X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A la carga

El pretexto de la España rota

Publicada 20/04/2016 a las 06:00 Actualizada 19/04/2016 a las 20:46    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 170

Usando la terminología que ha impuesto Podemos, hay tres vías mediante las cuales el PSOE puede intentar formar Gobierno: la vía 130 (PSOE y Ciudadanos), la vía 161 (PSOE, Podemos e IU) y la vía 191 (PSOE, Ciudadanos y Podemos).
 

Las dos primeras vías requieren la abstención de otros partidos: la vía 130 requiere necesariamente la abstención de Podemos y de los partidos nacionalistas vascos y catalanes (o, alternativamente, la del PP). A su vez, la vía 161 requiere, como mínimo, el voto a favor de algún partido nacionalista (el PNV) y la abstención de los nacionalistas catalanes.

El PSOE ha optado por la vía 191, pero esta se ha mostrado inviable, pues Podemos no quiere entrar en un pacto de Gobierno con Ciudadanos.

Llegados a este punto, ¿cuál es la razón que esgrime el PSOE para no avanzar por la vía 161, la de un Gobierno de izquierdas? Pedro Sánchez y otros muchos dirigentes socialistas lo han explicado en innumerables ocasiones durante estas semanas de negociaciones: el partido socialista no puede gobernar con la abstención de partidos que buscan la secesión y por tanto la ruptura de España.

El origen de este rechazo a formar Gobierno gracias a la abstención de partidos independentistas como Esquerra o Democràcia i Llibertat (antigua CiU) puede encontrarse en la resolución del Comité Federal del PSOE adoptada el 28 de diciembre de 2015, en la que se dice lo siguiente:

“Esa responsabilidad y ese interés general hacen que rechacemos, de manera tajante, cualquier planteamiento que conduzca a romper con nuestro ordenamiento constitucional y que amenace así la convivencia lograda por los españoles durante estos últimos 37 años. La autodeterminación, el separatismo y las consultas que buscan el enfrentamiento sólo traerán mayor fractura a una sociedad ya de por sí divida. Son innegociables para el Partido Socialista y la renuncia a esos planteamientos es una condición indispensable para que el PSOE inicie un diálogo con el resto de formaciones políticas”.

Como bien se sabe, esta fue la “línea roja” que impusieron Susana Díaz y los demás barones territoriales que se posicionan en contra del actual secretario general del partido, Pedro Sánchez. Sánchez, por su parte, parece haber asumido completamente esta limitación, pues ha repetido este argumento cuantas veces se le ha preguntado.

Me gustaría argumentar a continuación que este planteamiento carece de sentido político y no es más que una mala excusa para que el PSOE no intente formar un Gobierno a la portuguesa, es decir, un Gobierno de izquierdas, que, como bien se sabe, es el Gobierno que cuenta con mayor apoyo en la opinión pública (y entre los propios votantes del PSOE).

En primer lugar, la vía 161 tan solo requiere la abstención de los partidos que defienden la independencia de Cataluña (basta con el voto afirmativo del PNV). Estos partidos pueden decidir abstenerse sin pactar un acuerdo de Gobierno con PSOE y Podemos. Su abstención significaría simplemente que prefieren el Gobierno de izquierdas a un Gobierno de derechas (doctrina del mal menor).

En segundo lugar, la abstención de estos partidos no genera obligación alguna para el PSOE. Si los partidos que abogan por la independencia de Cataluña se abstienen, el PSOE no adquiere por ello un compromiso de celebración de un referéndum. De hecho, la abstención se puede producir sin que el PSOE llegue a sentarse en una mesa negociadora con los partidos independentistas.

En tercer lugar, que los independentistas se abstengan no desnaturaliza ideológicamente el posible pacto de Gobierno con Podemos. Que Democràcia y Llibertat sea un partido de centro derecha y se abstenga no implica que un Gobierno PSOE-Podemos-IU deje de ser un gobierno de izquierdas; implica solamente que aquel partido no pone obstáculos para la formación del Gobierno de izquierdas.
 
En cuarto lugar, parece un tanto artificial el “cordón sanitario” en torno a partidos como ERC y DyL cuando el PSOE formó Gobierno en España en 2004 con el voto a favor de Esquerra y el PSC gobernó en Cataluña con este mismo partido durante la época del tripartito. Esquerra, recuérdese, siempre ha defendido la independencia de Cataluña, no es cosa de ahora. ¿Acaso el Gobierno de la primera legislatura de Zapatero no era socialdemócrata por contar con el voto a favor de ERC?

En quinto lugar, cabe preguntarse por la justificación última de la postura excluyente que adopta el PSOE. El PSOE siempre se ha caracterizado por intentar integrar a los nacionalistas en el sistema constitucional español, no por excluirlos. La exclusión era, hasta el momento, la respuesta del Partido Popular. Negándose en rotundo a establecer una relación política con los partidos independentistas, el PSOE se aproxima peligrosamente a las tesis del PP y traiciona una larga trayectoria en la que se sostuvo que todo era defendible y planteable siempre y cuando no hubiera violencia política. Defender la independencia de un territorio no es un crimen político.

En sexto lugar, el PSOE, si llega al poder, pretende aprobar una reforma constitucional que transforme España en un auténtico sistema federal. La intención me parece loable, ¿pero acaso piensa el PSOE que podrá hacerlo sin sentarse a hablar con los partidos independentistas, sin negociar con ellos? ¿Se resolverán los problemas territoriales en España dejando fuera de la reforma constitucional a los partidos que hoy defienden la independencia? Si la respuesta es negativa, ¿cómo puede entonces justificarse que el PSOE se niegue a formar un Gobierno de izquierdas con la abstención de los partidos independentistas?

La resolución del Comité Federal impidiendo el Gobierno de izquierdas con la excusa de que no se puede aceptar la abstención de los partidos independentistas no tiene fundamento y va contra la tradición ideológica del PSOE. Parece una estratagema para que el PSOE, una vez más, se desentienda de la demanda mayoritaria de sus propios votantes, que es, no lo olvidemos, un Gobierno de izquierdas.


Hazte socio de infolibre



15 Comentarios
  • phentium phentium 08/09/16 19:21

    Bueno......yo lo veo muy simpple: el PSOE ha visto los buenos resultados que le ha dado al PP utilizar/sacrificar el voto catalan y ha optado por hacer lo mismo. Todo lo demas son arboles para que los incautos no sepan que detras esta el bosque.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Melart Melart 09/05/16 10:36

    No podría expresarlo mejor que Wyoming. Totalmente de acuerdo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Groo Groo 05/05/16 01:38

    El otro día leía en un blog que: Los países no se rompen, las vidas de las personas sí. Ahí lo dejo: https://prcaruan.com/2016/03/26/los-paises-no-se-rompen-las-vidas-de-las-personas-si/

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Casirojo Casirojo 29/04/16 15:42

    Me parece bastante sensato lo que dice el sr. Sanchez-Cuenca,la verdad es que el comite federal mandado por los votos de Susana Diaz ha puesto demasiados palos en las ruedas a Pedro Sanchez.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ambumbu ambumbu 27/04/16 18:46

    Desde hace mucho el PSOE es el PP descafeinado. Por eso mucha gente del PSOE, en las elecciones que el PP ganó por mayoría absoluta, voto a este último. De hecho, es lógico pensar que para que me apliquen medidas de derechas qué mejor que gobierne el PP. Lo que no entiendo es cómo puede alguien seguir pensando hoy en día que el PSOE se acerca mínimamente a la ideología de izquierdas. ¡Pero si cuando estaba en el Gobierno no se atrevió ni con la Iglesia¡

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • molis41 molis41 26/04/16 22:08

    El análisis del artículo bastante coherente, que explica y pone en evidencia las incongruencias en que ha caído el PSOE y que estos han tratado de ocultar culpabilizando a Podemos, de todo lo que ha pasado y va a pasar. Y totalmente de acuerdo con el comentario Nº 80 de R12 sobre la derechización evidente de los dirigentes del PSOE, una pena.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Carmen47 Carmen47 23/04/16 18:04

    Artículo clarificador y al grano. Estoy totalmente de acuerdo en que la resolución del Comité Federal del PSOE que resalta el articulista es una línea roja infundada, innecesaria y de muy malas consecuencias políticas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    0

    • Olaf Olaf 24/04/16 00:27

      ¿Que qué es lo que quieren? Pues algunos pensamos que sin preguntar a la gente lo que quiere jamás se resolverá el problema. Un problema que existe, se niegue o no y que no lo va a hacer desaparecer el DRAE.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • cepeda cepeda 29/04/16 11:50

        Lo que no se puede es pretender solucionar un problema... creando uno mayor. Y pretender quitarle a todos los españoles su derecho a decidir para entregárselo solo a los catalanes... es crear un problema bastante mayor al actual.. aunque usted y otros todavía no se hayan dado cuenta... o no se quieran dar cuenta. Lo que existe es una constitución que aprobaron todas las fuerzas democráticas españolas, incluida CIU, y que el pueblo, TODO EL PUEBLO ESPAÑOL, refrendó... en Cataluña con un "modesto" 91%. Lo que existe es una constitución que en su TITULO X recoge los caminos para ser reformada... y que es el que tienen que seguir todos los que quieran reformarla... y eso es así porque así lo decidimos y porque así lo refrendó el pueblo. NO HAY NADA MÁS DEMOCRÁTICO QUE ESO. Lo dicho... pretender resolver un problema creando uno mayor... no es lo más inteligente y provechoso que se puede hacer. 

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Rasec Rasec 24/04/16 12:53

        Nadie dice que no pueda preguntarse a la población, existen mecanismos para ello, incluso se podría convocar un referendum sin necesidad de cambiar la constitución, pero habría que hacerlo a toda la ciudadanía, a todos los españoles, pero no es lo que quieren.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • cepeda cepeda 29/04/16 11:51

          Ahí les duele, Rasec, ahí les duele. Son demócratas y progresistas... hasta que llegan ahí.. A partir de ahí... pasan al plan B.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • Olaf Olaf 23/04/16 08:41

    Sistemática (y sospecho que interesadamente) se confunde Consulta con Referendum. Cito de la Wikipedia: "El referéndum, referendo o plebiscito es el procedimiento jurídico por el que se someten al voto popular, leyes o actos administrativos cuya ratificación por el pueblo se propone". En una Consulta, sin embargo, se pretende conocer la opinión de un grupo sobre un tema, sin que eso tenga relación con la ratificación de una ley y sin que el resultado tenga caracter vinculante para el que pregunta.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Rasec Rasec 23/04/16 17:55

      Dale con los eufemismos. ¿Qué es lo que quieren? una consulta VINCULANTE sobre la autodeterminación de Cataluña. Lo que es lo mismo un procedimiento por el que se someten al voto popular decisiones políticas con carácter decisorio o consultivo. ¿A que sí?, pues esa es la definicion del DRA de REFERENDUM.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • LUIS RAMON LUIS RAMON 22/04/16 20:13

    El problema de pactar con los independentistas para gobernar España no está en el referéndum. Va mucho más allá. ¿Cómo se puede pactar para gobernar un país con alguien que tiene como único objetivo salir de ese país? ¿No se dan cuenta de que eso es anti natura? Mientras no se cambie la ley electoral, los independentistas (que tienen todo el derecho del mundo a serlo) tendrán siempre una fuerte presencia en el parlamento español. Un parlamento, no lo olvidemos, que legisla para todo un país. La paradoja es que ellos participan en las leyes que se hacen para un país del que quieren salir a toda costa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Gerardo1 Gerardo1 22/04/16 16:44

    Ignacio Sánchez-Cuenca, no te enteras o no te quieres enterar. Los partidos ERC y DyL han dicho por en todas las ocasiones en que se les ha preguntado que no se van a abstener si en el acuerdo de investidura no está incluido el compromiso de realizar un referéndum. Como el PSOE no va a aceptar la realización de un referéndum, no es viable la vía del 161. Y esa teoría del mal menor se la podrías aplicar a otros. Seguramente hay varios "males menores" a que diga Rajoy. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre