Empresarias, políticas, periodistas y cantantes se cortan el pelo en apoyo a las iraníes en un vídeo

Pelo cortado en una concentración contra la muerte de dos mujeres iraníes, frente a la embajada de Irán en Madrid.

infoLibre

Empresarias, políticas, periodistas y cantantes se han cortado un mechón de pelo en un vídeo de 'El Español' como muestra de apoyo las mujeres en Irán tras la muerte bajo custodia de Mahsa Amini, la mujer de 22 años detenida por supuestamente llevar mal puesto el velo, y por la represión violenta de las manifestaciones en el país, según ha informado Europa Press.

El gesto de cortarse un mechón de pelo se está usando como símbolo de protesta a lo largo de todo el mundo. En el caso de El Español, en el vídeo han participado la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez; la directora de cátedra de la UCM, Begoña Gómez; la magistrada del Tribuanl Constitucional, María Luisa Balaguer; la actriz y presentadora de televisión Anne Igartiburu; la también actriz Natalia Sánchez; la presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor o la directora de Ashoka España, Irene Millero.

También participan la directora de desarrollo de negocio de Europa Press, Candela Martín de Cabiedes; la magistrada de la Sala Penal del Tribunal Supremo (TS), Anna Ferrer; la secretaria general del Partido Popular, Cuca Gamarra; la cantante Cristina del Valle; la diseñadora María Barros; la periodista Gloria Lomana; o la directora general de Openbank, Patricia Benito, o la exministra de Justicia, exfiscal general del Estado y fiscal de sala del TS, Dolores Delgado; entre otras.

Todas ellas se cortan mechones de pelo, mientras de fondo suena la versión persa de la canción Bella Ciao y algunas entonan un "¡Por la libertad!".

A nivel internacional también se han sucedido los vídeos de protesta como el protagonizado en Francia por actrices como Juliette Binoche, Marion Cotillard, Charlotte Gainsbourg, Isabelle Adjani o Charlotte Rampling, entre otras, así como cantantes como Jane Birkin y Angèle.

Amini fue detenida el 13 de septiembre y falleció tres días después de caer en coma tras desmayarse en un centro de detención, en medio de denuncias sobre torturas y malos tratos. La Policía ha negado las acusaciones y el presidente iraní, Ebrahim Raisi, ha prometido una investigación.

Esta muerte ha provocado una ola de indignación tanto en una parte de la sociedad iraní, como de forma más unánime a nivel internacional, con numerosas manifestaciones dentro y fuera del país. En Madrid, este jueves un grupo de manifestantes han aplaudido a varias mujeres que han roto pañuelos frente a la Embajada de Irán en la capital en una concentración convocada por Amnistía Internacional para protestar por la muerte de la joven.

"Las mujeres iraníes son una patada al fundamentalismo": llega a España la rabia por la muerte de Mahsa Amini

"Las mujeres iraníes son una patada al fundamentalismo": llega a España la rabia por la muerte de Mahsa Amini

Más sobre este tema
stats