La salida de la crisis

El FMI propone subir impuestos indirectos e IVA pese a su impacto en los más pobres

La máxima responsable del FMI, Christine Lagarde, participa en la Conferencia Foro del Banco Central Europeo en Sintra (Portugal).

Los hombres de negro del Fondo Monetario Internacional (FMI) han auscultado la economía española durante dos semanas y han concluido que el enfermo ha mejorado ("ha dado un giro", ""se recupera"), pero necesita otra gran dosis de ricino. En su informe preliminar sobre el estado de al economía, el equipo del FMI encabezado por James Daniel ha recomendado al Gobierno, entre las recetas más destacadas, subir los impuestos indirectos y el IVA, reducir exenciones fiscales, bajar el impuesto de sociedades aunque no más allá del 20% y dar otra vuelta de tuerca al mercado laboral.

La justificación de las medidas, en palabras de Daniel, responde a que la economía española, pese a la mejoría,  "está en una encrucijada" porque para contener el crecimiento de la deuda, reducir el déficit y mantener servicios esenciales tiene que aumentar la recaudación fiscal. Preguntado sobre si el FMI ha observado estas semanas "más alegría"en las calles" como sostiene el Gobierno, Daniel precisó que los técnicos del Fondo han examinado "sondeos y estadísticas".

Los hombre de negro son técnicos. Dicen lo que hay que hacer. La gestión de las consecuencias es cosas de los Gobiernos. El jefe de los hombres de negro admitió que la subida de los impuestos indirectos y del IVA (mediante la eliminación de los tipos reducidos tipos reducidos) puede afectar muy negativamente a las capas más desfavorecidas, las que más han sufrido los efectos de la crisis, por lo que abogó por medidas que compensen esos efectos. Pero el FMI no concreta esas medidas. Daniel aseguró al respecto que la decisión de apoyar a los desfavorecidos que reciban ese nuevo castigo es "cosa de cada Gobierno".

Medidas impositivas

El FMI defiende así las medidas impositivas, que se aproximan más a las propuestas de la Comisión Lagares que  a las medidas filtradas por el Gobierno sobre la próxima reforma, con rebajas en el IRPF e impuestos de sociedades. El FMI lo argumenta asÍ: “Aumentar los impuestos especiales, los impuestos medioambientales y reducir gradualmente el tratamiento preferencial en el IVA permitiría alinear el esfuerzo recaudador de España con el de otros socios europeos”, apunta. Si la propuesta de subir del 10% al 21% el IVA de todos los bienes y servicios properara, el impacto en sectores como la hostelería y el turismo, las locomotoras del empleo, serían muy importantes.

Sobre el mercado laboral, ninguna sorpresa. El FMI defiende la receta tradicional: eliminar la protección "elevada" del empleo fijo, vincular salarios a productividad y a las condiciones específicas del trabajador (lo que recuerda a la propuesta que realizó la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica Oriol) y dar más protagonismo a las agecias de colocación privada.

Para animar la contratación de jóvenes, con un porcentaje de paro superior al 50%, el FMI propone reducir las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, lo que obligaría al Gobierno a cubrir el agujero mediante transferencias para no afectar al equilibrio en el sistema de pensiones.

Quitas de Hacienda y la SS

Para ayudar a las empresas en difiucltades, el Fondo propone que el proceso de reducción de deuda de las empresas viables debería verse apoyado por los acreedores, en especial por la banca y por la Administración Pública, Hacienda y la Seguridad Social.

Fiel en la búsqueda del equilibrio cuando se trata de exponer la situación de sectores económicos clave, el FMI sostiene que la banca española, tras el rescate, es ahora "más fuerte" y segura,ras el rescate aunque constata que "el crédito sigue contrayéndose más rápido de lo deseado". Es decir, todo va bien aunque la función primordial, la que justifica la misma existencia de la banca como en financiar la economía no arranca. El FMI, en equilibrio, atribuye por igual las responsabilidades: no fluye el crédito, dice, porque no hay crédito solvente por parte de las empresas y porque las entidades están volcadas en fortalecer sus ratios de capital. 

Para el sector bancario, clave en la recuperación, el FMI propone lo que ya ha impuesto el Banco de España: limitar los dividendos. Además, propone también limitar los bonus y reducir los costes de operación.

Los 'hombres de negro' del FMI vuelven a España para ver si la recuperación es real

Los 'hombres de negro' del FMI vuelven a España para ver si la recuperación es real

Más sobre este tema
stats