LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las elecciones vascas se convierten en un esprint por los indecisos, Álava y por erosionar a EH Bildu

Israel sigue ignorando dos meses después a la Corte Internacional de Justicia tras la denuncia por genocidio

Edificios destruidos por los bombardeos de Israel en Yan Yunis, en la Franja de Gaza.

Pepe Campos

Han pasado ya sesenta días desde el dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra Israel, tras la demanda de Sudáfrica por actos genocidas en Gaza. El dictamen de la Corte incluía una serie de medidas que Israel debía de llevar a cabo para prevenir el genocidio y para permitir entrar ayuda humanitaria. Van a hacer ya dos meses desde aquella resolución que, según expertos como Ignacio Álvarez-Ossorio, Ruth Ferrero o Najib Abu-Warda, no se ha cumplido. Es más, este mismo jueves, dictó nuevas medidas provisionales contra Tel-Aviv en las que exigía que garantice la llegada de alimentos a la Franja e instaba a "garantizar con efecto inmediato que sus Fuerzas Armadas no cometan actos que puedan constituir una violación de los derechos de los palestinos".

Sudáfrica explicaba en su demanda de finales de 2023 que Israel estaba violando sus obligaciones en relación a la Convención del Genocidio que firmó en 1949, afirmando que “los actos y omisiones de Israel son de carácter genocida”, al ir acompañados de la intención de “destruir a los palestinos de Gaza”. Un tratado que, por otra parte “se creó para evitar genocidios como el nazi”, según Najib Abu-Warda, experto en Relaciones Internacionales y Oriente Medio y doctor por la Universidad Complutense de Madrid.

Los demandantes también acusaron en su denuncia la falta de iniciativa de Israel para prevenir el genocidio en Gaza y de castigar la incitación pública a cometerlo, algo que también incumple la convención. Los sudafricanos ejemplificaron esto con varias declaraciones de cargos políticos israelíes, como las del Ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, en las que justificaba el asedio de Gaza “sin electricidad, sin comida, sin agua, sin combustible. Todo está cerrado. (…) Estamos luchando contra animales humanos y actuamos acorde a esto”. 

La situación a nivel humanitario es catastrófica, por la intensificación de bombardeos y por el bloqueo de la entrada de ayuda humanitaria

Ignacio Álvarez-Ossorio — Experto en Oriente Medio

La Corte Internacional de Justicia aceptó la demanda y emitió su veredicto hace dos meses. Consideraba en su escrito el peligro real de genocidio en la Franja de Gaza, por lo que pedía a Israel que tomase todas las medidas posibles para evitar cualquier acto comprendido como tal. Pautas que, según Ruth Ferrero, experta en Relaciones Internacionales y Ciencia Política en la Universidad Complutense, no ha respetado. 

Ferrero señala que no se han cumplido “las medidas necesarias para impedir cualquier acto que pudiera considerarse como genocidio como matar miembros de un grupo, provocar destrucción…”. 

Ignacio Álvarez-Ossorio, catedrático en Estudios Árabes e islámicos y experto en Oriente Medio, explica incluso cómo “el ritmo de las matanzas en la Franja de Gaza no ha dejado de crecer” desde aquel dictamen. Añade además que “la situación a nivel humanitario es catastrófica, por la intensificación de bombardeos y por el bloqueo de la entrada de ayuda humanitaria”. 

Israel actúa de esta forma porque está apoyado fundamentalmente por EEUU

Najib Abu-Warda, experto en relaciones internacionales

Abu-Warda concuerda con el resto de expertos en la necesidad de “garantizar la seguridad de la población civil, facilitar las ayudas necesarias y fundamentales… Israel no ha cumplido ninguna de las recomendaciones que demandó la CIJ”. 

Sobre la instigación a cometer actos genocidas, Ferrero explica que “tampoco ha prevenido ni ha castigado los comentarios públicos que pudieran incitar a la comisión de ese delito”, algo que también pidió la Corte. 

Otra de las medidas que pedía la CIJ era la entrada de ayuda humanitaria, una pauta más que habría ignorado Israel. “Tampoco ha facilitado la garantía del acceso humanitario al territorio de Gaza”, señala Ferrero. 

Álvarez-Ossorio explica cómo “desde febrero entra [la ayuda humanitaria] a cuenta gotas. A veces cuatro camiones, otras seis… cuando antes de la ofensiva entraban 500 al día”. Lo que provoca que “los casos de malnutrición hayan aumentado de manera considerable”. El experto señala que “hay casi 30 personas que han muerto de hambre” en este período y que la situación es terrible “sobre todo en el norte, donde no entra nada de comida desde hace cinco meses”.

Los niños están muriendo de hambruna, de enfermedad... las medicinas no les llegan

Ruth Ferrero, experta en relaciones internacionales

La situación de hambruna es algo ya a tener en cuenta en Gaza. El último informe de la Clasificación Integrada de Fases de la Seguridad Alimentaria (IPC en inglés) realizado en el territorio señala cómo este desgarrador fenómeno “es inminente”

¿Qué se puede esperar de los Estados y organismos internacionales?

Israel en ningún momento ha cumplido con las directrices de la CIJ. Una vez que la Corte acepta una demanda, interpreta las leyes internacionales y emite los dictámenes que considera adecuados, la respuesta no es inminente, porque tal y como explica Abu-Warda, “no cuenta con mecanismos reales de ejecución”. 

“Realmente ¿quién obliga a Israel a cumplir esa sentencia? Desde el punto de vista efectivo, nadie”, explica el experto. Señala entonces que el asunto debería “llevarse al Consejo de Seguridad de la ONU”, pero tampoco se muestra muy optimista puesto que “el veto de EEUU bloquea cualquier medida que tenga como finalidad obligar a Israel por la fuerza a cumplir una sentencia”. Precisamente esta semana el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado una resolución en la que insta a Israel a un alto el fuego inmediato, pero por ahora, no ha causado ningún efecto en Gaza.

En este escenario quedaría esperar a una respuesta de la comunidad internacional por no acatar la decisión del tribunal. Ferrero explica que el incumplimiento por parte de Israel “tiene que ser impugnado” por la comunidad internacional, “en este caso frente al Consejo de Seguridad de la ONU y por parte bilateral”. En este escenario destacó la reciente posición de Irlanda, que ya ha anunciado su intención de unirse a la demanda de Sudáfrica contra Israel.

La experta comenta que “se tiene que poner fin a todo apoyo militar, financiero y político hacia Israel y acabar con todo tipo de transferencias de armas o de compra de estas”. Algo que ha pedido este martes la relatora especial de la ONU para los territorios palestinos, Francesca Albanese, durante la presentación del informe Anatomía de un genocidio, donde además concluyó que Israel estaba cometiendo actos genocidas.

¿Por qué tan tarde y por qué tan poco? La complacencia culpable de Joe Biden ante la devastación en Gaza

¿Por qué tan tarde y por qué tan poco? La complacencia culpable de Joe Biden ante la devastación en Gaza

Según ella, los Estados que incumplan con esa obligación que marca el derecho internacional “pueden ser acusados de complicidad con los crímenes que está cometiendo Israel en el territorio de Gaza”.

A pesar de esto, lo cierto es que los Estados no están cumpliendo con el derecho internacional. Se vive una dualidad de realidades dependiendo de los intereses de cada país. Hay estados que piden cumplir el derecho internacional por la invasión rusa en Ucrania pero no, por ejemplo, por la posición de Israel de ignorar las decisiones del CIJ.

Ferrero explica que, por un lado, “ hay que hacer cumplir el derecho internacional porque no se puede invadir un país” y, por otro lado, “no se está haciendo absolutamente nada para evitar el incumplimiento del derecho internacional”. Una contradicción que, en palabras de la experta, “no debería de ser bien entendida por la ciudadanía”.

Más sobre este tema
stats