipos negociadores. "Está por ver", ha zanjado el candidato, para quien el texto que cerró con los de Rivera es "un buen germen de lo que necesitan los españoles".

El PSOE advierte a Podemos de que no negociará sin Ciudadanos

El PSOE advierte a Podemos de que no negociará sin Ciudadanos

Más sobre este tema
stats