x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Los diablos azules

Savia poética

  • Los versos de la filósofa, recogidos por La isla de Siltolá, se entienden como potencia reveladora que expande el espacio acotado por la razón
  • La revelación mística se hace epicentro de todo su sistema reflexivo ético y estético que, a partir de 1954, sufre una mayor poetización

Publicada el 23/11/2018 a las 06:00 Actualizada el 23/11/2018 a las 11:17
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Poemas
María Zambrano

Edición de Javier Sánchez Menéndez
La isla de Siltolá

Sevilla
2018

Sobre la imagen de María Zambrano (1904-1991) sobrevuela el compromiso humano y estético de su filosofía. Esta realidad consolidada ha moldeado la recepción de núcleos básicos del aporte intelectual. Pero es una creadora plural, y la poesía, desde los años veinte, estuvo muy presente en su imaginación desvelada. Es fuego y rescoldo, expresión inspiradora y ámbito para sondear el sentido existencial. La escritora alzó desde sus poemas aurorales una pared sustentadora, capaz de unir poesía y pensamiento en la cosmovisión estética.

El potencial empeño de la editorial Galaxia Gutenberg de reunir el espacio creador al completo comienza en 2011, coordinado por el filósofo y poeta Jesús Moreno Sanz. Ese año se publica el volumen III, que sirve de apertura a otras entregas de Obras completas, como el volumen VI, aparecido en 2014, donde se integra Poemas (1928-1990). De ahí provienen las piezas que integran este volumen. 

De este goteo editorial da cuenta, en el excelente estudio que sirve de pórtico a Poemas, Javier Sánchez Menéndez. El editor contextualiza con certera incisión la masa gravitatoria que la voz lírica adquiere, por su capacidad para fijar y dar savia al núcleo vivo del pensar filosófico. La poesía se entiende como potencia reveladora que expande el espacio acotado por la razón. Las consideraciones conforman una inmersión profunda que recorre la evolución en el tiempo, donde resulta esencial la relación entre filosofía y poesía. El itinerario creador es un estar desvelado entre el pensamiento que pregunta y un magma poético que, en su “impasibilidad inoperante”, busca dentro y responde. Así surge un concepto poético, según concluye Javier Sánchez Menéndez, que tiene como impulso germinal la mística; sirve a la poesía para adentrarse en la musicalidad del pensamiento sin que el logos marque sus coordenadas. Junto a la mística, es palpable la admiración por San Juan de la Cruz, Spinoza, Rilke y Lezama Lima. Aunque la pensadora mantiene los inspiradores pilares filosóficos de Platón, Aristóteles, Kant, Spinoza, Nietzsche y la razón vital de Ortega y Gasset.

María Zambrano halla en la aurora el símbolo esencial de la recreación, de la fusión de la vida, más allá de la voluntad irruptora del poder humano. La revelación poética se hace epicentro de todo su sistema reflexivo ético y estético que, a partir de 1954, toma una palpable impronta ética y una mayor poetización. Tal giro se percibe en los logrados frutos de los poemas líricos y delirios, que apelan a la subconsciencia y al sentir.

Otro apartado de interés para el lector es la correspondencia de la pensadora con contemporáneos. Permite establecer una cartografía de afinidades y de influencias. Aglutina nombres como Emilio Prados, Antonio Machado, León Felipe, Juan Ramón Jiménez o Miguel Hernández; a ellos se suman amistades tardías, pero esenciales, con José Ángel Valente y José Miguel Ullán. Y las relaciones básicas para su imaginación creadora de Louis Massignon y Henry Corbin.

Javier Sánchez Menéndez compila en esta edición 51 textos, de los cuales hay 22 poemas escritos en verso. El resto son textos breves —en ocasiones, con el formato conciso del aforismo— y fragmentos en prosa de los que se respeta la disposición visual que la pensadora estableciera. Todos provienen, salvo excepciones, del volumen VI de Obras completas y se ha incluido en “Anotaciones, cronología, y procedencia de los poemas y textos de esta edición” un preciso fechado de los textos y comentarios sobre los mismos, por lo que la edición se convierte en un luminoso trayecto para adentrarse en la estela poética de María Zambrano.

El legado lírico de la pensadora busca como piedra angular —según concluye Javier Sánchez Menéndez— la música del pensamiento. Sus versos nacen de la introspección y la extrañeza, tienen un caminar pausado que contagia cada verso de poesía pensante. A través del viaje lírico se remonta al origen, hacia las capas profundas del ser subjetivo, para abrir espacios nuevos. Busca en ese adentrarse “algo que se deslice por los interiores, como una gota de aceite que apacigua y suaviza”, un manso cauce de felicidad repartido por las entrañas.

*José Luis Morante es poeta y crítico literario. Su último trabajo es Aforismos e ideas líricas de Juan Ramón Jiménez (La isla de Siltolá, 2018).
 
Volver a Los diablos azules
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.