Premios infoLibre

Ana Peleteiro: "Si hoy estamos aquí es porque una mujer un día dijo ¿por qué no puedo tener los mismos derechos?"

La atleta gallega Ana Peleteiro.

La atleta Ana Peleteiro (Ribeira, A Coruña, 1995) sólo tiene una petición antes de iniciar la entrevista: "¿Te importa que hablemos mientras cocino?". El tiempo es oro, suelen decir. Los entrenamientos ocupan casi por completo la apretada agenda de la deportista gallega, pero infoLibre se ha hecho un hueco para conversar con ella. Está en su momento más dulce: el mundo entero la aplaude tras haber conseguido el bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio. Peleteiro puede presumir no sólo de sus logros en el plano deportivo, sino de la perseverancia y la tenacidad con la que defiende los valores en los que cree. La atleta, especialista en triple salto y pupila del histórico Iván Pedroso, recibirá este jueves el premio infoLibre a la igualdad.

PREGUNTA: Durante los juegos de Tokio se hizo famosa la imagen de su abrazo con Yulimar Rojas, su competidora. ¿Qué representa para usted esa imagen?

RESPUESTA: Es la clara representación de cuando dos personas luchan por un mismo objetivo y lo alcanzan. Al fin y al cabo Yuli y yo somos rivales pero también somos compañeras, sufrimos juntas, trabajamos juntas, lloramos juntas y obviamente compartimos los objetivos de cada una en cada entrenamiento. Y al igual que yo sabía cuáles eran los objetivos de Yuli en estos juegos, que eran los que acabó alcanzando, ella también sabía cuáles eran los míos. Mi objetivo, el más claro y el más real, era llegar a las medallas. Pero yo era consciente de que en estos juegos algo muy raro tenía que pasar para que la medalla de oro no llevase el nombre de Yuli. Cuando vimos que nuestros objetivos se cumplían ella se alegró por mí y yo me alegré por ella. Me considero afortunada porque además, como terminé la competición antes, pude disfrutar al completo de su salto. Fue una reacción absolutamente real y honesta.

P: De esa imagen que se hizo tan viral quiero ir a otra: a finales de los 60, una mujer estadounidense se inscribió en una maratón con sus iniciales, pero cuando los organizadores vieron que era una mujer intentaron expulsarla a empujones. De esa fotografía a la suya abrazada a Yulimar Rojas han pasado poco más de 50 años. ¿Da vértigo pensar en todo el camino que tuvieron que recorrer las predecesoras?

R: Da vértigo, tiene que darlo. Fue un recorrido muy duro y yo como mujer lo único que puedo es tener palabras de agradecimiento. Quedan muchas cosas aún por hacer, pero ellas empezaron el cambio de los derechos de las mujeres. A pesar de que vemos muy troglodita que una mujer no pudiera competir en lo que quisiera, era la realidad y no hace tanto tiempo. Hay que acordarnos de ellas, si hoy estamos donde estamos es porque una mujer un día dijo ¿por qué no puedo yo tener esta vida y por qué no puedo tener los mismos derechos que el resto de las personas? Hay que acordarse de ellas todos los días.

P: Defiende que el atletismo es un deporte igualitario y ha criticado que se organicen competiciones en países como Qatar. ¿Por qué cree que se mira para otro lado cuando se trata de países que vulneran los derechos de las mujeres?

R: Es obvio que se trata de un interés económico. También por las personas que meten dinero en todo eso, yo lo entiendo. Yo no soy una persona nada extremista, pero como atleta que siempre defiende y presume de que el atletismo es superigualitario, a mí me da pena que se mire más por lo económico en ese sentido. Las mujeres en un campeonato como el de Doha sufrimos cosas a las que no estamos acostumbradas en nuestro deporte. Los hombres ni se inmutan por vernos en braguita y top, porque están acostumbrados y es algo normal. No somos objeto de deseo en la pista. No se ve como algo malo ni se nos juzga. En el mundial sí que sufrimos bastante eso y no fue nada agradable. Pero entiendo que el deporte necesita apoyo y si un país quiere dar apoyo hay que cogerlo con todas las de la ley. A mí puede gustarme más o menos, pero es lo que hay.

P: Hace un mes, un futbolista publicó un vídeo en redes sociales en el que salía públicamente del armario. Es uno de los escasísimos futbolistas que lo han hecho. ¿Cree que el deporte de élite puede ser un mundo hostil para las mujeres o las personas LGTBI?

R: No tendría que diferenciarse por ser deportista o no. Pero sí puede servir para dar visibilidad y que sea ejemplo para otros niños que están en esa situación. El deporte hay que utilizarlo para visibilizar aún más y que se normalice. Para normalizar las cosas hay que visibilizar. Y yo siempre digo que el deporte es un arma muy buena para visibilizar cualquier cosa: ya sea el colectivo LGTBI, como posiciones contra el machismo, el racismo o cualquier asunto que se necesite visibilizar para seguir avanzando. Si se puede usar el deporte para ello mejor, porque el deporte tiene algo muy bueno y es que tiene mucha visibilidad porque lo practican muchísimas personas.

P: Se hizo muy popular la respuesta "no somos de color, somos negros". ¿Suele encontrarse episodios de racismo y suele contestar de manera tan espontánea?

R: Yo siempre me he atrevido a responder porque siempre se me ha educado en un ambiente de igualdad y de respeto. Mis padres siempre me han dicho que hay que respetar al prójimo, siempre que el prójimo te respete. Si el prójimo no te quiere respetar, respóndele con educación y con inteligencia, porque eso es lo que más le va a doler. Yo soy como me han criado y así actúo. Aparte de que soy una persona muy natural. De todos modos cuanta menos importancia se les dé a esos comentarios mejor, porque sólo ofende aquel que puede, no aquel que quiere. 

P: "Mellor queda na casa. O único que ten de verde Galicia son os montes. De nada". ¿Este tuit le costó más críticas o más alabanzas?

R: Yo creo que muchísimas más alabanzas. La gran mayoría de la gente dijo cosas buenas, lo que pasa es que los pocos que son del otro bando hacen mucho ruido. Simplemente tú lo que tienes que hacer es quedarte con lo bueno. No me gusta mucho hablar de este tema, pero es verdad que no puede ser que te den la Medalla Castelao hace diez días y luego escuches comentarios y te quedes callada. Yo nunca me meto en política, no lo voy a hacer, pero este no era un comentario político, era de valores. Yo estoy en contra, lo expliqué en un comunicado, mis valores están en contra de ciertos principios que tenían que ver con ello y por eso lo dije. Pero de política ni sé ni quiero saber. 

P: Este jueves es 25N, día contra la violencia machista. Ha participado en campañas contundentes contra la violencia de género ¿Cree que existe conciencia sobre las dimensiones de este problema?

R: Si te soy sincera creo que hay muchísima conciencia de lo que es la violencia machista, pero también muchísimo desconocimiento. No es sólo el hombre que pega a su mujer, también es el hombre que la somete, la hace sentir inferior, la manipula y también es la violencia psicológica. Obviamente hay que visibilizarlo. No sólo sufren violencia las mujeres, está claro, pero hay un gran número de mujeres que sufren este abuso y hay que erradicarlo. Hay que visibilizar casos reales y señalar qué vías de escape tienen las mujeres. Yo creo que lo más importante es educar para que las chicas jóvenes sepan cuándo están en una relación tóxica, es casi más importante que todo lo demás.

P: ¿Se considera feminista? 

R: Para mí el significado real de feminismo es la igualdad entre el hombre y la mujer. Yo me considero feminista así. Pero no soy extremista.

P: ¿Le ha afectado de alguna manera el hecho de ser mujer y negra o cree que son cuestiones que no deberían estar en el foco?

R: Todo lo que tengo es porque he trabajado y he luchado. Da igual tu condición sexual, racial o tu ideología. No te van a regalar nada nunca, tienes que trabajarlo. Yo he tenido la suerte de haberme criado en el primer mundo, es la única condición que me beneficia, nunca me ha faltado de nada. Siempre he tenido oportunidades para hacer lo que he querido, mis padres siempre me han apoyado y nunca me han juzgado por apostar por el deporte. Eso es lo mejor que yo tengo.

Iñaki Gabilondo, Ana Peleteiro, Juan Diego Botto y las trabajadoras de residencias, reconocidos con los Premios infoLibre

Iñaki Gabilondo, Ana Peleteiro, Juan Diego Botto y las trabajadoras de residencias, reconocidos con los Premios infoLibre

Más sobre este tema
stats