La portada de mañana
Ver
El Gobierno sacará adelante el plan de reparación para víctimas de abusos con o sin la Iglesia

El 'caso Ayuso'

La viceconsejera de Aguirre que medió en favor de Ayuso ante Avalmadrid era también dirigente de esta entidad

La exviceconsejera de Economía del Gobierno madrileño Eva Piera.

La viceconsejera de Economía del Gobierno de Esperanza Aguirre que medió en favor de la actual presidenta madrileña ante Avalmadrid también era en aquel momento miembro del consejo de administración de la entidad semipública, dedicada a la financiación de las pymes madrileñas y cuyos principales accionistas son la propia Comunidad de Madrid y Bankia –con algo más del 30% del capital cada uno–. Según la documentación que obra en poder de infoLibre, Eva Piera Rojo desempeñó su labor como consejera de Avalmadrid entre el 11 de septiembre de 2008 y el 21 de febrero de 2013. Por tanto, formaba parte del órgano de gobierno de la entidad en el momento en el que se puso en contacto con uno de sus directivos para facilitarle el teléfono de Isabel Díaz Ayuso. Un día después, Ayuso envió un email a esa persona pidiéndole determinada información sobre MC Infortécnica, la empresa propiedad en un 25% de sus padres que había recibido pocos meses antes un préstamo de 400.000 euros de Avalmadrid. Un dinero que nunca fue recuperado.

El primer intercambio de correos electrónicos que afecta a Ayuso sobre Avalmadrid se produjo el 13 de julio de 2011. A las 17:12 horas, Piera escribió a un directivo de la entidad el siguiente mensaje: “Mil gracias otra vez por anticipado. El teléfono de Isabel Díaz Ayuso es el 650 XXX XXX. Abzs. Eva”. El contenido íntegro del email demuestra que ambos habían tratado previamente el asunto, aunque por el momento se desconocen los términos exactos en que la entonces vicepresidenta de Economía del Gobierno de Esperanza Aguirre planteó el tema al directivo de la entidad semipública. Este periódico intentó recabar sin éxito la versión sobre estos hechos de Piera, que tras su salida de la política comenzó a trabajar en el sector privado, primero en BBVA y actualmente en Mapfre.

Veinticuatro horas después de ese contacto, Díaz Ayuso escribió desde su cuenta de Gmail a este mismo directivo un correo electrónico facilitándole los datos identificativos de sus padres y de varias empresas del Grupo MC, entre ellas MC Infortécnica. “La relación entre socios es cordial hasta la fecha y lo seguirá siendo con seguridad. Aunque mi familia no quiere más que estar tranquila, jubilarse y tener una casa donde vivir y llevar la enfermedad de mi padre. Es todo muy difícil”, escribió la presidenta de la Comunidad el 14 de julio de 2011, un día antes de convertirse en diputada del PP en la Asamblea de Madrid. El 15 de julio, a las 11:26, ese directivo reenvió el mensaje a un tercero para solicitar la información reclamada por Ayuso. Y lo hizo escribiendo en el asunto “RV: Datos MC Infortécnica (Presidencia de la Comunidad de Madrid)”, lo que prueba que Avalmadrid trató el caso como si fuera un encargo de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, que entonces estaba en manos de Esperanza Aguirre.

“Xxxxxxx me puedes mirar incidencias o Asnef de estas empresas y sobre todo de los particulares. El informa lo he sacado yo. Gracias”, decía el mensaje, que iba acompañado de los nombres de la madre y el padre de Díaz Ayuso –Isabel Ayuso Puente y Leonardo Díaz Álvarez–, sus documentos de identidad y cuatro sociedades que formaban parte del grupo empresarial en el que participaba la familia de la ahora presidenta madrileña. “Asnef” se refiere a la base de datos de morosos que gestiona la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, un fichero que consulta cualquier banco o entidad crediticia antes de conceder un préstamo para valorar la solvencia del solicitante. En cuanto al “informa”, hace referencia a una de las principales bases de datos sobre empresas que existen en la actualidad en España.

Estos correos no fueron los únicos que intercambió Ayuso con el directivo de Avalmadrid. Sin embargo, son los que reflejan los primeros contactos –que se conozcan– de la dirigente conservadora con la entidad semipública y el papel desempeñado en aquellas fechas por parte de la exviceconsejera de Economía del Gobierno de Esperanza Aguirre. De los mensajes desvelados por este diario se infiere que Eva Piera Rojo fue la que se encargó de mediar en favor de la recién investida presidenta del Ejecutivo madrileño ante Avalmadrid. Y lo hizo a pesar del cargo que por aquél entonces ocupaba en la empresa. Porque Piera no era solo la número dos de Economía del Gobierno de Esperanza Aguirre. También formaba parte del Consejo de Administración de la empresa con capital público-privado.

En concreto, según la información del registro mercantil consultada por este diario, la exviceconsejera de Economía del Ejecutivo madrileño ocupó el cargo de presidenta de Avalmadrid en representación del Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade) hasta el 11 de septiembre de 2008. Ese día, le sustituyó al frente de Avalmadrid Juan Manuel Santos-Suárez. En aquella reunión, el órgano de gobierno de Avalmadrid acordó también nombrar, a propuesta del Imade, a Piera como consejera de la empresa semipública. Unos meses después, el 29 de junio de 2009, se dio luz verde en la reunión de la Junta General Ordinaria de la sociedad a la reelección de Piera como consejera, un cargo por un plazo de cuatro años que aceptó. La que fuera número dos de Economía de la Comunidad de Madrid permaneció en el puesto hasta el 21 de febrero de 2013, cuando presentó su dimisión con efectos de la citada fecha. Tras eso, dio el salto al sector privado. 

El hecho de que Piera formara parte del órgano de gobierno de la entidad en el momento en el que se produjo la mediación a favor de Ayuso es un dato relevante. Principalmente, porque el directivo con el que trató el tema de la recién investida presidenta madrileña y al que le hizo llegar el teléfono de la dirigente conservadora era un subordinado. Piera no ha querido responder a las preguntas planteadas sobre este tema por infoLibre [puedes consultarlas en la Caja Negra al final de esta información]. Tampoco Avalmadrid quiso pronunciarse al respecto.

  La trayectoria público-privada de Piera

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, Eva Piera Rojo (Madrid, 4 de enero de 1968) arrancó su carrera profesional en el sector privado. Tras culminar en Francia su máster en Economía Internacional, se incorporó en 1993 a Société Générale, tal y como consta en el currículum vitae que figura en la página web de Mapfre, la aseguradora para la que trabaja en la actualidad. En la compañía gala de servicios financieros, Piera ocupó varios cargos de responsabilidad. Empezó como vicepresidenta de Financiaciones Estructuradas y Sindicaciones, Renta Fija-Mercado de Capitales (1993-1999) y posteriormente pasó a desempeñar las funciones de directora de Financiaciones Sindicadas para España y Portugal (1999-2005) y de directora de Financiación de Adquisiciones Estratégicas para España y Portugal (2006), un puesto en el que se mantuvo hasta que dio el salto a la administración madrileña.

Su carrera en el sector público arrancó durante los últimos compases de la primera legislatura de Esperanza Aguirre y se mantuvo durante más de un lustro. Entre 2006 y 2008, Piera ocupó los cargos de directora general de Empleo de la Comunidad de Madrid, directora general de Economía del Ejecutivo conservador y presidenta de Avalmadrid, dedicada a la financiación de pequeñas y medianas empresas de la región. Dos años que le sirvieron de preparación para los nuevos cargos que estaban por llegar. Durante la segunda legislatura de Esperanza Aguirre, y tras su primer intento fallido de entrar en la Asamblea regional –fue en el puesto 74 de la lista del PP–, fue designada como viceconsejera de Economía de la Comunidad, un puesto que compatibilizó con los de presidenta del CITET, presidenta de varios consorcios científico-tecnológicos –TecnoGetafe, Leganés Tecnológico y Móstoles Tecnológico–, miembro del Comité Ejecutivo y Junta Rectora de IFEMA, vicepresidenta del Patronato de la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid o consejera de Avalmadrid.

Tras seis años desempeñando cargos de responsabilidad en el Ejecutivo madrileño, Piera dio el salto a la Asamblea en las elecciones autonómicas del año 2011. Lo hizo como número 27 de la lista encabezada por Aguirre, en la que también figuraba el nombre de Isabel Díaz Ayuso en el puesto 74. Ambas se hicieron con un escaño –la actual presidenta madrileña después de la renuncia de varios diputados conservadores–. Tras los comicios, Piera continuó desempeñando sus funciones como viceconsejera de Economía y vocal del órgano de gobierno de Avalmadrid. Y lo hizo hasta pocos meses después de que Aguirre dejara la Presidencia del Ejecutivo regional en manos de Ignacio González. En febrero de 2013, fue fichada por el BBVA de Francisco González como directora global de Relaciones Institucionales y, cuatro años más tarde, en octubre de 2017, empezó a trabajar como directora general de Relaciones Externas de Mapfre.

Pocos meses antes de entrar en plantilla de la aseguradora, Piera saltó de nuevo a los medios de comunicación en el marco de la Operación Púnica. En un informe incorporado a la pieza sobre la supuesta entrada de dinero negro en el PP de Madrid, revelado en mayo de 2017 por El Confidencial,  los investigadores reseñaron que el supuesto cabecilla de la Púnica, Francisco Granados, había anotado en septiembre de 2014 en su agenda una relación de compañías que iba acompañada “de nombres que parecen corresponder con altos cargos directivos de las empresas reseñadas”. En dicha lista, desvelada unos meses antes por infoLibre, figuraba “Eva Piera” junto al BBVA, el banco para el que trabajaba en 2014 la exviceconsejera de Economía madrileña. Este diario también trasladó a Piera varias cuestiones planteadas relacionadas con este asunto que tampoco quiso responder.

En el marco de la Púnica, Piera también tuvo que declarar como testigo el pasado 25 de octubre por la supuesta manipulación de adjudicaciones del Ejecutivo madrileño para desviar fondos en 2011 a El Laboratorio de Almagro 36, una de las principales empresas encargadas de realizar la campaña electoral al PP de Madrid en las elecciones autonómicas de 2011.

  El trato de favor de Avalmadrid

Para entender la parte del caso Ayuso relacionada con Avalmadrid hay que remontarse al 15 de marzo de 2011. Ese día, la entidad semipública concedió un préstamo de 400.000 euros a la empresa MC Infortécnica SL, propiedad en un 25% de los padres de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid. El crédito contaba con una única garantía hipotecaria –una nave industrial en el municipio de Sotillo de la Adrada (Ávila), propiedad del padre de Ayuso–y el aval solidario de los ocho accionistas de la sociedad, que obligaba a responder de la devolución del préstamo con todos los bienes presentes y futuros que tengan los avalistas. Esto último es lo que preocupaba principalmente a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Por ello, tres meses después de que se concediera el crédito, Ayuso se puso en contacto gracias a la intermediación de Piera con un directivo de Avalmadrid para saber si sus progenitores podían perder el patrimonio en caso de impago.

Tras este primer contacto con la entidad semipública, llegaron otros al menos hasta septiembre de 2011. Así, el día 14, la entonces diputada del PP en la Asamblea de Madrid envió cuatro emails más a su contacto en Avalmadrid en el que exponía sus sospechas sobre que los socios de sus padres formaban parte de una trama para dejar morir al Grupo MC y montar otras empresas dedicadas a la misma actividad. “Si se pudiera demostrar que han montado empresas para desviar el negocio y dejar morir a la otra”, señalaba Ayuso en uno de esos correos. El mensaje, revelado por este diario, demuestra que en esas fechas la diputada autonómica conservadora sabía ya que MC Infortécnica SL no podría devolver el préstamo que le había concedido Avalmadrid. A pesar de ello, aceptó que sus padres le donasen una vivienda y un local de oficinas en Madrid en dos operaciones sospechosas de un delito de alzamiento de bienes. Durante los cinco años que fue dueña del local de oficinas, Ayuso no pagó el IBI al Ayuntamiento de Madrid.

Ayuso habla por primera vez sobre sus escándalos: "No ha habido ningún trato de favor de Avalmadrid"

Ayuso habla por primera vez sobre sus escándalos: "No ha habido ningún trato de favor de Avalmadrid"

Estos correos electrónicos no son la única evidencia del trato de favor de Avalmadrid. Tal y como temía Ayuso, MC Infortécnica no realizó el 15 de diciembre de 2011 el primer pago que le correspondía por el préstamo –100.000 euros de principal y 3.292 euros de intereses–. Así que desde Avalmadrid se pusieron en contacto con los administradores de la compañía para ver qué ocurría. La respuesta fue que estaban teniendo problemas para cobrar importantes cantidades que le debía el sector público, pero se negaron incluso a aportar copia de esas supuestas facturas impagadas. La entidad semipública decidió entonces llevar el tema a la reunión que mantuvo su Comité de Morosidad el 2 de abril de 2012. En ella, se adoptó la decisión de cancelar el préstamo, ejecutar la única garantía hipotecaria que existía y proceder contra los avalistas solidarios. Pero Avalmadrid no ha embargado ninguna de las 12 propiedades valoradas en 2,97 millones de euros con las que los padres de Ayuso y los otros seis accionistas justificaron su solvencia para pedir el crédito de 400.000 euros.

[Puedes consultar aquí todas las informaciones desveladas por infoLibre sobre el caso Ayuso]

 

Más sobre este tema
stats