Salvados

Maduro, en 'Salvados': "En los barrios pobres de Madrid hay gente sin vivienda. Yo veo la paja en mi ojo, miren ustedes la viga que tienen"

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, entrevistado por Jordi Évole.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, criticó la "hipersensibilidad" con la que los medios de "todo el mundo" tratan los problemas del país latinoamericano. El sucesor en el cargo de Hugo Chávez instó a España a no mirar "la paja en el ojo ajeno" si antes no mira "la viga" en el propio en la entrevista grabada en Caracas y emitida en la noche del domingo por laSextaen su programa Salvados.

Si bien Maduro reconoció evidentes problemas económicos en el país que dirige –"la paja" en su símil bíblico–, "la viga" del ojo español se encuentra en los barrios pobres de ciudades como Madrid y Zaragoza, donde "gente sin vivienda" está "viviendo amontonada".

Los problemas de Venezuela, como la inflación anual de más de mil puntos porcentuales según la BBC, los atribuye casi en su totalidad a la injerencia política de Estados Unidos y a una "guerra económica interna". Maduro denunció que Venezuela ha estado sometida durante veinte años a una agresión "para que no creciera", a la que se le unió la corrupción. Sobre este tema, "muy serio" para el exvicepresidente y antiguo ministro de Exteriores, opina que  hay un "aflojamiento de los resortes éticos y morales de mucha gente que ha tenido y tienen responsabilidad en posiciones de poder en Venezuela".

En la misma línea, el dirigente reconoció haber tardado en encarar a los especuladores económicos y así evitar la superinflación, lo que constituye la “principal autocrítica” que se realiza a sí mismo.

"Políticos que han cometido delitos"

Otro de los platos fuertes del diálogo que el periodista Jordi Évole quiso poner sobre la mesa fue la existencia de presos políticos en el país lantinoamericano. El entrevistador centró las preguntas en el líder de la oposición Leopoldo López, desde este verano en arresto domiciliario tras ser condenado a 13 años de prisión por su participación en las protestas de 2014, que provocaron la muerte de 43 personas y cientos de heridos. Maduro confesó que lamentaba su situación aunque no estuviera de acuerdo “con sus ideas de escuela extremista”.

 

Las organizaciones de derechos humanos venezolanas elevan la cifra de presos políticos a más de 400, pero Maduro defendió que en Venezuela hay "políticos que han cometido delitos" y que han sido juzgados por los tribunales en el marco de la Constitución "porque violaron las leyes". Lo comparó directamente a lo que "ocurre en España" en alusión a Cataluña, reivindicando que "no hay ningún poder por encima de la Constitución y el tribunal". Con este mismo argumento, justificó el cierre de televisiones locales al "cumplimiento de la ley".

Una dictadura es "exterminar a 80 millones de indios"

En cuanto a la comparación de su régimen en medios internacionales con una dictadura, Maduro aseguró que "en Venezuela hay una democracia y se vota cada cinco años". Preguntado por lo que es para él una dictadura, Maduro arremetió contra la conquista de América y África por parte de las potencias europeas y su celebración siglos después. Señaló que para él una dictadura es "exterminar a 80 millones de indios" y "convertirlos en esclavos": "Una dictadura es la negación de la capacidad de los pueblos para ejercer su libertad". 

El líder venezolano añadió que el presidente del Gobierno de España, al que ha aludido como su "amigo Mariano Rajoy, le ha mandado mensajes en los últimos tiempos, aunque no concretó su contenido. Y sonrió a la pregunta de si reconoce la declaración de independencia de Cataluña, aunque el programa no mostró su respuesta. Esta se producirá el próximo domingo, ya que la entrevista tendrá una segunda parte.

 

El Gobierno responderá a Venezuela con "medidas de reciprocidad"

El Gobierno responderá a Venezuela con "medidas de reciprocidad"

Más sobre este tema
stats