Antonio de la Torre: “Me hubiera gustado mucho hacer cualquiera de los personajes de ‘As Bestas’”

Antonio de la Torre, en una imagen de archivo.

La Trinchera infinita (2019), El Reino (2018) o AzulOscuroCasiNegro (2006) son algunas de las películas más conocidas del actor malagueño Antonio de la Torre. Gracias a las dos últimas, ganó los Goya como mejor actor protagonista y de reparto, y es, con catorce, el intérprete con más nominaciones en la historia de estos premios. Su primera aparición en la gran pantalla fue en 1994 con la película Los peores años de nuestra vida, dirigida por Emilio Martínez Lázaro. 

“A mí siempre lo que más me inspira es la vida”. Así comienza Antonio de la Torre esta conversación con infoLibre. Y una de las cosas que más le interesan y apasionan es meterse “en lo más profundo de la ideología de una persona”.

La vida profesional de Antonio de la Torre no ha sido lineal, aunque es cierto que una de las cosas que más le ha interesado, desde jovencito, ha sido la interpretación. Por ello, tras estudiar Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y trabajar en Canal Sur presentando los informativos deportivos del fin de semana, decidió poner fin a esa etapa e inscribirse en los cursos de la Escuela de Interpretación Cristina Rota

Uno de los elementos por los que destaca este centro es por el interés que tiene su fundadora en que actores y actrices adquieran una formación multidisciplinar para que así se comprometan mejor con la función social del artista y con la propia creación de arte. Gracias a estas enseñanzas, De la Torre cuenta –y sin tapujos– que no le importaría interpretar a Hitler, ya que le supone un increíble “reto”: “Entender cómo funcionan algunas cabezas totalmente opuestas a la mía y entender qué razones le llevan a hacer lo que hizo y por qué”. Y es que el trabajo de actor o actriz consiste en interpretar una acción, un personaje ficticio o real, mediante el uso de la voz, la mímica, los recursos corporales y emocionales para transmitir al espectador un conjunto de ideas y realidades. Y “en ese sentido el oficio del actor es apasionante”, concluye. 

Muy relacionado con esto está la admiración hacia Javier Bardem. “Me parece un actor muy arriesgado, muy valiente, muy animal, no sé, un actor total y envidio la valentía con la que se atreve con los papeles y siempre puedes estar esperando algo distinto”, señala. Otro de los hombres de cine a los admira es a Rodrigo Sorogoyen. A sus órdenes protagonizó la película que le dio el Goya a mejor actor protagonista, El Reino, en 2019. De la Torre encarna la figura de un empresario elegante y seguro de sí mismo que se ve involucrado en una trama de corrupción. Con esta obra Sorogoyen pretendía relatar una realidad muy compleja pero desde el punto de vista de las personas corruptas, así como cuestionar el papel que juegan los medios de comunicación.    

Otro thriller es la próxima obra de Sorogoyen y se estrenará el 11 de noviembre de este año: As Bestas. Con esta película el director madrileño exhibe su talento a la hora de crear situaciones cargadas de violencia. Antonio de la Torre afirma que, tras tener la oportunidad de haber visto la película, le hubiera gustado mucho representar “a cualquiera de sus personajes”. Vaticina ya que “puede ser una de las grandes películas de la temporada”. Precisamente estos días se ha conocido que As Bestas es una de las tres películas españolas aspirantes a competir en los próximos Oscar, junto a Alcarrás y Cinco lobitos

Cambiando de época, contexto y situación, Antonio de la Torre nos recomienda volver al pasado, concretamente a 1939, con Lo que el viento se llevó. Este clásico del cine fue nominado en los Oscar trece veces, llevándose diez de las estatuillas a mejor película, mejor director (Victor Fleming), mejor guion adaptado (otorgado póstumamente a Sidney Howard), mejor actriz (Vivien Leigh) y mejor actriz de reparto (Hattie McDaniel), entre otros. Se convirtió en la película más rentable hasta aquel momento y muchos la consideran imprescindible para entender la historia del cine. 

No le importaría interpretar a Hitler, ya que le supone un increíble “reto”: “entender cómo funcionan algunas cabezas totalmente opuestas a la mía y entender qué razones le llevan a hacer lo que hizo y por qué”

No es casual, por tanto, que el actor malagueño elogie este filme: “Me gusta mucho porque es un clásico que prevalece en el tiempo”. Además, no solo la recomienda por ser la típica película que todo el mundo debería ver, al menos, una vez en la vida, sino más bien porque considera que “para mirar al futuro en tiempos inciertos” es una gran historia. Sobre todo, destaca la escena final en donde Escarlata O'Hara, interpretada por Vivien Leigh, exclama: "Pensaré en eso mañana". "Esa frase en esa época tan dura, tan salvaje, cómo esa mujer, una superviviente, se aferra pese a todo a la vida... me parece fascinante”, subraya.

Maribel Verdú: "Me han vuelto loca Ladgerda de ‘Vikingos’ y Polly Gray de ‘Peaky Blinders’"

Maribel Verdú: "Me han vuelto loca Ladgerda de ‘Vikingos’ y Polly Gray de ‘Peaky Blinders’"

Más sobre este tema
stats