Música

Wyoming: “Javier Krahe era el hombre serio más gracioso de todos los tiempos”

Wyoming: “Javier Krahe era el hombre serio más gracioso de todos los tiempos”

Javier Krahe (Madrid, 1944) falleció durante la madrugada de este domingo en su casa de Zahara de los Atunes (Cádiz), donde iba “todos los veranos a componer canciones”, según contó esta mañana a infoLibre Wyoming, presentador de El Intermedio y amigo íntimo del cantautor.

“Me he venido a verle y mira con lo que me he encontrado. Ahora estamos aquí todos los amigos en su casa”, explicó el humorista mientras recordó que Krahe era “fundamentalmente un hombre sabio, no solo por la erudición sino porque dominaba completamente su entorno y sabía siempre lo que había que hacer, cómo había que hacerlo y cuándo”.

De su personalidad, Wyoming destacó que el cantautor “era el hombre serio más gracioso de todos los tiempos”, porque tenía la habilidad de “desentrañar lo absurdo de las situaciones que a nosotros nos resultan invisibles y de hacer reír a los que le rodeaban contando solo lo elemental”.

Íbamos a hacer una película en septiembre a modo de La silla de Fernando (de David Trueba y Luis Alegre), para sentarlo y que nos contara, y hacerle preguntas de qué es el amor, qué es Dios”. El objetivo era que el cantautor deslumbrara al público de la misma forma que lo hacía con sus amigos y los dejaba "hipnotizados" cuando, en las noches del verano gaditano, se quedaban “hasta las tantas” hablando y tocando en la calle.

El presentador de televisión y también músico lamentó que no haya quedado un documento que dé testimonio de la personalidad de Krahe. Ya que solo al escucharle “te dabas cuenta de que estabas delante de un gran maestro en el sentido más elemental de la palabra: un hombre que enseña”.

Javier Krahe “supo vivir bien”, su rebeldía hacia los convencionalismos le hizo “no tener jefe y durante toda su vida hizo exacta y puntualmente lo que quiso, a diferencia del resto de los mortales”, destacó Wyoming.

“No ha dejado ni sustituto ni escuela”

El cantautor pasó toda su vida instruyéndose, tanto en el ámbito musical como en todos los demás. “Era de una calidad inigualable. Yo no he conocido a nadie que esté a su altura”, le ensalzó Wyoming al tiempo que señaló que se ha ido y “no ha dejado ni sustituto ni escuela”.

Para el presentador de El Intermedio no existen hoy cantautores del tamaño de Krahe, quien, además de ser un genio musical, “tenía una gran sabiduría que sabía traducir en las letras más sencillas, por eso era tan grande, además de ser un gran poeta”.

De entre todas sus canciones, su gran amigo recomendó Abajo el alzhéimer. “Me gusta especialmente porque él solía presentarla diciendo 'yo del alzhéimer no soy partidiario', y entonces hablaba de sus cien amores”, recordó entre risas y con cariño.

“La gente no se sentía atraída en masa” por su música, reconoció Wyoming, “pero nunca le preocupó porque vivía de sus actuaciones”. El presentador relató que “mucha gente más joven, cuando les hablaba de Javier lo metían en un saco de tostón de la época de la Transición”, pero que, sin embargo, “cuando les obligaba a escucharle, ni un solo caso, y son muchos, pudo evitar ser fan incondicional”, concluyó.

Javier Krahe, la ironía como arma

Javier Krahe, la ironía como arma

Más sobre este tema
stats