Librepensadores

La explotación de los estudiantes 'au pair'

Tania Martínez Tomás

El Centro de Derechos de Migrantes de Irlanda ha advertido de la explotación en el no regulado sector au pair.au pair

El término au pair es utilizado para definir a quienes eligen viajar a un país extranjero para aprender otro idioma de la mano de una familia que los acoja en su casa. Esto a cambio de, en teoría, dedicar unas pocas horas al día al cuidado de los niños. Pero miles de familias se escudan en este concepto para emplear mano de obra barata en sus hogares.

El aprender inglés siendo au pair es toda una tendencia y está muy bien vendido por las agencias, a veces de pago, y webs gratuitas que se dedican a poner en contacto a jóvenes y a familias interesadas en este llamado “intercambio” de beneficios.

¿Intercambio o empleo abierto a la explotación?

Desde este tipo de agencias, a las familias se les anima a acoger a un/una au pair con argumentos como: “Puede llevar a tus niños al colegio, recogerlos, darles la comida, ayudarlos con los deberes... –y añaden, ojo– dado que una au pair es parte de la familia, estará encantada de ordenar las habitaciones de los niños, hacer la colada y mantener la casa limpia”.

No sólo eso, a las familias también se les dice que “si tienen ganas de salir una noche, su au pair estará también encantada de hacer de niñera y sin coste extra”. Así explica una misma agencia que tener una au pair en casa es útil para muchísimas cosasau pair, dando por hecho que estas tareas no son nada extraordinario para alguien que busca un intercambio para aprender. Además añaden, para que quede claro, que una au pair “es muy rentable”. au pair

“Creen que pueden tener una esclava”

Con estas recomendaciones no es extraño que haya familias que se crean con el derecho a explotar a quienes se presentan como su au pair. “Mucha gente aquí no entiende el concepto de au pair, creen que pueden tener una esclava, y es que no entienden que una au pair no puede sustituir a una niñera, una cocinera y una limpiadora”.

Esto me lo decía una mujer en Bandon, un pueblo de unos 6.500 habitantes al sur de Irlanda. Ella me contaba que en demasiadas ocasiones ha oído quejarse a familias irlandesas de que su au pair quería tener más tiempo libre del que ella piensa que mereceau pair. “Me molesta que chicas como tú os vayáis pensando '¡qué malos son los irlandeses!'”, me decía afirmando sentir vergüenza ajena por este tipo de actitudes.

Algunas webs que ponen en contacto a jóvenes y familias aconsejan que ambas partes firmen un acuerdo para que no haya confusiones en cuanto a las tareas que deben o no realizarse. Existe un modelo de contrato europeo que dice que la/el au pair no debe trabajar más de cinco horas al día. Pero nada obliga a que esto se cumpla.

20.000 'au pair' en Irlanda están expuestas a la explotación 

Un informe reciente del Centro de Derechos de los Migrantes de Irlanda (MRCI) indica que el número de chicas extranjeras que trabajan como au pair ha crecido considerablemente en los últimos cinco años, y con ello las quejas por explotación laboral. “Irlanda no ha firmado los acuerdos internacionales por los que se rige el sector au pairing”, denuncia el informe.

Según este estudio, aproximadamente 20.000 Au pair trabajan en casas de familias irlandesas, aunque advierten de que es muy difícil contabilizar cuántas personas están incluidas en este sector, dado que no hay datos oficiales. Pero desde el MRCI aseguran que el escudarse en el concepto de au pair para tener a una empleada para todo (en la mayoría de los casos son chicas) es una tendencia creciente en la que las agencias que ponen en contacto a familias y a jóvenes juegan un papel clave.

'Au pair' como sinónimo de mano de obra barata

En Bandon he conocido casos de chicas que viven con familias como au pair y trabajan hasta diez horas diarias de lunes a viernes, por 100 o 120 euros semanales. Además, como sugieren las agencias que suelen asesorar a ambas partes, el trabajo de niñera durante noches de fin de semana está incluido en esa paga. Las familias no se sienten obligadas a remunerar horas extra.

Según el citado informe hay quienes llegan a trabajar más de setenta horas semanales. Estas condiciones están muy lejos de ser un intercambio de beneficios, y las au pair son, en realidad, empleadas sin derechosau pair  completamente desprotegidas ante los abusos. Según el MRCI, “au pair se ha convertido en sinónimo de oferta barata de cuidado de los hijos y trabajo doméstico”.

Tania Martínez Tomás es socia de infoLibre

Los estudiantes convocan huelgas contra la Lomce para los días 13 y 14 de abril

Más sobre este tema
stats