LUCHA CONTRA EL PARO

Los contratos temporales y a tiempo parcial sustentan la creación de empleo en 2014

La economía española creó empleo en 2014 por primera vez desde que comenzó la crisis. Así lo indican las cifras de afiliación a la Seguridad Social, que ha terminado el año con un aumento de su media de cotizantes del 2,5%. Figuran de alta 417.574 personas más que en 2013. Sin embargo, ese crecimiento se sustenta sobre pilares frágiles y peligrosos. Porque dicho empleo, según las estadísticas, es temporal y a tiempo parcial.

El abuso del contrato temporal no es una novedad en el mercado de trabajo español. Todo lo contrario; se trata de una tara que se resiste a desaparecer: el porcentaje de contratos indefinidos sobre el total de la contratación apenas ha aumentado seis décimas en 2014. Si en todo 2013 se firmaron 1,13 millones de contratos indefinidos, el 7,67% de los 14,79 millones de contratos registrados, en 2014 fueron 1,35 millones, el 8,07%. Ni el contrato de apoyo a los emprendedores –indefinido, aunque con un periodo de prueba de un año y muy bonificado– ni la tarifa de plana –reducción a 100 euros de la cotización por contingencias comunes a los contratos fijos– consiguen modificar apreciablemente ese desigual reparto a favor de los empleos temporales: nunca por debajo del 92% de los contratos.

Por el contrario, sí que es nuevo el auge del trabajo a tiempo parcial. Con este tipo de contratos sí están funcionando los estímulos creados por el Gobierno. En 2008 los contratos a tiempo parcial representaban el 24,75% de la contratación. Se firmaron 4,1 millones. En 2014, equivalen ya al 34,8%%. Es decir, se han disparado en 10 puntos porcentuales, 1,23 millones más de contratos por horas. Al menos hasta el mes de noviembre, porque Empleo no facilita el dato de los contratos temporales a tiempo parcial acumulados en el año, sólo el de los indefinidos. Los más precarios, los parciales y temporales eran el 22,2% en 2008; hoy son el 32%, han crecido en la misma proporción, otros 10 puntos.

Por encima de 2011

El número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo –el antiguo Inem– también se redujo en 2014. Un 5,39%, lo que equivale a 253.627 personas. Aun así, sigue siendo superior en 25.352 desempleados al que cerró diciembre de 2011, cuando Mariano Rajoy llegó al poder. Y las cifras de afiliación a la Seguridad Social continúan siendo inferiores a las que había en 2003, tal ha sido la fuerza destructiva de la crisis. En diciembre la Seguridad Social cuenta 454.708 cotizantes menos que en el mismo mes de 2011.

Como reconoció el propio secretario de Estado de la Seguridad Social Tomás Burgos, de los 3,2 millones de afiliados perdidos estos años de recesión, sólo se han recuperado hasta ahora 624.467, el 19,5%. El cociente entre el número de cotizantes y el de pensionistas sigue reduciéndose: ya es de 2,25, apenas por encima del existente en diciembre de 1999.

La campaña de navidad pincha

Los datos anuales han dejado en segundo plano los del mes de diciembre, que desde distintos sectores se había anunciado como la mejor campaña de navidad desde el comienzo de la crisis. Sin embargo, este año las listas del paro se han rebajado el último mes en 64.405 personas, un 40% menos de lo que las contrataciones navideñas en 2013 las habían reducido: 107.570.

Esa caída se produjo únicamente gracias al sector servicios –65.275 parados menos– porque en la industria y en la construcción creció el desempleo –2.435 y 12.689 inscritos más–. Y gracias a la contratación de mujeres. El pasado mes de diciembre salieron de las listas del paro 56.703 desempleadas por sólo 7.702 hombres. Si se acude a las estadísticas de la Seguridad Social, el mayor aumento de afiliación corresponde al sector del comercio, con 30.965 nuevos cotizantes. Es decir, el empleo creado en diciembre se limita casi exclusivamente a contratos de temporada por la campaña navideña, feminizado y temporal: los contratos indefinidos cayeron en diciembre un 15% respecto a noviembre. Si ese mes representaron el 8,49% de los contratos, en diciembre se quedaron en el 7,21%. En conjunto, además, la contratación sólo ha crecido un 0,09% respecto al mes anterior: se han firmado únicamente 1.289 contratos más que en noviembre. 

Aunque también merecen destacarse los 11.717 nuevos afiliados en las administraciones públicas. El sindicato CSI-F ha acusado al Gobierno de “maquillar” las cifras de cotizantes en las administraciones públicas sirviéndose del empleo interino. “Estas cifras fluctúan, en función del mes, en decenas de miles de cotizantes al alza y a la baja”, asegura.

El Estado se gasta 117 euros menos por parado que en 2012

Según los datos que ha hecho públicos el Ministerio de Empleo, correspondientes a noviembre, la cobertura de las prestaciones por desempleo continúa su caída libre. Sólo percibe una ayuda pública el 57,88% de los parados registrados, cuando en 2012 eran el 64,29%. Las altas tramitadas han disminuido un 21,4% respecto a 2013, arrastradas por la caída del 28% de las prestaciones contributivas, las más elevadas. Así, el número de personas que las cobran se ha reducido un 20,6% en un año: 981.802, el 42,1% de quienes perciben ayudas. Son más los que cobran el subsidio –426 euros–: 1,07 millones de parados.

Por tanto, también cae el gasto del Estado por cada beneficiario: 802,5 euros en noviembre de 2014, cuando en el mismo mes de 2012 alcanzaba los 919,4 euros.

La CEOE se ha felicitado por los buenos datos del paro “en un mes generalmente bueno para el empleo por la época navideña”. “El descenso del paro, el aumento de la afiliación a la Seguridad Social y las cifras de contratación denotan una mejora de la situación, alentadora para seguir avanzando en el largo camino que queda por recorrer para alcanzar los niveles de empleo previos a la crisis”, explica la patronal.

Por el contrario, UGT y CCOO advierten ante una creación de empleo “temporal, parcial y devaluado”. El sindicato que dirige Cándido Méndez alerta ante el peso del “efecto desánimo” en la rebaja del número de inscritos en las oficinas de empleo, mientras el encabezado por Ignacio Fernández Toxo destaca que el empleo temporal y a tiempo parcial creado, junto con la devaluación de los salarios “fomentada por la reforma laboral hace que encontrar un trabajo sea cada vez menos una garantía para llevar una vida independiente o salir de la pobreza”.

Otro récord laboral español: se dispara un 27% el número de quienes trabajan en condiciones de subempleo

Otro récord laboral español: se dispara un 27% el número de quienes trabajan en condiciones de subempleo

Más sobre este tema
stats