Uber

El Tribunal de la Unión Europea da la razón a los taxistas: Uber debe considerarse una empresa de transporte

Protesta de los taxistas en Barcelona contra los vehículos con licencia VTC (archivo).

José Carlos Huerta

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), ha sentenciado este miércoles que Uber debe ser considerada una empresa de transporte y no una plataforma digital —como alegaba la compañía—. Por tanto, las autoridades de cada país podrán exigirle licencias como las que se requieren a los taxistas.

El TUE considera que el servicio de intermediación digital "forma parte integrante de un servicio global cuyo elemento principal es un servicio de transporte", según ha hecho saber la Sala en un comunicado de prensa. Así, abre la puerta a que los Estados miembros de la Unión equiparen las condiciones en las que debe operar Uber con las del sector del taxi, algo que exigían colectivos de taxistas y a quienes el abogado general del Tribunal de la Unión Europea dio la razón

El alto tribunal da así respuesta a la denuncia de la Asociación Profesional Elite Taxi de Barcelona, presentada en 2014, y que exigía que se declarasen las prácticas de Uber como "engañosas y actos de competencia desleal". La sentencia apunta que "la Directiva de comercio electrónico no es aplicable" a la actividad de Uber, que tampoco está incluida en la esfera de "la libre prestación de servicios en general". Además, la empresa ejerce una "influencia decisiva sobre las condiciones de las prestaciones efectuadas por estos conductores".

Años en pie de guerra

Los taxistas llevan años en pie de guerra contra las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), que consideran que ejercen una competencia desleal. Las reclamaciones de los taxistas, dirigidas también contra la empresa Cabify —que ofrece unos servicios similares a los de Uber—, incluyen una mayor regulación de las actividades de estas compañías, y una limitación de las licencias VTC en un ratio de una por cada 30 taxistas.

La CNMC se pronunció contra las exigencias de los taxistas, ya que considera que este ratio reduce la rivalidad entre los competidores, limitando la competencia. No obstante, con esta sentencia del Tribunal Europeo, los reguladores españoles podrían delimitar más el ámbito de actuación de la empresa, exigiéndole licencia de actividad como empresa de transporte.

Uber, la multinacional estadounidense que actúa en más de 60 países, ya tuvo que dar marcha atrás con su servicio UberPop, que ponía en contacto a conductores no profesionales —es decir, sin licencia—, con los usuarios, y sólo opera en nuestro país en Madrid, con su versión UberX, en la que los conductores deben tener la licencia VTC. 

Bruselas celebra la sentencia

La Comisión Europea (CE) ha destacado la claridad de la sentencia. "Damos la bienvenida a la decisión aclaratoria del TUE, que es muy clara sobre cómo definir, bajo la legislación de la UE, los servicios prestados por UberPop", declaró a Europa Press Lucía Caudet, portavoz de Mercado Interior de la UE.

En este sentido, Caudet señaló que la decisión afecta de manera específica al modelo de negocio de UberPop en el mercado español, donde proporciona servicios de transporte mediante conductores no profesionales, clarificando que el componente principal de estos servicios debería considerarse como servicio de transporte.

"Esto está totalmente en línea con las opiniones de los servicios legales de la Comisión y del presidente Juncker", añadió la portavoz.

 

La UE obliga a Uber a cumplir como una empresa de transporte: deberá ser responsable ante los clientes y pagar más impuestos

Más sobre este tema
stats