LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así camuflan los diputados los datos sobre sus intereses económicos y esconden su agenda de reuniones

Derechos humanos

Un tribunal de Arabia Saudí eleva la condena de cárcel contra un activista de derechos humanos

El activista condenado en Arabia Saudí (derecha), Issa al-Hamid.

infoLibre

Un tribunal de Arabia Saudí ha elevado la condena de cárcel contra el activista Issa al-Hamid, según denunció este jueves la organización no gubernamental Amnistía Internacional y recogió Europa Press. 

En su comunicado, indicó que el activista, que había sido sentenciado en un primer momento a una pena de nueve años de cárcel y una prohibición de viaje de otros nueve años, ha sido condenado a once años tras el proceso de apelación.

La subdirectora de Campañas de la organización, Samah Hadid, resaltó que el fallo "es otra muestra más de la campaña despiadada e incansable de las autoridades (saudíes) contra los defensores de los derechos humanos (...).La apelación era una importante oportunidad para corregir un fallo profundamente defectuoso".

"Issa al-Hamid ha mostrado un tremendo valor ante estos procedimientos claramente injustos, diseñados para silenciar a los que se atreven a denunciar las incesantes violaciones de los derechos humanos en el país", destacó.

Por ello, reclamó a las autoridades que anulen "urgentemente" la "injusta condena" contra Al-Hamid "y el resto de defensores de los Derechos Humanos condenados por su activismo pacífico.

Amnistía Internacional denuncia que el discurso del odio alimenta las vulneraciones de los derechos humanos

Al-Hamid es uno de los fundadores de la Asociación por los Derechos Civiles y Políticos de Arabia Saudí, una ONG independiente cerrada por las autoridades en 2013. Todos sus fundadores han sido condenados a penas de cárcel por sus actividades, y un total de siete se encuentran ya encarcelados.

El tribunal, explicó Amnistía en un comunicado cuando el activista fue condenado, lo declaró culpable de una larga lista de cargos, como "incitación a perturbar el orden público", "creación de una organización no autorizada" o comunicación de falsa información para socavar la "imagen del Estado". 

Los cargos están relacionados, según la organización, con artículos publicados en la red en los que el activista se pronuncia sobre el derecho a manifestarse, pide al rey que ordene una investigación sobre los abusos contra los derechos humanos perpetrados por el Ministerio del Interior saudí, y pone de manifiesto el acoso que este ministerio ejerce sobre las familias de los presos políticos.

Más sobre este tema
stats