LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

Nuestro colega y amigo Mortaza Behboudi lleva cinco meses encarcelado por los talibanes

Mortaza Behboudi, prisionero de los talibanes.

Mediapart

Como hijo del exilio –sus padres tuvieron que refugiarse en Irán con él y su hermano cuando tenía dos años–, nuestro colaborador Mortaza Behboudi comenzó su carrera de fotoperiodista inmortalizando el levantamiento iraní de 2009. Entonces tenía 15 años. En 2012 regresó a su Afganistán natal, donde estudió y desarrolló su pasión por el periodismo. Pero a partir de 2015, "los talibanes y el Estado Islámico crearon agujeros negros informativos en todo el país" y tuvo que huir de Kabul. 

Tras un penoso periplo migratorio, en el que soportó la calle, los comedores sociales y el racismo, en 2015 encontró refugio en la Maison des Journalistes de Francia. Obtuvo el estatuto de refugiado y después la nacionalidad francesa. Cofundador del medio Guiti News, que defiende la causa de los exiliados, Mortaza nunca ha abandonado el periodismo. Desde el regreso de los talibanes al poder en agosto de 2021, ha realizado numerosos reportajes en Afganistán –aquí el primero publicado por Mediapart Sobrevivir bajo los talibanes–

Después acompañó a equipos de reporteros de France Télévisions, Arte, TV5 Monde y Quotidien. Para Mediapart, codirigió una serie de grandes reportajes con nuestra periodista Rachida El Azzouzi (A través de Afganistán bajo los talibanes, galardonado con el premio Bayeux de los corresponsales de guerra y el premio Varenne de la prensa diaria nacional en 2022). En enero de 2022, también produjeron el documental No nos borrarán. La lucha de las mujeres afganas.

Mortaza fue detenido el 7 de enero de 2023, dos días después de su llegada a Kabul, mientras solicitaba su acreditación –requisito indispensable para trabajar como periodista en Afganistán– y, según diversas fuentes, se le acusa de espionaje. Pero hasta la fecha, el régimen talibán no ha formulado ninguna acusación oficial. Tras varias semanas sin ningún contacto con su familia, aparte de una llamada telefónica de un minuto con su esposa Aleksandra Mostovaja bajo la estrecha vigilancia de un guardia talibán, Mortaza ha estado recibiendo recientemente visitas, aunque de forma puntual y semanal, de miembros de su familia.

En una reciente entrevista concedida a Ouest France, la esposa de Mortaza, Aleksandra Mostovaja, que vive en Dinamarca, relata cómo recibió dos cartas de Mortaza en las que le explicaba que "puede leer libros" y le pedía que "leyera el mismo libro que él, para poder estar juntos de alguna manera". Hace todo lo que puede para mantenerse fuerte. Estas dos cartas le fueron entregadas por cooperantes de la Cruz Roja Internacional, que pudieron visitar a Mortaza en dos ocasiones.

Aleksandra Mostovaja explica también que Reporteros sin Fronteras (RSF) tiene un canal de comunicación abierto con los talibanes, a diferencia del Gobierno francés, que dialoga con un representante de los talibanes en Doha (Qatar) [Francia no reconoce oficialmente al régimen talibán]". Por último, afirma: "Tengo la sensación de que será liberado. ¿Lo será pronto? Ya no estoy segura. Tenemos que aceptar esta posibilidad y luchar".

Escuela o muerte, el dilema de Fátima Amiri

Escuela o muerte, el dilema de Fátima Amiri

Un comité de apoyo coordinado por RSF, que ha remitido su caso a Naciones Unidas, trabaja a su lado. Lanzado el 9 de febrero, incluye a una quincena de redacciones y productoras francesas con las que ha trabajado Mortaza Behboudi, que han firmado un llamamiento conjunto exigiendo su liberación. 

Más que nunca, pedimos al régimen talibán que ponga fin a esta situación sin sentido. Y pedimos a las autoridades francesas que redoblen sus esfuerzos para conseguir su liberación.

El 16 de marzo de 2022, durante nuestro programa Les rendez-vous de Mediapart, habló con Rachida El Azzouzi sobre su reportaje. He aquí lo que Mortaza tenía que decir. Esperamos verle de vuelta con nosotros lo antes posible. El 22 de abril pasó su 29 cumpleaños entre rejas talibanes.

Más sobre este tema
stats