Crisis del coronavirus

Por qué las previsiones económicas no son útiles (ni lo serán hasta que la población esté vacunada)

La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

España sufre "la mayor correción del FMI". El Fondo "sube la previsión de crecimiento de la economía mundial pero rebaja la española". O "desinfla la recuperación" nacional. Todos estos titulares se publicaron tras conocerse que la previsión del organismo que dirige Kristalina Gueorguieva recortaban el crecimiento previsto por el Ejecutivo Sánchez para el actual 2021 del 7,2% al 5,9%. 

Lo que nadie tituló es que en apenas tres meses el FMI ha rebajado la caída del PIB español para el año pasado, 2020, del 12,8% al 11,1%. Nada menos que 1,7 puntos entre octubre y enero, que se parecen mucho a la caída del 11% registrada por el INE este viernes y mejoran incluso la penúltima estimación del Ministerio de Economía lanzada en octubre (-11,2%). La pérdida real del Producto Interior Bruto es importante, pero las previsiones catastrofistas del Fondo y de otros cuatro organismos internacionales en torno a España han fracasado estrepitosamente.

Lo que ha pasado más bien es que los resultados arrojados por el FMI han reforzado las proyecciones de la Vicepresidencia Tercera y Ministerio de Asuntos Económicos, dirigida por Nadia Calviño. Lo están haciendo a toro pasado, pero los titulares se los llevan los cataclismos a futuro. Economía proyectó una merma del 11,2% del PIB en octubre y ahora recorta ese derrumbe dos décimas. También refuerzan las perspectivas de la Airef, que en noviembre vaticinó una caída de entre el 10,7% y el 11,4% en tres escenarios distintos. Y el dato está aún por conocer. 

En última instancia, las estadísticas del FMI, y también de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Europea, el Banco de España y la Fundación de Cajas de Ahorro Funcas, demuestran que los modelos de los grandes referentes nacionales e internacionales apenas sirven para sacar conclusiones en tiempos de pandemia. Y seguirán igual hasta que gran parte de la población esté vacunada y se alcance la inmunidad de grupo tan ansiada. 

"Desde el inicio del shock, el instrumental que teníamos todos los organismos salta por los aires", destacan fuentes del Gobierno. "Entonces se han adoptado estrategias distintas basándose en el enfoque de los escenarios: contemplar dos o tres escenarios porque se es incapaz de valorar el impacto concreto. Así que en última instancia, se produce una escenificación. Válida, claro, pero inservible a la larga". Desde el Ejecutivo defienden que tanto Economía como la Autoridad Fiscal Independiente, Airef, han "ajustado el instrumental con una frecuencia casi diaria en vez de trimestral". 

El economista Juan Laborda lo explica de otra manera. "El mejor modelo de previsión a dos trimestres vista lo implantó [el ministro José Luis] Escrivá en su etapa en la Airef". Laborda se refiere al modelo conocido como Ñ-Sting, implantado por dos trabajadores del Banco de España, Gabriel Quirós y Manuel Camacho. 

"Si el Banco de España manejara el Ñ-Sting, su conclusión debería ser la misma que Escrivá. Pero parece que han abandonado este modelo por lo que se ve, por otros conocidos como DSGE [Equilibrio General Dinámico Estocástico]... lo más seguro es que fallen como escopetas de feria", indica Laborda. "Y los modelos de organismos como el FMI son escopetas de feria". Para este economista, la diferencia de 1,3% entre el Fondo y el Gobierno para 2021 es, por tanto, "irrelevante". 

El sociólogo Andrés Villena, autor de Las redes de poder en España: élites e intereses contra la democracia (Roca Editorial), señala que "muchos de estos modelos de equilibrio dinámico tienen una alta complejidad estadística y son muy bien valorados en los Journal de turno. Sobre todo en las carreras académicas de quienes acaban en puestos directivosJournal". "Pero la alta complejidad de estos modelos se ha demostrado muy ineficiente a la hora de predecir los desarrollos futuros de las economías", resalta.

"En muchas ocasiones asumen realidades que ya no se dan", deplora Villena, "y más con una pandemia en la que la presidenta del BCE ya ha dicho que los manuales de Economía tradicionales no valen". El ex gobernador del Banco de Inglaterra Mervyn King, entrevistado por El País el pasado 17 de enero, fue todavía más taxativo al respecto: "Los modelos matemáticos son estupendos, pero antes de enfrascarse en esa absurda tarea de intentar medirlo todo hay que hacer un esfuerzo por conocer la naturaleza de fenómenos como la covid. Veo a un montón de economistas creyendo que van a aplicar sus modelitos a cualquier cosa, y eso es no haber entendido nada".

Más allá del FMI, ¿qué es lo que han dicho otros organismos de referencia?

En mayo, Funcas llegó a vaticinar un desplome del 13% del PIB para 2020. Y en noviembre, esto es, hace dos meses, todavía hablaba del 12%

El Banco de España ha presentado siempre tres escenarios, entre sí muy dispares que no invitan a la confianza. El servicio estadístico de la institución presidida por Pablo Hernández de Cos presentó en junio del año pasado un cuadro que iba del 9% al 15,1% de caída, un diferencial enorme. En ese momento, el Gobierno pronosticaba que el PIB menguara un 9,2%. En septiembre solo contempló dos escenarios más ajustados, del -10,5% al -11,6%. Y en diciembre el supervisor bancario volvió a ajustar todavía más las proyecciones, que volvieron a ser tres: entre el -10,7% y el -11,6%.

La Comisión Europea, donde ha estado trabajando Nadia Calviño la última década, tampoco ha estado acertada con España. Un desplome del 12,4% en noviembre permite abonarse a la última tesis. Hay que reseñar que en julio el Ejecutivo comunitario que preside Úrsula Von der Leyen vaticinaba una menor caída que el Gobierno de Pedro Sánchez. 

Finalmente, la OCDE anticipó una caída en junio que iba del 11,1% (escenario benigno) al terrible 14,4%. En diciembre pasado, la organización con sede en París rebajó mucho los porcentajes, y la fijó en el -11,6%, sin doble escenario.

Las estadísticas nunca habían sido tan dispares entre los organismos y el Gobierno nacional. Ni durante la pasada crisis financiera (2008-2014) ni en la recuperación. 

Desde el Ministerio de Economía, un consultado resume así la situación estadística macro: "El coste mediático que pagamos por ajustar nuestras previsiones es muy alto. Se sacan titulares en prensa descontextualizados".

Directo | Sanidad notifica 47.095 casos y 909 muertes por covid-19, la peor cifra de fallecidos de la tercera ola

Directo | Sanidad notifica 47.095 casos y 909 muertes por covid-19, la peor cifra de fallecidos de la tercera ola

Más sobre este tema
stats