La portada de mañana
Ver
El Gobierno pone la primera piedra para un frente común europeo que cambie la relación con Israel

Telemadrid

IU, CCOO y UGT piden que se retire ‘Ciudadano Cake’ por un tuit que les llama vagos

Responsables de Comisiones Obreras y UGT han confirmado a infoLibre que se unen a la iniciativa de Libertad Martínez, portavoz de IU en la Comisión de Control Parlamentario de Telemadrid, que ha exigido la retirada del programa Ciudadano Cakey el cese del director general de Telemadrid "como responsable último de tan indecente programación". El detonante, tras polémicas anteriores, ha sido un tuit el pasado lunes del presentador del programa, Cake Vinuesa, en su cuenta personal en el que decía: “Para hablar el viernes de sindicatos en @telemadrid hemos decidido buscar en el mejor comparador de trabajadores...”. A continuación, situaba la fotografía de Méndez, Lara, y Toxo, y el logo (deformado y muy destacado) de "Trivagos".

Los responsables del ERE ilegal de Telemadrid no se plantean dimitir

Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid se muestra dispuesta a llevar el asunto tanto a la Asamblea como al Consejo de Administración de RTVM para, según su portavoz, "exigir el cierre de un programa que convierte a Telemadrid en portavoz de ideas, conductas y maneras de hacer televisión impropias de una sociedad plural y democrática como la nuestra". Libertad Martínez afirma también que debe cesar el  director general, como máximo reponsable: “Una cosa es hacer humor y otra el insulto. Es vergonzoso que una cadena pública diga que no puede mantener a su plantilla y que luego utilice los 80 millones que recibe para insultar a representantes elegidos de forma legítima”.

Mientras la dirección declinaba toda responsabilidad "al tratarse de un trabajador de una productora externa, UGT afirma que "el programa está muy lejos de cumplir con los principios legales que rigen Telemadrid", y destaca que la direccción sigue sin informar del dinero que se paga a la productora privada por "un espacio que no llega al 4 por ciento de audiencia". Desde CCOO, que no descarta tomar medidas legales, se asegura que “es indigno que una televisión pública que existe gracias a los recursos económicos de la sociedad madrileña, se dedique, primero, a descapitalizar humana y profesionalmente la empresa, y más tarde a sectarizar la programación y los servicios informativos, entre otros, con espacios como el aquí denunciado, que sobrepasan con creces la más laxa interpretación de la libertad de expresión”.

Para los sindicatos, que fueron los primeros en dar la voz de alarma sobre la presunta injuria, no se trata de un hecho aislado, sino de una deriva de años que confluyeron en el despido improcedente de más de ochocientos trabajadores, y en la contratación opaca de servicios externos para realizar el trabajo de los despedidos. En este sentido, destacaban como la noticia de la abdicación del rey "no no se había dado desde los estudios de Telemadrid, sino en el plató alquilado en Torre Europa para los nuevos programas de productoras externas. Y lo hizo una presentadora contratada por una de ellas para el magacín Más Madrid. El resultado ha sido apenas unos minutos de avance plagados de fallos, titubeos y ausencia de conexiones que ponen de relieve las consecuencias de tener cerrados e inutilizados sus estudios, platós e instalaciones tras el ERE".

Más sobre este tema
stats