Energías renovables

La primera protesta de productores fotovoltaicos deja al PP como único apoyo a los recortes en renovables

La subida de la luz revela las trampas del sistema que fija los precios

En el Paseo de La Castellana de Madrid, una protesta de 3.000 o 4.000 personas puede que no sea una gran manifestación, pero la que ha convocado este sábado la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica Anpier tiene alguna características que la hacen especial. Entre ellas destacan dos: la protesta la llevarán a cabo pequeños inversores de clase media (hay 62.000 en toda España) afectados por los recortes de primas a las renovables y la movilización cuenta con el apoyo de la mayoría de los partidos políticos, a excepción del PP.

La asociación convocante Anpier calcula que las decenas de miles de afectados han invertido en sus proyectos más de 20.000 millones de euros, de los que todavía adeuda a la banca 18.000 millones. Ese dinero estaría avalado, en la mayoría de los casos, por los hogares familiares de los afectados, asegura la asociación.

Con los recortes aprobados por los diferentes Gobiernos desde 2010, pero en especial con la modificación del sistema de retribución aprobado hace un año, miles de familas están con el agua al cuello. "Son inversores que están hartos de que se rían de ellos" asegura el secretario de la organización, Juan Castro-Gil.

Recortes en cascada

La secuencia de recortesrecortes que ha colocado al sector entre la espada y la pares, tal y como la explica Anpier, ha sido ésta:  limitaciones al cobro de la tarifa regulada (RD 1565/2010) con reducción de los años con derecho a prima; limitaciones al cobro de la tarifa regulada (RDL 14/2010)y la Ley de Economía Sostenible, que reduce las horas primadas de manera retroactiva; imposición de un impuesto del 7% a la producción de energía establecido por la Ley 15/2012; no actualización de las retribuciones correspondientes a las tarifas reguladas y el IPC General (RDL 2/2013); nuevo marco legal (RDL 9/2013) que establece una "remuneración razonable" que en la práctica supondrá la quiebra de la mayoría de las instalaciones; obligación de soportar déficit de tarifadéficit de tarifa en igualdad con los grandes operadores nacionales (Ley 24/2013) y elevados costes financieros por sucesivas refinanciaciones con la banca.

Es una situación delicada. Los bancos han prestado al sector fotovoltaico en torno a 20.000 millones de euros y a las empresas termosolares unos 10.000. Total, 30.000 millones. Según la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, los bancos no tienen provisionados esos créditos, los consideran sanos.

Al contrario, en los últimos años, los han refinanciado, en muchos casos a tipos de interés más altos y condiciones más duras. En caso de asfixia del sector, las entidades estarían obligadas a provisionar, como marca la ley, un 25% del total comprometido. Serían 7.500 millones que podrían dificultar el proceso de saneamiento del sector.

La protesta en españa coincide con una disminución en la inversión internacional en energías renovables en los útlimos años. Sólo tres países de entre los más industrializados del mundo (G-20), Japón, Canadá y el Reino Unido, aumentaron la inversión en energías limpias el pasado año.

Un desplome

Pero lo que en el conjunto es un frenazo, en España es un verdadero desplome. La política del Ministerio de Industria de revisar y recortar las primas a las energías renovables, incluso con efectos retroactivos ha "congelado" la inversión. En apenas tres años, España ha pasado del noveno puesto al 17 entre los 20 países que más apuestan por el desarrollo de energías renovables.

Los datos del informe Who is Winning the Clean Energy Race limitan la inversión en nueva capacidad de enovables en 2013 en España a menos de 300 millones de euros (400 millones de dólares) frente a los 2.000 millones de euros de un año atrás.

En el sector fotovoltaico, el cambio de expectativas ha sido brutal. Las inversione sestán paralizadas. todo, a pesar de que, según destacan expertos como el ex director del IDAE, Javier García Breva, la nueva potencia fotovoltaica ya es competitiva con las fuentes tradicionales en EEUU, Alemania, Holanda, Italia, Austria y también en España. En opinión de García Breva, en el horizonte 2020-2030 la energía fotovoltaica representará hasta un 15% de la producción eléctrica en Europa gracias al impacto de las economías de escala y al desarrollo del autoconsumo.

El 4% de la demanda

En abril, el 3,9% de la demanda en España la cubrió la energía fotovoltaica, en Italia llegó en 2013 al 7% y Alemania al 5%. "Hace diez años se dijo que eso era imposible" asegura García Breva.

Como el ex director del IDAE, los convocantes de la protesta en Madrid están convencidos de que las renovables acabarán por desarrollarse pese a la oposición abierta de las empresas energéticas tradicionales.  La manifestación cuenta con el apoyo, además de Anpier de Greenpeace, las patronales Unef y Appa, la plataforma Nuevo Modelo Energético, Coag y Unión de Pagesos. En el frente político, el respaldo llegará de PSOE, PSC, IU, Equo, Compromís, ICV, Ciutadans, ERC, BNG, AGE, IU-IVC y la Chunta Aragonesista, entre otros.

Eléctricas de Europa y Estados Unidos forman grupos de presión contra la energía solar

Eléctricas de Europa y EE UU forman grupos de presión contra la energía solar

Más sobre este tema
stats