X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cultura

La cultura 'se apaga' para protestar por la falta de medidas y el Gobierno convoca al sector para apoyarlo

  • La Unión de Actores y Actrices ha desconvocado su '#ApagónCultural' apenas cuatro horas después de que la ministra María Jesús Montero anunciara que ella y el ministro de Cultura se reunirán con el sector
  • A la protesta ya se habían sumado profesionales como Carlos Bardem, Alba Flores o Juan Echanove, que pretendían denunciar la falta de ayudas del Ejecutivo a un sector tan castigado

Publicada el 10/04/2020 a las 18:44 Actualizada el 10/04/2020 a las 19:30
Escenario del Teatro de la Comedia.

Escenario del Teatro de la Comedia.

INAEM

El ministro del Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, se puso en la diana del sector de la cultura el pasado martes. Lo consiguió con apenas un par de frases: "Hoy toca pensar en los enfermos, en salvarles la vida y en parar el virus. Y cuando lo consigamos haremos todo para reactivar la cultura. Porque, como dijo Orson Welles, primero va la vida y luego el cine". Lo dijo en Moncloa, en una rueda de prensa en la que intentó explicar la falta de ayudas específicas al sector para paliar los efectos del coronavirus. El cine, la música, la edición o el teatro llevaban días reclamándole soluciones para minimizar el daño que supone el parón total de su actividad. Pero esa fue la respuesta. "No hemos movilizado fondos específicos porque hemos movilizado fondos generales", aseguró. Y eso enfadó profundamente al sector, que este viernes comenzó un '#ApagónCultural' en las redes sociales que, inicialmente, se iba a prolongar también el sábado, pero la Unión de Actores y Actrices dio marcha atrás. En un comunicado emitido en la tarde de este viernes, la organización anunció que frenaba la protesta "para dar un voto de confianza al Gobierno", que apenas cuatro horas antes, en boca de la ministra María Jesús Montero, había anunciado una reunión con ellos y el ministro. El objetivo, dijo la ministra, ver si el conjunto de medidas generales que se han puesto en marcha "permite satisfacer y paliar la bajada de actividad" en la que se encuentra este colectivo.

"Por esta razón, desde la Unión de Actores y Actrices, creemos que se debe dar un voto de confianza al Ejecutivo y levantar el 'apagón cultural' que estábamos llevando a cabo por la falta de medidas adaptadas al sector y la industria cultural en esta crisis del covid-19. Estas palabras son muy importantes, dan esperanzas a un sector cuya recuperación económica será mucho más complicada y cuyos trabajadores y trabajadoras culturales no pueden atenerse, a día de hoy, a las medidas tomadas por el Gobierno", señaló la organización en su comunicado. 

Durante las cuatro semanas que estamos a punto de cumplir de confinamiento, la cultura se ha mostrado como una válvula de escape y como un método casi infalible para paliar el malestar que puede generar la crisis sanitaria derivada del covid-19. Sin embargo, que Rodríguez Uribes no apostara por este sector como uno de los objetivos a salvar de manera inmediata enfadó profundamente a los profesionales, que comenzaron rápidamente a mostrar su descontento. Este jueves, medio centenar de organizaciones de la cultura y la música publicaron un comunicado dirigido personalmente al propio ministro que, con sus declaraciones, "solo consigue, lamentablemente, crispar los ánimos de las más de 700.000 personas que viven (de momento) de las industrias culturales".

Ese es el problema, el "de momento". Temen que la pausa total del sector pueda acabar con una crisis alargada y sostenida en el tiempo. Por eso remitieron 52 medidas al ministro Rodríguez Uribes, al que reclamaron su estudio y una respuesta "real y eficaz" para resolver el problema. Y también le pidieron respeto. Tal y como expresaron a través de la carta enviada al titular de Cultura, el sector siente haber sido mostrado ante la opinión pública como un "sector insolidario por proponer medidas unilaterales" para ellos, con independencia de la suerte que corran el resto de ciudadanos. "Eso, además de profundamente injusto, no es cierto", sentencian. Así, defienden que el mundo de la cultura ha demostrado "su máxima solidaridad" con los ciudadanos "desde el primer día del confinamiento", ya que los españoles en sus casas están consumiendo cine, teatro, circo, danza, música y libros de una forma mayoritaria para combatir la ansiedad que provoca el estado de alarma. "Nos consideramos parte del pueblo y somos solidarios con el pueblo", apuntan.

¿Vivir sin cine, música o teatro?

Y como se consideran "parte de" y "solidarios con", la protesta que comenzaron este viernes pero que finalizó antes de lo previsto tenía como objetivo mostrar qué ocurre con su "no presencia". Y no fueron pocos los nombres relevantes que se sumaron a la iniciativa. Paco León, Alba Flores, Juan Echanove, Miguel Ángel Muñoz (que ha dejado su perfil de Twitter con una imagen en negro), Aitana Sánchez, Gijón, India Martínez, Carlos Bardem, Daniel Diges, o Eva Yerbabuena fueron algunos de los profesionales que, desde sus perfiles personales en las redes sociales, quisieron protestar contra la falta de ayudas al mundo de la cultura. "Es un sector laboral que necesita medidas específicas para estar en condición de igualdad al resto de trabajadores", escribió la hija de Antonio Flores en su perfil personal de la red social. "Tenemos a uno que no sabe operar a cargo de la UCI cultural", añadió Echanove. Pero no solo fueron nombres concretos, sino también compañías de teatro como Teatro del Barrio o El Pavón Teatro Kamikaze, que dejaron también su imagen en negro en Twitter. 

Por su parte, el director teatral Lluís Pasqual dirigió una carta contra el ministro de Cultura en la que asegura que España "no quiere a sus artistas". "Los puede admirar, envidiar y hasta en algún caso adorar; pero querer es otra cosa", aseguró en la misiva, en la que también añadió que reclama "justicia" para el colectivo, al tiempo que lamentó "el desconocimiento" que, a su juicio, Rodríguez Uribes tiene del sector. Y en este punto, pidió que España convierta "la protección a la Cultura en una cuestión de Estado" como ha ocurrido en otros países. Por ejemplo en Alemania, que ha incluido la cultura entre los "bienes de primera necesidad", permitiendo al sector y a los que lo conforman acceder a la línea de liquidez ilimitada prevista por el Gobierno de Angela Merkel. "La cultura no es un lujo y ahora estamos comprobando cuánto nos hace falta si tenemos que prescindir de ella", aseguró la ministra de Cultura germana Monika Grütters.

El anterior director del Centro Dramático Nacional, Ernesto Caballero, también se mostró muy crítico. Lo hizo a través de Twitter, donde lanzó un irónico mensaje: "Diálogo de gabinete: - ¿Vas a salir así, diciendo que no vamos a tomar ninguna medida? - A la gente le gustará oír eso de que los del cine se tienen que esperar. - Pero los de la cultura se nos van a enfadar. - Descuida, esos siempre nos apoyan. - Sí, en el fondo es gente maja", escribió.

El sector calcula, solo para el mes de abril, unas pérdidas de 960 millones en España.

¿Qué solicitan?

¿Y qué reclaman concretamente desde el sector? Tal y como publicó infoLibre, demandan un reconocimiento de intermitencia —que conllevaría formas de acceso al subsidio distintas a la duración del último contrato, como puede ser un mínimo de actuaciones o días cotizados al año. Además, la Unión de Actores y Actrices reclama un mayor control del Estado sobre las posibles irregularidades en suspensión de contratos, despidos y ERTE, pero también "habilitar mecanismos que permitan un acceso rápido a la prestación por desempleo".

Los sindicatos de música plantean por su parte una batería conjunta de propuestas, entre las que se encuentra también crear una prestación extraordinaria para los trabajadores intermitentes y facilitar el acceso a la ayuda por desempleo, junto a medidas como ampliar la prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos —muchos músicos trabajan como falsos autónomos porque las salas y festivales se niegan a contratarles como trabajadores— o el pago íntegro de las actuaciones contratadas por las administraciones públicas. Este es un sector que preveé unas pérdidas de 559 millones de euros por la crisis del coronavirus. 

Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • paco arbillaga paco arbillaga 11/04/20 07:58


    Como todo grupo que compone la sociedad, el que forma la cultura tiene todo su derecho a exponer sus dificultades y a pedir las medidas que consideren oportunas para solucionarlas.

    No tengo tan claro que ante la terrible pandemia que estamos viviendo aquí y en el mundo, con todas las situaciones de angustia y temor que se están viviendo, sea ahora el mejor momento para reivindicaciones que pueden esperar unas semanas, y además haciéndolas en el tono de crispación que está utilizando la derecha para desgastar y desprestigiar al Gobierno, con lo que no me parece se contribuya con ello al sosiego que necesita la sociedad, que me parece debiera ser el primer objetivo que deberíamos tener.

    Los agricultores han hecho un alto en sus reivindicaciones, lo mismo que los jubilados y otros grupos sociales. ¿Armamos los ancianos un pitote de mil pares de narices por elegirnos en algunas partes para ser los últimos en entrar a las UCI?

    Además, como dice Diego de Miranda en su comentario ¿qué cultura?: la cultura ¿anglosajona, los bestsellers, la TV basura? Y me sumo a lo que dice: «Al salir de esta pandemia habrá que replantearse muchas cosas.»

    Cultura, acceso a ella para todo el mundo, y que quienes la producen, quienes tienen en ella su profesión, puedan vivir con dignidad, como todas las demás personas en cualquier tipo de profesión. Que una de las cosas que nos está enseñando esta pandemia es lo necesarias que somos todas las personas para que la sociedad funcione. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Diego de Miranda Diego de Miranda 10/04/20 21:38

    Dicen: "Los españoles en sus casas están consumiendo cine, teatro, circo, danza, música y libros de una forma mayoritaria para combatir la ansiedad que provoca el estado de alarma". Pobre cultura española. Mejor dicho: pobre cultura española, portuguesa, italiana, griega... ¿Cine? Bazofia americana. ¿Danza? ¿Contemporánea? ¿Música? Qué música? ¿La de nuestros creadores que queman horas ensayando en las bajeras mientras nos apabullan con basura anglosajona o programas tipo Operación Triunfo o La Voz? ¿Libros? ¿Va en serio? Al salir de esta pandemia habrá que replantearse muchas cosas. Los referentes culturales pueden ser una de ellas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

 
Opinión