El futuro de la radiotelevisión pública

Seis claves para entender el proceso de renovación de RTVE

Ciudadanos anónimos y personajes populares se unen a la convocatoria de #ViernesNegro4 en defensa del cambio en RTVE

 La renovación de la cúpula de RTVE ya está en marcha. El Gobierno de Pedro Sánchez dio carpetazo el pasado viernes a meses de bloqueo, desencuentros y retrasos a la hora de afrontar la elección de un nuevo Consejo de Administración y un nuevo presidente para la corporación, una renovación que se pactó en septiembre de 2017 pero que llevaba meses paralizada y que amenazaba con verse tutelada por PP y Ciudadanos. En un plazo máximo de menos de un mes, RTVE tendrá nuevo presidente y nuevos consejeros, aunque su nueva cúpula no será la definitiva: la idea de realizar un concurso público para escogerla sigue vigente y se llevará a cabo en los próximos meses.

Fue el pasado viernes cuando la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, anunció que el Ejecutivo había decidido agarrar el toro por los cuernos y poner fin al bloqueo de la renovación de la cúpula de RTVE. Sánchez ha aprovechado el fin del mandato del presidente de la corporación, José Antonio Sánchez, para abordar por decreto los cambios. Pero los objetivos prioritarios son dos: poner fin a la etapa de control político del PP y de manipulación informativa que ha presidido las emisiones de la radio y la televisión públicas desde hace casi siete años y garantizar su independencia. Y, para ello, el Gobierno no ha dudado a la hora de poner en marcha una solución "de urgencia", en palabras de la propia Celaá, de carácter provisional, pero que acaba de raíz con la intención de PP y Ciudadanos de controlar los nuevos nombramientos.

  ¿Qué dice la norma que se aprobó en 2017?

Las Cortes aprobaron en septiembre del año pasado una reforma de la ley que rige RTVE para revertir la polémica reforma que llevó a cabo el PP nada más llegar al poder, en 2012, y que le sirvió para poder escoger al presidente de la corporación haciendo uso de su mayoría absoluta. El acuerdo de PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos sirvió para volver a poner negro sobre blanco que la elección del presidente de RTVE tendrá que contar con el apoyo de una mayoría de dos tercios del Congreso.

Además, también se estableció con la reforma que el Consejo de Administración de RTVE –de entre cuyos miembros sale el presidente– se escogerá por concurso público. La ley indica que los aspirantes a consejeros tendrán que comparecer ante "un comité de expertos designados por los grupos parlamentarios" para valorar su idoneidad, y dicho grupo elaborará informes sobre ellos que remitirá al Congreso. La reforma aprobada estipula que, para ser escogidos, los candidatos que hayan superado la criba del comité de expertos tendrán que ser apoyados por dos tercios de la cámara que corresponda –el Congreso elige seis miembros del Consejo de Administración y el Senado, cuatro–, aunque en esta primera renovación les bastará con reunir el apoyo de la mayoría absoluta de los diputados y de al menos la mitad de los grupos parlamentarios.

  ¿Por qué no se ha aplicado hasta ahora?

La disposición transitoria segunda de la reforma aprobada en 2017 lo dejaba claro: las Cortes tenían el encargo de aprobar el reglamento para llevar a cabo la elección del Consejo y el presidente de RTVE "por concurso público" en un plazo de "tres meses", es decir, antes de enero de 2018. No obstante, el grupo de trabajo para redactar la normativa se constituyó en diciembre, y ante la falta de acuerdo de los grupos han tenido que ser las Mesas de Congreso y Senado con el apoyo de los letrados de las Cortes las que se ocuparan de componer el texto definitivo.

PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos llegaron a un principio de acuerdo en marzo, y a principios de junio el PP decidió sumarse al consenso de las tres fuerzas y dar el visto bueno a la realización del concurso público. No obstante, la polémica no terminó ahí: el pasado día 19 de junio, los conservadores pactaron con Ciudadanos –con el rechazo de la izquierda– la redacción final del reglamento, y en ella contemplaban que el comité de expertos encargado de valorar la idoneidad de los candidatos a consejeros estuviera compuesto por 6 miembros elegidos por el PP, 3 por el PSOE, 2 por Unidos Podemos, 1 por Ciudadanos y el último por algún grupo minoritario. Esa distribución garantizaba a la derecha tener mayoría en el órgano que realizará la primera criba para la elección del nuevo Consejo de Administración de RTVE.

  ¿En qué consiste el decreto aprobado por el Gobierno?

Fue este pacto entre PP y Ciudadanos el que precipitó que el Ejecutivo tomase la decisión de renovar por decreto la cúpula de RTVE. Aprovechando que el mandato de José Antonio Sánchez como presidente de la corporación acababa el pasado viernes, el Gobierno decidió poner en marcha unilateralmente el proceso de sustitución de los consejeros decretando el cese de todo el Consejo de Administración e iniciando la renovación a través de un procedimiento exprés.

El procedimiento que impulsa el real decreto es sencillo. El Congreso tiene 15 días para elegir a seis de los diez nuevos consejeros de RTVE (primero por mayoría de dos tercios; después por mayoría absoluta y el apoyo de al menos la mitad de los grupos parlamentarios), el mismo plazo y los mismos requisitos que tendrá el Senado para decidir los cuatro que le corresponden. Según el texto, además, el Congreso será responsable –una vez elegidos los consejeros– de designar, en el mismo plazo de 15 días, al presidente de RTVE de entre los elegidos para el Consejo de Administración.

  ¿Puede el PP bloquear la renovación en el Senado?

Los conservadores cuentan con una amplia mayoría absoluta en la Cámara alta, pero eso no les servirá para bloquear los cambios en RTVE, si esa fuera su intención. El real decreto aprobado por Sánchez establece que si el Senado no elige a los cuatro consejeros que le corresponden "transcurrido el plazo de 15 días" del que dispone, "el Congreso podrá, excepcionalmente y en el plazo de diez días naturales adicionales, proceder a la elección de estos"; el único requisito es que la Cámara baja tendrá que respetar "las candidaturas que, en su caso, ya se hubieran presentado en el Senado". Es decir: la renovación de RTVE tendrá lugar, como máximo, en un plazo de 25 días a contar desde el pasado sábado.

  ¿Cuánto durará el mandato de los consejeros y el presidente?

Al anunciar el decreto, Celaá hizo hincapié en que se trataba de una solución "de urgencia" y transitoria. Y su provisionalidad queda clara en el texto, que establece que "el mandato de los consejeros y del presidente" elegidos a través del método exprés diseñado por el Gobierno "finalizará cuando sean nombrados los consejeros y el presidente por el procedimiento previsto" en la reforma de RTVE aprobada en 2017. Es decir, en cuanto se lleve a cabo el concurso público, en el que los dirigentes que se escojan en las próximas semanas "podrán ser renovados" en sus puestos si superan el procedimiento de elección consensuado.

  Entonces, ¿se va a celebrar el concurso público?

Sí, se va a celebrar, aunque aún no hay fecha para ello. Pero con la aprobación del decreto, Sánchez también aprovechó para deshacer el pacto al que habían llegado PP y Ciudadanos para tener mayoría en el comité de expertos que servirá para hacer la primera criba de candidatos a consejeros de RTVE: frente al reparto pactado por la derecha, el Gobierno ha decretado que dicho comité estará formado por un representante por cada grupo parlamentario, tenga el número de escaños que tenga. "Adicionalmente, cada miembro de la Comisión Mixta [de Control Parlamentario de la Corporación RTVE y sus Sociedades] podrá proponer la designación de otra persona, siendo nombradas aquellas que hayan sido propuestas, al menos, por cuatro miembros", apunta el texto.

PSOE y Podemos acuerdan proponer al periodista Andrés Gil al frente de RTVE

PSOE y Podemos acuerdan proponer al periodista Andrés Gil al frente de RTVE

Más sobre este tema
stats