América Latina

Temor a que la crisis argentina afecte a los 145.000 millones de inversión española

Empresas y Gobierno temen el efecto de la crisis argentina en los 145.000 millones invertidos en la región

Por el momento, el mal está limitado. La inestabilidad que ha agitado los mercados de divisas y las Bolsas en los últimos días por los problemas en la economía argentina y las dudas sobre las economías emergentes parece controlada. Pero los llamamientos a la calma y las explicaciones sobre la situación de las empresas españolas en América Latina demuestran que hay intranquilidad. No es para menos. Ayer, la inquietud hizo perder al índice Ibex de la Bolsa un 1,12% (hasta los 9.758 puntos) y la prima de riesgo llegó a 209 puntos. Las empresas y bancos españoles, según datos del Banco de España, tienen invertidos en la región 145.000 millones de euros.

Tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el ministro de Economía, Luis de Guindos, han descartado que la crisis argentina pueda contagiarse a España. Según Guindos, Argentina representa un "caso singular" y no excesivamente preocupante porque la exposición de las empresas españolas en Argentina es "muy reducida". 

También Rajoy hizo declaraciones tranquilizadoras. En la comparecencia con el primer ministro italiano, Enrico Letta, el presidente español se refirió a Argentina como "un gran país y un gran amigo. Hay muchas empresas españolas que han invertido allí y están allí para quedarse", aseguró.

La voluntad tranquilizadora tiene cierta base. La inversión española en Argentina, donde están presentes, además del BBVA,  empresas como Mapfre, Endesa, Telefónica, Indra. OHL, Codere o ACS, no es la más significativa en la región. Pero pleitos aparte (Repsol todavía no ha cerrado el asunto de la expropiación de la filial argentina YPF en abril de 2012), si el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no lograra controlar los graves problemas de su economía, la inestabilidad sí podría afectar a los intereses españoles en el área. Economistas como José Carlos Díez han destacado la importancia que países como Brasil tienen para las empresas españolas cotizadas, para las que llega a representar hasta un tercio de los beneficios.

Segundo inversor

España, a pesar del descenso de los flujos inversores a causa de la crisis, se ha mantenido como el segundo inversor en América Latina. Según los datos publicados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), entre el 2007 y 2012, el 9 % de los flujos recibidos por América Latina procedía de España, solo por detrás de Estados Unidos, que representaba un 22% sobre el total.

Según el Banco de España, América Latina representa una cuota importante de la inversión en el exterior, con cerca de 145.000 millones de euros. En 2012 América Latina suponía el 27% del total del stock de inversión directa española en el exterior, frente al 45 % que representaba la UE. 

A lo largo de los años, la inversión española se ha movido por el área. Entre 2002 y 2008, los países que más inversión recibieron fueron Brasil y México, seguidos de Argentina y Chile. Desde 2009, el patrón geográfico de inversión española en América Latina ha cambiado. Ha ganado peso Brasil y Perú y, aunque se ha mantenido en el tercer puesto, ha retrocedido la inversión en Argentina. Venezuela, Argentina, Bolivia y Ecuador son los países que despiertan más dudas entre los potenciales inversores españoles.

La posibilidad de que la crisis en Argentina contagie a economías emergentes como Brasil no se puede descartar. La reciente intervención en el World Economic Forum de Davos de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, demostró que sabe muy bien lo que está en juego. Roussef aprovechó su intervención en el auditorio del Foro para lanzar un mensaje claro a los inversores: “Tenemos 376.000 millones de dólares en reservas para poder afrontar estas turbulencias con garantías”.

RUFO, la cláusula que ceba el temor a otro impago de la deuda argentina

RUFO, la cláusula que ceba el temor a otro impago de la deuda argentina

Más sobre este tema
stats