Reforma sector eléctrico

Industria admite que el déficit eléctrico sumará 3.000 millones pese a las reformas y subidas

Industria obligará a pagar por el autoconsumo de electricidad

La Primera Guerra Mundial fue, en sus comienzos, la guerra que iba a a acabar con todas las guerras. La reforma eléctrica recién aprobada por el Gobierno iba a ser, por su parte, la solución definitiva al grave problema del déficit (26.000 millones). Ninguno de los dos anuncios ha pasado la prueba del tiempo. El ministro de Industria, José Manuel Soria, anunció tras el Consejo de Ministros que ha dado luz verde a la reforma eléctrica, que el déficit de tarifa de 2013 se situará "muy probablemente entre 2.500 y 3.000 millones de euros".

Consciente, quizá, de las críticas que podía suscitar el anuncio, Soria añadió que "el objetivo" es que 2013 sea "el último año" de déficit de tarifa y que este desajuste no se produzca en 2014, cuando entrará en funcionamiento el nuevo mecanismo de revisión automática de los peajes.

Pero la realidad es tozuda. En la memoria económica de la orden de revisión de peajes eléctricos aprobada por el Gobierno antes de subir la luz un 3,2% en agosto se consideraba que la subida de tarifas sería suficiente para cuadrar las cuentas del sistema eléctrico ya este año. Sin embargo, la CNE cifra ya en 4.100 millones el desajuste del sistema eléctrico hasta julio.

Se mantiene, por tanto, el grave problema del déficit, definido como la diferencia entre los costes que se reconocen a las empresas por generar electricidad y lo que ingresan en concepto de tarifas. Para acabar con el inmenso agujero, que va camino de los 30.000 millones de euros (el 3% del PIB), el Gobierno de Mariano Rajoy ha ido poniendo parches, recortando primas a las renovables hasta asfixiar sectores completos, subiendo impuestos (7%), creando otros nuevos y aprobando subidas importantes del recibo, como la del 3,2% aprobada en el mes de agosto.

Aumento del recibo

Pese a la sucesión de medidas, el déficit crece y el recibo de la luz, que ha aumentado más del 70% en apenas seis años, sólo es comparable (en la base de los precios) con países como Chipre y Malta.

La reforma eléctrica, además, se ha aprobado por el Gobierno para su tramitación en el Parlamento, con fuertes críticas tanto de la Comisión Nacional de la Energía como de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), organismos ambos que van a desaparecer el mes próximo engullidos por la nueva Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

La CNC, en un informe no vinculante, pidió al Gobierno que incluyera en la reforma medidas que incrementen la competencia en el sector y criticó la imposición de peajes al autoconsumo, la falta de reformas en el funcionamiento del mercado mayorista o el establecimiento de una rentabilidad específica para las energías renovables.

Por su parte, la CNE, de forma muy contundente, ha pedido al Ministerio de Industria que elimine el nuevo "peaje de respaldo" al autoconsumo de electricidad por ser discriminatorio y por hacer inviables los proyectos, lo que va en el sentido contrario de las directivas comunitarias sobre eficiencia energética.

Las comparaciones de la patronal

Frente a las crúiticas, la patronal eléctrica Unesa  sostiene que los autoconsumidores deben pagar peajesUnesa  sostiene "porque están obligados, como cualquier otro consumidor eléctrico, a pagar a través de su factura los costes regulados del sistema".

"De igual modo que quienes optan por un seguro médico privado no dejan por ello de cotizar lo que les corresponde a la Seguridad Social, quienes decidan consumir electricidad autoproducida no pueden dejar de pagar los peajes que les corresponden", señala la asociación que preside Eduardo Montes.

Tras el cruce de críticas, está un mercado exangüe. La demanda no crece, el negocio mengua y las empresas temen por el beneficio. Red Eléctrica de España (REE) publica cada mes los porcentajes de la preocupación: en los ocho primeros meses del año, la demanda de electricidad ha caído un 3,2%. Es un mercado "anémico", según lo ha descrito esta misma semana la agencia de calificación de riesgos Fitch.

Bruselas pide más recortes a Rajoy porque no se cree su política económica

Bruselas pide más recortes a Rajoy porque no se cree su política económica

Más sobre este tema
stats