los sueldos millonarios de la banca

Rato sumará casi medio millón de ingresos al año tras ser fichado por Botín

Rodrigo Rato y Emilio Botín.

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, imputado por varios presuntos delitos en el proceso judicial abierto por la Audiencia Nacional, va a asesorar al Banco Santander en su actividad internacional. Rato ya fichó como asesor del banco que preside Emilio Botin entre 2008 y 2010, labor por la que recibía entonces 200.000 euros anuales. Aunque su nuevo sueldo no es público, fuentes de la entidad apuntan que ganará "algo menos" que en su anterior etapa.

El ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) compaginará la asesoría al Santander con la que realiza para Telefónica desde enero. En Telefónica, Rato asesora a dos consejos, uno para Europa y otro para América Latina. Por ambos percibe cerca de 200.000 euros anuales. Además, el ex vicepresidente de Economía con José María Aznar tiene una pensión vitalicia del FMI, donde trabajó tres años y cinco meses, de en torno a 60.000 euros al año.

La suma de las remuneraciones que recibirá Rato por lo que el banco que preside Botín destaca, esto es, "la aportación de ideas y la sugerencia de oportunidades de negocio" para empresas diversas, más su pensión, rondará el medio millón de euros. En un país en el que el salario medio se sitúa, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 22.000 euros al año, la retribución del imputado Rato es respetable.

Lo es aún más si se tiene en cuenta que la labor de asesoría no es diaria, no tiene horario, no requiere presencia en el puesto de trabajo y se solventa, normalmente, con un puñado de reuniones anuales y, eso sí, un buen manejo del teléfono.

Sobre la compatibilidad de asesorías entre el Santander y Telefónica, fuentes de esta última compañía subrayaron que, en principio, no hay ningún problema. Los negocios son distintos y, supuestamente, las ideas que puede aportar Rato a ambos negocios, también lo serán.

Rato no puede quejarse por la carencia de ofertas. Tras su labor en el FMI, que abandonó, dijo, por cuestiones personales y familiares, Rato trabajó en la Banca Lazard (con la que luego contrató en su etapa en Bankia), asesoró al Satander y formó parte del consejo de Criteria (La Caixa). Abandonó todo para acceder a la presidencia de Bankia.

El juzgado número 4 de la Audiencia Nacional ha imputado a Rodrigo Rato y a su equipo directivo en Bankia por los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, delito societario, falsedad contable y administración desleal, tras una quiebra que ha necesitado la inyección de más de 22.000 millones de euros de dinero público.

Rato se suma a la larga lista de políticos con renombre fichados por las empresas, especialmente por las energéticas. A esa lista pertenecen, entre otros, los ex presidentes Felipe González (Gas Natural Fenosa) y José María Aznar; el ex ministro Pedro Solbes (Enel) o la ex ministra Elena Salgado (Endesa-Chile).

Un directivo de Bankia contradice a Guindos y dice que sí pidió un plan para contentar a los mercados

Un directivo de Bankia contradice a Guindos y dice que sí pidió un plan extra para contentar a los mercados

Más sobre este tema
stats