Estados Unidos

Protestas en EEUU tras la absolución del acusado de matar a dos personas en las protestas de Kenosha

Protestas en Nueva York por  la absolución de Kyle Rittenhouse.

infoLibre

La absolución este pasado viernes del adolescente Kyle Rittenhouse, acusado del asesinato de dos personas durante los disturbios que se sucedieron tras las protestas raciales en Kenosha (Wisconsin) en agosto de 2020, ha desembocado en varias manifestaciones en repulsa por el veredicto en ciudades como Nueva York, Portland o la propia localidad de Kenosha, según informa Europa Press. Ha sido declarado inocente de los cinco cargos de los que había sido acusado, tres de ellos de homicidio.

En la noche del 25 de agosto de ese año, Rittenhouse viajó con un fusil de asalto semiautomático desde Antioch, en el estado de Illinois, hasta Kenosha para, aseguró, proteger la propiedad privada de los disturbios y saqueos en los que derivó la protesta por la muerte a tiros de Jacob Blake, un hombre negro, a manos de un policía.

Protestas

En Nueva York han sido detenidas cinco personas en el barrio de Queens, donde se han registrado también algunos daños materiales, según ha informado la Policía de Nueva York. Unos 300 manifestantes también se reunieron frente al Barclays Center de Brooklyn para denunciar el veredicto como un ejemplo de doble rasero racial en el sistema judicial estadounidense. "Aunque Kyle Rittenhouse no ha matado a una persona de raza negra, sí ha podido matar a un hijop**a blanco y salir libre", según declaró un manifestante bajo condición de anonimato al New York Post.

Las protestas se han repetido en la ciudad de Portland, donde cerca de 200 personas protagonizaron una violenta concentración frente al Centro de Justicia de la ciudad. Algunos grupos de manifestantes, vestidos de negro de pies a cabeza, rompieron a pedradas las ventanas de edificios adyacentes y atacaron a un equipo de reporteros de la filial local de la cadena ABC, KATU. Al menos una persona fue detenida.

La ciudad de Kenosha también fue escenario de manifestaciones tras la absolución de Rittenhouse, según informa la filial de la CBS, la WDJT. Una mujer fue detenida frente al juzgado del condado de Kenosha por criticar al juez instructor, Bruce Schroeder, con una pintada en el suelo del juzgado que rezaba "El juez debe marcharse".

El juicio

El jurado, mayoritariamente blanco, ha estado deliberando desde el martes tras escuchar a más de una treintena de testigos durante las dos semanas que ha durado el juicio. Los abogados de Rittenhouse han centrado el caso en su derecho a defenderse ante la "amenaza" que supusieron las víctimas mortales, así como una tercera que resultó herida por los disparos del rifle de asalto que el acusado portaba.

Rittenhouse se ha librado finalmente de los cinco cargos de los que había sido acusado, incluido el de homicidio intencionado en primer grado por la muerte de Anthony Huber, de 26 años, que le podría haber acarreado una sentencia de cadena perpetua, y el de homicidio imprudente por la de Joseph Rosenbaum, de 36.

A su vez, también ha sido absuelto de intento de homicidio intencionado sobre el único superviviente del tiroteo, Gaige Grosskreutz, un paramédico de Milwaukee que recibió un disparo en la piernas, y de otros dos cargos por delitos contra la seguridad pública por posesión de armas de fuego.

En su comparecencia ante el tribunal, un plañidero Rittenhouse aseguró entre sollozos que Rosenbaum fue la persona que le atacó y amenazó con matarle. "No tenía intención de matarlos. Tenía intención de detener a las personas que me estaban atacando. Dos de ellos fallecieron, pero detuve la amenaza", dijo.

En su alegato final, su abogado, Mark Richards, centró la estrategia en pintar un paisaje de caos y destrucción, con "coches ardiendo", aquella noche de agosto en la que su cliente disparó a las víctimas porque suponían una "amenaza" a su integridad, llegando incluso a calificar de "arma mortal" el monopatín con el Huber intentó desarmarle. "Me alegro de que le disparara porque si Joseph Rosenbaum hubiera tenido esa pistola no dudo ni por un minuto de que la hubiera usado contra otra persona", aventuró el abogado de Rittenhouse, a quien calificó como víctima de una "persecución política".

El juez del estado de Wisconsin Bruce Schroeder ha agradecido la labor de las siete mujeres y cinco hombres que han dejado sin condena al autor de los disparos que mataron aquella noche de agosto a dos personas, asegurando que "no podría haber pedido un mejor jurado para trabajar". "A todos ustedes, no podría haber pedido un mejor jurado para trabajar y de veras ha sido un placer para mí. Sin comentar su veredicto, solo en lo que respecta a la atención y cooperación que nos han dado, ya justifica la confianza que los fundadores de nuestro país depositaron en ustedes", ha alabado.

Biden no entra a valorar la decisión

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha preferido no entrar a valorar la decisión del tribunal cuando ha sido cuestionado al respecto al regresar a la Casa Blanca tras someterse a una colonoscopia de rutina en el hospital Walter Reed. "Lo he oído hace un momento. No he seguido el juicio", ha esquivado la pregunta un Biden que, al ser cuestionado sobre un vídeo que compartió en su cuenta de Twitter cuando era candidato presidencial señalando a Rittenhouse como un supremacista blanco, ha zanjado el asunto afirmando que "apoya" la decisión del jurado.

"El sistema de jurados funciona y debemos acatarlo", ha concluido el presidente Biden, quien en los últimos días ha sido criticado por la madre de Rittenhouse, quien le acusó de haber difamado a su hijo al sugerir que era un racista.

Rechazo del veredicto

Los padres de Anthony Huber, el joven patinador que intentó frenar con su monopatín el ataque, han mostrado su "desconsuelo" y su "enfado" por la decisión del jurado. "Hoy no ha habido justicia", han dicho. Ni para su hijo, "ni para las otras víctimas de Rittenhouse", que era menor de edad cuando efectúo los disparos.

"El veredicto muestra que no se responsabiliza a la persona que asesinó a nuestro hijo. Envía el mensaje inaceptable de que civiles armados pueden aparecer en cualquier lugar, incitar a la violencia y luego utilizar el peligro que han creado para justificar sus disparos", ha denunciado el matrimonio Huber. "No se equivoquen, nuestra lucha para responsabilizar a los autores de la muerte de Anthony continúa con todas las fuerzas. Ni el señor Rittenhouse ni la Policía de Kenosha, que autorizó su sangriento alboroto, escaparán de la justicia", han dicho.

"Ninguna persona razonable que vea todas las pruebas podría concluir que actuó en defensa propia. En respuesta a los llamamientos racistas y violentos de las milicias, el señor Rittenhouse viajó a Kenosha armado ilegalmente con un rifle de asalto. Amenazó a sus vecinos y aunque violó abiertamente una orden de toque de queda, la Policía de Kenosha lo alentó a actuar con violencia", han contado los Huber.

Los padres de Huber han denunciado que la Policía de Kenosha "no hizo nada" para detener a Rittenhouse, que después de matar a Joseph Rosenbaum, hizo lo mismo con su hijo cuando trataba de detener la "orgía" de disparos. "Aún así, la Policía no hizo nada. El señor Rittenhouse siguió disparando, hiriendo a Gaige Grosskreutz" y le permitieron "abandonar la escena libremente". "El señor Rittenhouse llegó a Kenosha armado para matar. La Policía de Kenosha lo animó a actuar violentamente y como resultado nuestro hijo murió", cierra el escrito.

¿Racismo y xenofobia en las fuerzas del orden?

¿Racismo y xenofobia en las fuerzas del orden?

Más sobre este tema
stats