La situación en el PP

Santamaría evita pronunciarse sobre la continuidad de Barberá en el Senado

Santamaría evita pronunciarse sobre la continuidad de Barberá en el Senado

La vicepresidenta del Gobierno en funciones no quiso este viernes pronunciarse sobre un debate que está instalado en el PP y en el Gobierno: el de si Rita Barberá debe de renunciar a su escaño después de la última decisión del Supremo, que la acerca a la imputación por blanqueo."El Gobierno no tiene posición sobre personas que están siendo investigadas", defendió.

La número dos del Gobierno señaló que la exalcaldesa de Valencia "ya no es afiliada al PP". "El PP ha tomado su decisión al respecto", añadió en alusión a las conversaciones entre la dirección nacional y Barberá que condujeron el miércoles a que accediera a entregar su carné del partido.

Preguntada en varias ocasiones sobre el mismo tema, sostuvo que "la titularidad de los escaños no corresponde a los partidos políticos por decisión constitucional".

Santamaría fue preguntada también por las ocasiones en las que había apoyado a la exalcaldesa en el pasado y defendió que cuando hizo esas declaraciones, su opinión era igual a la de los ciudadanos de Valencia que en muchas ocasionas la habían aupado a la Alcaldía con mayoría absoluta.

Cuando el PP no se ha recuperado del caso Soria, un escándalo en el que se evidenciaron dos discursos: el de Rajoy, Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría y Luis de Guindos defendiendo el nombramiento como director ejecutivo del Banco Mundial y el de casi todos los barones en contra, estos días volvieron a aflorar en público algunas diferencias entre dirigentes del partido y miembros del Gobierno sobre el caso Barberá. Mientras Cospedal defiende que la exalcaldesa ha hecho lo mejor para los intereses del partido, otros cargos del PP y del Gobierno insisten en que no es suficiente y reclaman que renuncie al escaño.

Alusión a los ERE

Un día después de que se conociera que la Fiscalía pide 6 años de prisión para Griñán y 10 de inhabilitación para Chaves por el caso ERE, Santamaría hizo una alusión velada a este escándalo al sostener que "estos días se han conocido avances en diferentes casos de corrupción que afectam a diferentes partidos que están llamados a entenderse para formar Gobierno".

"Días de mucho, vísperas de nada", intentó resumir con este refrán la situación que se crea cuando un partido carga un día contra otro por casos de corrupción y al día siguiente tiene que callar porque también ha sido salpicado por estos casos. Un día se habla mucho, dijo, y al día siguiente se tiene que "callar bastante". 

Santamaría consideró que "un acuerdo para formar Gobierno" también podría conllevar que PSOE, PP y Ciudadanos consensuaran "un conjunto de medidas contra la corrupción".

Rajoy se desentiende de Barberá: “No tengo ninguna autoridad sobre ella”

Rajoy se desentiende de Barberá: “No tengo ninguna autoridad sobre ella”

Más sobre este tema
stats