Derechos humanos

Felipe VI coincide con el presidente golpista de Egipto en la necesidad de luchar juntos contra el terrorismo

El rey Felipe VI saluda al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en la apertura de la cumbre de la Unión Africana (UA), celebrada en Adis Abeba (Etiopía).

infolibre

El rey Felipe VI y el presidente de Egipto, el general Abdelfatah Al-Sisi, mantuvieron una entrevista este viernes en Addis Abeba en la que coincidieron en la necesidad de que la comunidad internacional luche de forma conjunta frente al terrorismo, según informaron fuentes oficiales españolas.

Ambos participaron en la cumbre que la Unión Africana celebra en la capital de Etiopía, donde Felipe VI trasladó a Al Sisi la disposición de España a ejercer un papel importante en materia de iniciativas frente al terrorismo desde su recién estrenado asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Felipe VI trasladó a Al Sisi sus condolencias por los atentados perpetrados este jueves contra las fuerzas armadas y de seguridad egipcias en la península del Sinaí, reivindicados por la rama egipcia del Estado Islámico. En este sentido, le comunicó la voluntad de las empresas españolas de estar presentes en el desarrollo económico del país.

El jefe de Estado español también se entrevistó con los presidentes de Túnez, Béji Caïd Essebsi, con quien ha hecho un repaso a la actualidad del Magreb, y de Mauritania, Mohamed Uld Abdelaziz, líder saliente de turno en la Unión Africana. Con este último, Felipe VI también habló de la necesaria colaboración entre ambos países en materia de seguridad, lucha contra el terrorismo e inmigración, según las mismas fuentes.

Felipe VI también se entrevistó con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, que le dio el pésame por el militar español muerto por fuego israelí en el sur de Líbano. Así como con la presidenta de la Comisión de la Unión Africana, Nkosazana Dlamini-Zuma.

Un presidente de dudosa legitimidad

En julio de 2013, el general Abelfatah Al-Sisi dio un golpe de Estado militar con el que derrocó al gobierno de los Hermanos Musulmanes, presididos por Mohamed Morsi, el primewr jefe de Estado elegido democráticamente en el país, aprovechando la gran movilización social en Egipto.

Tras un año de represión de disidencias y un gobierno de carácter totalizador, Al-Sisi convocó unas elecciones en las que resultó vencedor con un 96,9% de los votos, con una participación inferior a la mitad del censo y a las que no se pudieron presentar los partidos ilegalizados.

Egipto condena a muerte a 183 partidarios de Hermanos Musulmanes por matar a policías

Egipto condena a muerte a 183 partidarios de Hermanos Musulmanes por matar a policías

Más sobre este tema
stats