LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ábalos complica a Sánchez la gestión política del 'caso Koldo' al aferrarse al escaño en el Grupo Mixto

Sumar se articula como "partido instrumental" con una ejecutiva y una asamblea de afiliados

Yolanda Díaz, el pasado sábado durante la presentación del acuerdo de coalición para el 23J.

Sumar contempla en estatutos la estructura y organización de su funcionamiento como partido instrumental y su organización, como es la constitución de una Asamblea General compuesta por afiliados y una dirección del partido. También está el esbozo de las bases de un futuro código ético que pauta, como mínimo, la dimisión automática con apertura de juicio oral en delitos de corrupción, violencia de género o contra derechos fundamentales. Así figura en las líneas maestras del partido instrumental comandado por la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que también programa para el futuro lanzar sendos documentos organizativos y éticos.

Dentro de los principios básicos de funcionamiento, consultados por Europa Press, Sumar promulga la apertura e implicación de la ciudadanía y sociedad civil en las propuestas de Sumar y, también, establece que en los reglamentos que desarrollen los procesos de elección de cargos orgánicos o de representación de Sumar contemplarán fórmulas para, en su composición, respetar la paridad de género y reflejar la pluralidad y diversidad social y cultural del país.

El principal órgano del partido instrumental impulsado por la vicepresidenta Yolanda Díaz es una Asamblea General que estará constituida por afiliados, que podrán actuar directamente o por delegación y se reunirá de forma ordinaria mínimo una vez al año.

La Mesa de Coordinación será órgano ejecutivo

Recae sobre ella la elección y cese de la dirección de Sumar, que se define como Mesa de Coordinación, aprobar cambios estatutarios y normativos, programas políticos o acordar la disolución del partido instrumental. Aparte, se fija que será renovada con carácter ordinario cada cuatro años, mediante votación de afiliados y elegidos por mayoría simple, y se fija la Comisión de Garantías del partido como el tercer órgano principal de Sumar.

En dicha Mesa de Coordinación recae las labores ejecutivas y, en principio, estarán formadas por entre tres y diez personas según fije la Asamblea. Entre ellas figurará una Presidencia, una Secretaría y la Tesorería del partido, con unas atribuciones que van desde la aprobación de presupuestos anuales y de campaña, gestionar las cuentas y patrimonio de la formación, establecer cuotas a sus afiliados, aprobar o denegar peticiones de afiliación; o validar si procede coaliciones y acuerdos postelectorales, así como candidaturas a las elecciones donde concurra Sumar.

También se pauta que un 35% de la afiliación puede reclamar que los miembros de la Mesa de Coordinación comparezcan en una Asamblea General para rendir cuentas de su actividad. El máximo órgano ejecutivo también puede decretar la disolución del partido instrumental si así lo deciden tres quintas partes del órgano, fijando en ese caso que el patrimonio de Sumar se ceda a entidades en defensa de los Derechos Humanos.

Asimismo, la Mesa de Coordinación tendrá también entre sus funciones elaborar un código ético al que se someterán todos los miembros de Sumar, que a rasgos genéricos incluirá obligaciones como abstenerse de tomar decisiones cuando concurran intereses personales o económicos, dimisión de cargos cuando tengan apertura de juicio oral por delitos de corrupción, violencia de género o medioambientales o cualquier contra derechos y libertades fundamentales, al igual que gestionar con equidad y eficiencia los recursos de los que disponga el partido.

Posible doble afiliación y simpatizantes

Por otra parte, Sumar define las pautas de afiliación al partido instrumental, fijando que las peticiones para formar parte de la organización deben resolverse aproximadamente en un mes. "Las personas que quieran afiliarse y participar lo harán en igualdad de condiciones, independientemente de su pertenencia a otras organizaciones, asociaciones o partidos", ahonda el documento.

Entre los derechos de los afiliados destacan la posibilidad de ser elegibles para cargos de dirección, entre otros, y en el apartado de deberes se incluye el abono de cuotas, acatar los estatutos de Sumar y los acuerdos aprobados en el seno del partido.

Por otro lado, se incluye un apartado para adscribir a simpatizantes, que en los estatutos quedan definidos como 'personas amigas de Sumar', que en este caso sus condiciones se desarrollarán en un estatuto específico si bien se anticipa que serán informadas y podrán participar en actividades del partido, así como en consultas y votaciones que pauten los órganos de dirección.

El régimen disciplinario

Mientras, también se define un régimen disciplinario que, como es habitual en las formaciones políticas, pauta las condiciones de apertura de expedientes y, en su caso, sanciones por vulneración de los estatutos o del futuro código ético.

Entre las infracciones graves incluye la vulneración de Derechos Humanos, con especial atención a situaciones generadas por motivo de orientación sexual e identidad y expresión de género y de odio contra colectivos vulnerables. A ello se suma incurrir en cualquier forma de corrupción en el ejercicio del cargo público, o ejercerlo en contra de las bases estatutarias y el código ético de Sumar.

Otras infracciones graves consisten en propagar noticias falsas que desprestigien o sean descalificatorias contra la organización, realizar declaraciones públicas que comprometan el nombre de Sumar sin contar con el debido refrendo de la dirección, hacer dejación de funciones encomendadas y desoír los acuerdos y directrices de los órganos de dirección.

En base a sus estatutos, Sumar se define como un partido de ámbito estatal y cuya finalidad es la "promoción de los Derechos Humanos en todos los ámbitos sociales, políticos e institucionales", encaminando su actividad al "impulso de la democracia, la igualdad, la libertad y el progreso humano en todas sus dimensiones". Las sanciones oscilan entre la suspensión de afiliación por diferentes periodos a la expulsión de Sumar.

También se regula la suspensión cautelar de afiliación a personas incluidas en un proceso penal cuando se haya dictado auto de apertura de juicio oral por delito relacionado con la corrupción o la violencia de género, así como de manera automática la expulsión de Sumar a condenados por alguno de estos delitos.

"Instrumento para la concurrencia electoral"

Es más, el partido instrumental se define como un "movimiento democrático ciudadano orientado a la transformación social a través de las instituciones y la sociedad civil", así como un "espacio de encuentro" entre la ciudadanía y las fuerzas políticas progresistas. Y a continuación añade que Sumar también está concebido como "un instrumento para la concurrencia electoral, la actividad parlamentaria e institucional, con voluntad de gobierno y de servicio público".

Entre sus objetivos, aspira a profundizar en un estado Social y democrático de Derecho que sitúe "las personas en el centro" y hacer realmente efectivo el cumplimiento de los "mandatos constitucionales", garantizando la participación de la ciudadanía en la vida política, económica, cultural y social.

Más economía y menos ruido: los partidos de Sumar pactan una campaña común y positiva liderada por Díaz

Más economía y menos ruido: los partidos de Sumar pactan una campaña común y positiva liderada por Díaz

Por otro lado, se describe como un "movimiento europeísta" que propugna la construcción de un modelo social en Europa que haga de la solidaridad un eje fundamental, así como una acción volcada en "mejorar la vida de la gente y ensanchar la democracia, en sus dimensiones económica, social y política; alentando una igualdad efectiva entre hombres y mujeres, una transición ecológica justa".

También deja patente en su documento estatutario que reconoce y valora la pluralidad de España, su "diversidad cultural y lingüística como una riqueza común".

Los estatutos de la formación incorpora otros datos como la descripción del logo principal Sumar, que consiste en la letra 'S' con una raya horizontal en la parte superior, incorporando como colores corporativos el magenta y el negro.

Más sobre este tema
stats