REESTRUCTURACIÓN FINANCIERA

La devaluación de Bankia y BMN aumenta en casi 1.400 millones la cuantía que se perderá del rescate a la banca

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri (i), saluda al presidente de BMN, Carlos Egea.

El Banco de España ha rebajado en un año la cuantía del rescate financiero que el Estado espera recuperar. A cierre de diciembre de 2015, calculaba que reingresaría 15.664 millones de los casi 57.000 millones de dinero público inyectado entre 2008 y 2014. Al término del ejercicio de 2016, cifra en 14.275 millones el importe de lo que el Estado espera recobrar. Son 1.389 millones menos, resultado de la devaluación que ha sufrido la participación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en Bankia y en Banco Mare Nostrum (BMN). En sus últimas cuentas, el FROB rebaja en 474 millones el valor de su 67,1% del capital de Bankia, y en 915 millones el del 65% que posee en BMN. El pasado marzo el organismo anunció la fusión de ambos bancos, asegurando que vender en Bolsa ambas entidades le reportaría 401 millones de euros más que si las ofrecía al mercado cada una por separado. La operación será aprobada por las juntas de accionistas de los dos bancos el próximo día 14.

Hay que recordar que Bankia recibió fondos por importe de 22.424 millones de euros y BMN, 1.645 millones más. Es decir, si se cumplen las previsiones del Banco de España, el Estado perderá el 40% de los 24.069 millones inyectados en ambas entidades.

El Banco de España ha actualizado en su último informe las cifras del rescate bancario, que no son muy prometedoras. Las ayudas concedidas por el FROB ascienden a 56.865 millones de euros, de las que se recuperarán el 6,8%. Es decir, el supervisor da por perdidos 42.590 millones. De los 14.275 millones antes citados, 3.873 ya han sido reembolsados, sólo 407 más que un año antes. El resto corresponde a la cantidad que debería pagarse por la venta de las acciones de Bankia y BMN.

Pero si las arcas públicas no van a volver a ver el dinero inyectado en las entidades financieras rescatadas, otro tanto puede decirse del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que se nutre de las aportaciones de los bancos privados. El FGD concedió un total de 19.872 millones de euros, según la última actualización del Banco de España, de los que sólo han recuperado hasta ahora 673 millones de euros, el 3,1% de lo aportado.

Una factura total que roza los 80.000 millones

El rescate financiero se componía de cinco tipos de ayudas: las inyecciones de capital, la compra por parte del FGC de las acciones no cotizadas que se habían dado a los preferentistas y tenedores de deuda subordinada de Nova Galicia Banco y Catalunya Banc, los avales, garantías y Esquemas de Protección de Activos (EPA) concedidos por el Estado, créditos extraordinarios del Banco de España y del FROB, y finalmente las aportaciones del FROB a la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el conocido como banco malo.

De las primeras, 54.353 millones aportados por el FROB y 9.745 millones por el Fondo de Garantía de Depósitos, se han recuperado 3.873 millones: 977 millones de Caixabank por las ayudas a Banca Cívica, 800 millones de CajaSur, 782 millones de Catalunya Banc, 783 millones de Nova Galicia Banco, 407 millones de Ibercaja y 124 millones de Liberbank. A esa cantidad habrá que sumarle los 604 millones de euros cuya devolución anunció Unicaja el pasado día 1.

El Fondo de Garantía de Depósitos compró las acciones no cotizadas concedidas a los preferentistas de Nova Galicia y Catalunya Banc por importe de 1.803 millones de euros. Las ha vendido después, pero sólo ha obtenido por ellas 673 millones de euros.

Además, el Estado otorgó avales por valor de 110.895 millones de euros, que ya se encuentran cancelados. El Banco de España asegura que de ellos no se ha derivado ninguna pérdida para las arcas públicas; por el contrario, han permitido el cobro de comisiones. No obstante, los EPA se concedieron sobre carteras de créditos e inmuebles tóxicos que han perdido valor y dan lugar a pérdidas: 883 millones al FROB –392 de CajaSur y 491 millones del Banco de Valencia– y 10.008 millones al FGD –5.844 de la CAM, 2.475 de Caja Castilla-La Mancha y 1.689 de Unnim, adquirido por el BBVA–. En garantías el FROB empeñó otros 1.629 millones y el Fondo de Garantía de Depósitos, 389 millones más.

Hasta aquí, la factura neta del rescate bancaria suma 62.754 millones de euros, según el Banco de España, una vez realizados ajustes por inversiones iniciales del FGD y por garantías del FROB. Si a esa cifra se le añaden los 16.300 millones en créditos extraordinarios concedidos como “provisión urgente y transitoria de liquidez” por el Banco de España –9.800 millones– y por el FROB –6.500 millones–, el rescate se eleva hasta los 79.054 millones.

Finalmente, el FROB aportó 2.192 millones de euros a la Sareb. Y el Estado avaló con 40.925 millones la deuda emitida por el banco malo, al que se traspasó el ladrillo tóxico de las entidades rescatadas.

El jefe de los 'hombres de negro' cree que el rescate financiero español fue un "éxito": 54.353 millones públicos de los que se han recuperado 10.402

El jefe de los 'hombres de negro' cree que el rescate financiero español fue un "éxito": 54.353 millones públicos de los que se han recuperado 10.402

Más sobre este tema
stats