Siria

Obama baraja un ataque limitado de dos días con misiles en Siria

Obama baraja un ataque limitado de dos días con misiles en Siria

infolibre

El presidente estadounidense, Barack Obama, está sopesando un ataque militar contra Siria de alcance y duración limitados con el fin de castigar al régimen de Bachar El Asad por el uso de armas químicas y disuadirle de que repita esta actuación, según informa este martes el diario The Washington Post, que cita altos cargos de la Administración.

El ataque no duraría más de dos días y se llevaría a cabo con misiles de crucero lanzados desde el mar o mediante bombarderos de largo alcance que tendrían como objetivos instalaciones militares no vinculadas directamente con el arsenal químico de Siria, según las fuentes. De igual manera, el diario informa de que el momento en el que se ejecutaría dicho ataque depende de tres factores: la conclusión de un informe de Inteligencia sobre la responsabilidad del régimen sirio en el ataque químico de la semana pasada cerca de Damasco, las consultas en curso con los aliados y el Congreso, y la determinación de una justificación en virtud del Derecho Internacional.

"Estamos analizando activamente los diferentes ángulos legales que sustentarían una decisión", ha explicado un alto funcionario, al tanto de las consultas que está manteniendo Obama en los últimos días respecto a los pasos a dar en Siria. En todo caso, cualquier eventual ataque esperaría a la salida de Siria del equipo de inspectores de la ONU sobre armamento químico que se encuentra actualmente sobre el terreno. 

El portavoz del presidente no descartó el lunes ninguna posibilidad, incluida la de una intervención armada, y aunque ha asegurado que debería haber una "solución política" y no una "solución militar" al conflicto, también ha señalado que Obama tomará la decisión final atendiendo a "la Seguridad Nacional de los EEUU". El secretario de Estado, John Kerry, ha ido en la misma línea y ha informado de que el Gobierno sigue "revisando" la situación en Siria, aunque ha afirmado que el supuesto ataque químico supera "todos los códigos de moralidad" y supone una "obscenidad moral".

Por su parte, el ministro de Exteriores sirio, Walid al Muallem, ha rechazado este martes las acusaciones y ha negado "total y absolutamente" que el régimen utilizase armas químicas. De igual forma, ha asegurado que un eventual ataque por parte de EEUU tan solo serviría a los intereses de los grupos rebeldes vinculados a Al Qaeda, y ha asegurado que seguirá adelante con su campaña militar. "El esfuerzo militar [del Gobierno] no se detendrá en torno a Damasco. Si el objetivo es limitar las victorias de nuestras fuerzas armadas, no tendrán éxito", ha prevenido en rueda de prensa.

The Washington Post también explica que las declaraciones que realizó este lunes Kerry –que también afirmó que “todas las pruebas” apuntan a la responsabilidad del régimen sirio– son el preludio de una declaración de Obama en los próximos días, con el fin de tratar de lograr la cooperación con Rusia, hasta ahora principal aliado de Damasco, antes de tomar una decisión definitiva. Sin embargo, EEUU ha cancelado unilateralmente una reunión con diplomáticos rusos para tratar las últimas novedades del conflicto, una decisión que Rusia ha calificado de "lamentable". El objetivo del encuentro era avanzar en las discusiones para celebrar la Segunda Conferencia de Ginebra, cuya finalidad es que la comunidad internacional consensúe con las partes en el Gobierno y la oposición sirios una solución política.

Estados Unidos cancela unilateralmente una reunión sobre el conflicto sirio con Rusia

Estados Unidos cancela unilateralmente una reunión sobre el conflicto sirio con Rusia

Más sobre este tema
stats