LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así camuflan los diputados los datos sobre sus intereses económicos y esconden su agenda de reuniones

RTVE

Los trabajadores de RTVE rechazan el nuevo convenio colectivo

Los presidentes de Efe y RTVE, José Antonio Vera y Leopoldo González-Echenique, junto con el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, el pasado 18 de octubre en Panamá.

Ha ganado el no en RTVEno. A la espera de confirmación oficial, algo más de 2.329 trabajadores han votado este miércoles, 23 de octubre, contra el preacuerdo de convenio colectivo, 29 menos han dado su apoyo, y se han registrado casi doscientos votos en blanco y mas de medio centenar nulos. La participación ha superado –siempre según estos datos no oficiales– el 75%.

El lunes se decide el futuro de RTVE

El lunes se decide el futuro de RTVE

El resultado abre una gran incógnita sobre el futuro de la Corporación pública y sobre sus 6.400 trabajadores, ya que el preacuerdo garantizaba la estabilidad de la plantilla durante los dos próximos años, a cambio del ahorro de casi 30 millones de euros provenientes de rebajas salariales y pérdida de algunos derechos adquiridos en épocas de bonanza económica. Sin el paraguas de un nuevo convenio, la dirección podría –según avanzaba El Economista este miércoles- acogerse al dictamen de la Abogacía del Estado, que faculta a la cúpula de RTVE a aplicar el ajuste de hasta 35 millones de euros, previstos antes de la negociación, siempre que no sean más onerosos que otros acuerdos del sector (que se han firmado a la baja, muy lejos de las condiciones contenidas en el preacuerdo de la Corporación). Desde el departamento del Ministerio de Justicia se entiende que el anterior convenio colectivo perdió su vigencia este primero de octubre.

De opinión muy distinta es la CGT, que se ha distinguido en el rechazo activo al preconvenio. Para este sindicato, la opciones pasan por reabrir la negociación, buscar un nuevo acuerdo y plantear un nuevo referéndum, o bien ir a un arbitraje externo con el acuerdo de dirección y trabajadores.

No parece, sin embargo que una u otra opción sean contempladas por los máximos responsables de RTVE, ya que al parecer se inclinarían por el dictamen de la Abogacía del Estado, aun siendo conscientes de que se podría abrir una etapa de confrontación con los representantes de los trabajadores. Si así fuera, parece que estaría en el aire no sólo la estabilidad en el empleo de la actual plantilla, sino incluso la propia viabilidad de la Corporación, ya deteriorada por los pasados recortes presupuestarios.

Más sobre este tema
stats