Mercado de trabajo

El paro registrado baja en noviembre mientras se destruyen 66.829 empleos

El paro registrado baja en noviembre mientras se destruyen 66.829 empleos

El paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha bajado en noviembre un 0,05%: hay 2.475 personas menos inscritas en la oficinas del antiguo Inem. El Ministerio de Empleo destaca que es el primer descenso en ese mes desde 1996. Al mismo tiempo, sin embargo, el número de afiliados a la Seguridad Social ha caído en 66.829 personas, un 0,41% respecto a octubre, pero en 237.505 cotizantes, un 1,44%, respecto a noviembre de 2012. Las cifras son peores si se cuenta el descenso acumulado desde enero: 588.137 personas menos. Es decir, pese a las afirmaciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado miércoles en el Congreso, se sigue destruyendo empleo en España.

Registrados en el antiguo Inem permanecen aún 4,8 millones de personas, 1,1 millones menos de los que figuran en la Encuesta de Población Activa (EPA). La diferencia se encuentra en que la escasa eficacia de los servicios públicos para encontrarles empleo y el agotamiento de las prestaciones al prolongarse la inactividad lleva a muchos parados a no renovar la inscripción. El llamado efecto desánimo se ve alentado con la caída continuada de la cobertura de las prestaciones. Ya está a niveles de 2005. En octubre –las cifras de prestaciones se comunican con un mes de retraso respecto a las del desempleo– se ha reducido un 4,6% respecto al año anterior y ya se sitúa en el 60,51%. Es decir, cuatro de cada 10 parados no cobra ninguna ayuda.

Otro dato que apunta en la misma dirección es que mientras el número de beneficiarios de prestaciones contributivas ha descendido un 10,5%, los de la renta activa de inserción –426 euros para mayores de 45 años que hayan agotado el resto de las prestaciones– crecen casi un 7%. De forma que ya son el 55,7% de los beneficiarios de una ayuda los que reciben una prestación asistencial.

También por ese motivo no deja de reducirse el gasto en prestaciones. En octubre fue de 2.328,7 millones de euros, un 12% menos que hace un año. La cuantía media bruta de cada prestación contributiva ha caído igualmente y es 33 euros más pequeña que en octubre de 2012, un 3,8% menor.

En noviembre, un mes más, se repite el patrón estacional del empleo en España. La afiliación a la Seguridad Social se ha reducido en 77.689 personas, un 7,76%, en la hostelería, una vez concluida la temporada turística. De ahí que donde más crezca el paro registrado sea en Baleares –9.012 desempleados más– y Cataluña –4.512 más–. Por el contrario, ha aumentado el número de nuevos cotizantes en el sector de la educación –23.667 personas, un 3,36% más–, por el comienzo del nuevo curso. Curiosamente, y pese a los recortes en el empleo público, el segundo sector donde más crece la afiliación es en el de Administración Pública y Defensa: 11.183 nuevos trabajadores, un 1,14% más.

Desplome indefinido, auge parcial

Otra tendencia que se reafirma es la débil calidad del empleo que se crea. Los contratos indefinidos se desploman un 22,46% en noviembre respecto a 12 meses antes, y un 6,15% respecto a octubre. Desde el pasado mes de febrero la contratación fija no deja de caer. En las mujeres, además, ese descenso es mayor: un 12,2% respecto a hace un año, mientras que los hombres con contrato indefinido aumentan un 0,31%.

Por el contrario, los temporales, que continúan representando el 92,4% de todos los contratos, crecen un 9,2% en tasa interanual. Y de ellos, los que más, los contratos de formación, que se disparan un 73% respecto a noviembre de 2012. También se mantiene la tendencia al alza del trabajo a tiempo parcial, al menos cuando está asociado a contratos temporales. En un año han despegado un 10,61%. Así, los de jornada parcial representan ya el 31,4% de los contratos que se firman en España, casi un tercio. En cualquier caso, el número total de contratos de todo tipo formalizados en noviembre ha caído un 21,54% respecto a octubre.

Finalmente, persiste el descenso del cociente entre número de afiliados a la Seguridad Social y número de pensionistas. En octubre se ha quedado en el 2,28 –en septiembre era de 2,34–, lo que sitúa esa relación al nivel del año 2000. La Seguridad Social ha perdido 3,08 millones de cotizantes desde diciembre de 2007, cuando alcanzó su máximo, mientras que ha ganado 713.139 pensionistas. Ahora se contabilizan 16,3 millones de afiliados ocupados y 8,3 millones de pensionistas.

De la esperanza a la precariedad insostenible

“Son datos que invitan a la esperanza”, ha subrayado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, quien ha destacado dos datos: que el régimen de autónomos lleva tres meses consecutivos de afiliación positiva y que “mes a mes se comprueba que los jóvenes están encontrando empleo”, informa Europa Press.

UGT, por el contrario, critica que el Gobierno apueste “por un modelo de salida de la crisis basado en la precariedad laboral” que tacha de “frágil e insostenible”. “Ahora hay 388.000 parados registrados más [que hace dos años], la contratación es claramente de peor calidad y el nivel de protección de los parados es muy inferior”, resume el sindicato.

CCOO destaca que el “ligero” descenso del número de desempleados no puede hacer olvidar el aumento del paro de larga duración y de la tasa de pobreza. Y pone el foco en el recorte del 46,3% en el presupuesto destinado a políticas activas de empleo para 2014 respecto a 2011, un 5,9% menos comparado con el de este año. “Eso supone un gasto por parado de 614 euros, en lugar de los 1.461 de 2011: la inversión por persona desempleada desciende un 58%”, resalta.

El paro registrado sube en noviembre y encadena cuatro meses de alzas

El paro registrado sube en noviembre y encadena cuatro meses de alzas

Más sobre este tema
stats