Merkel roza la mayoría absoluta y los liberales quedan por primera vez fuera del Parlamento

La canciller alemana, Angel Merkel.

Manuel R. Marqués

La coalición liderada por Angela Merkel, CDU-CSU, ha ganado las elecciones con el 41,5% de los votos emitidos este domingo en Alemania. Se ha quedado a cinco escaños de la mayoría absoluta al obtener 311 de los 630 diputados que tendrá el nuevo Bundestag. Los grandes perdedores son los liberales del FDP, que gobernaban en coalición con Merkel y ahora se quedan fuera del Parlamento por primera vez desde 1949. La canciller tiene dos opciones: formar una gran coalición con los socialdemócratas del SPD o pactar con Los Verdes. La primera es, según los sondeos, la coalición preferida por los electores alemanes.

Con el escrutinio ya finalizado, los liberales obtienen el 4,8% de los votos. Al no superar la barrera del 5%, necesaria para obtener representación en el Bundestag, es la primera vez que este pardido se convierte en extraparlamentario. El voto del FDP ha sido canibalizado por Merkel. Los liberales han perdido un 9,8% de los votos, mientras que la coalición CDU-CSU ha mejorado en un 7,8% los resultados de hace cuatro años. Según un sondeo a pie de urna de la cadena de televisión ARD, más de 2,2 millones de votantes del FDP en 2009 han optado ahora por la papeleta de Merkel.

El Partido Socialdemócrata (SPD), liderado por el polémico Peer Steinbrück, obtiene el 25,7% de los votos. Son 2,7 puntos más que en 2009, pero constituye el segundo peor resultado de la historia del SPD. Los socialdemócratas quedan a casi 16 puntos por debajo de Merkel. En el aire queda el futuro político de Steinbrück, quien aseguró que no sería ministro de Merkel, en caso de que se llegase a un acuerdo de gran coalición para formar gobierno.

Los dos pequeños partidos de izquierda también han salido como perdedores de los comicios: La Izquierda conseguió el 8,6% de los sufragios, lo que supone una bajada del 3,3% respecto a 2009, mientras que Los Verdes se quedan en el 8,4%, lo que equivale a un descenso del 2,3%. Algún dirigente de La Izquierda se consolaba destacando que, por primera vez desde la unificación de Alemania, este partido se convierte en la tercera fuerza política del país.

El partido antieuropeo Alternativa por Alemania se ha quedado a las puertas del Parlamento. Era la primera vez que se presentaban a unas elecciones a nivel federal y ha obtenido el 4,7% de los votos. Estos resultados anticipan para el AdF unas buenos resultados en las europeas del próximo año.

La participación electoral ascendió desde el 70,8% de hace cuatro años al 71,5% de este domingo. Han votado 44,2 millones de alemanes, de los 61,9 millones que estaban convocados a las urnas.

Angela Merkel o gobernar a golpe de encuestas

Angela Merkel o gobernar a golpe de encuestas

Más sobre este tema
stats