X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
En Transición

Partidos en implosión

Publicada el 23/11/2020 a las 06:00

Los partidos políticos, esas extrañas criaturas imprescindibles en la vida democrática, están en fase de implosión. No todos, y unos más que otros, pero la tendencia que se observa es clara: cada vez menos personas participan en las deliberaciones y apenas unas cuantas toman las decisiones. Al mismo tiempo, se plantean mecanismos de control más férreo que pueden llegar a vulnerar principios fundamentales del ordenamiento jurídico y de la vida política. La reforma del Pacto Antitransfugismo es un buen ejemplo de esto.

Tras resucitar Ciudadanos dicho pacto, en hibernación desde hace una década, la discusión abierta ha venido motivada por las discrepancias dentro de Unidas Podemos y el movimiento táctico de la cúpula de dicha formación con el objetivo de expulsar a Teresa Rodríguez, de Adelante Andalucía, del grupo parlamentario andaluz. Ángel Munárriz describe aquí la historia en detalle.

Podría pensarse que es un conflicto más dentro de la formación morada, que se suma a otras desavenencias internas ocurridas en estos últimos años y que han provocado el desgajamiento de sectores políticos relevantes del primer Podemos. Sin embargo, merece la pena prestar atención, porque lo que se está planteando va mucho más allá de una guerra interna concreta.

La Adenda III que quiere incorporarse al Pacto Antitransfuguismo -con el apoyo aparentemente entusiasta de IU, PSOE, PP, PNV, Podemos, PAR, PSC, Foro Asturias, Ciudadanos y BNG - incorpora una nueva noción de tránsfuga, que define como “aquellos representantes locales, autonómicos y estatales que, traicionando al sujeto electoral político (partidos políticos, coaliciones o agrupaciones de electores) que los y las presentó a las correspondientes elecciones, abandonan el mismo, son expulsados o se apartan del criterio fijado por sus órganos competentes. Se considerará tránsfuga asimismo la persona electa por una candidatura promovida por una coalición, si abandona, se separa de la disciplina o es expulsada del partido político coaligado que propuso su incorporación en la candidatura, aunque recale en otro partido o espacio de la coalición, sin el consentimiento o tolerancia del partido que originariamente lo propuso.”

La palabra traición, impropia de un texto de esta naturaleza, avanza lo que viene después: la consideración de tránsfuga de cualquiera que “se aparte del criterio fijado por sus órganos competentes”. Es imposible no acordarse de los 15 diputados socialistas que votaron no a la investidura de Rajoy mientras el partido decidía abstenerse para garantizar la elección del presidente, o de Celia Villalobos negándose a votar en contra de la moción socialista contra la reforma del aborto de Gallardón, o de tantos casos en ayuntamientos y parlamentos autonómicos donde se han dado situaciones parecidas. Incluso de la ministra Yolanda Díaz abandonando Izquierda Unida, el partido por el que concurrió a las elecciones en coalición con Unidas Podemos.

La discrepancia queda así catalogada como traición, y merece, a los ojos de los defensores de esta Adenda, el mayor de los castigos: “No podrán ejercer los derechos políticos atribuidos por la regulación aplicable a los grupos políticos en el desarrollo de las sesiones plenarias (…). En cuanto a las asignaciones, medios económicos y materiales que se conceden a los grupos políticos, en modo alguno son reconocibles en favor de la persona no adscrita”, etc. Es decir: el partido se reserva los fondos que la institución le otorga según el número de representantes adscritos, aunque estos se queden en apenas un tercio, como puede pasar con el grupo de Adelante Andalucía, donde pasarían de 17 diputados a 6.

Por si queda alguna duda a estas alturas, la decisión de pasar a considerar tránsfuga a una persona corresponde al propio partido: “Cuando surgiesen dudas sobre qué personas han incurrido en transfuguismo, será el sujeto político que los ha presentado y/o el partido que los y las propuso (…) quien aclarará por escrito quiénes han abandonado la formación, han sido expulsados o se han apartado de su disciplina, a efectos de su calificación como tránsfugas.” Ojo, ni siquiera es el grupo parlamentario correspondiente, sino quien los ha presentado, es decir, el partido.

Los autores de esta Adenda III al Pacto Antitransfugismo son conscientes, como reconocen en el texto, de que la doctrina constitucional confirma que la persona electa es la titular del escaño, aspecto en el que la jurisprudencia ha insistido desde 1983. Ante eso, plantean dos caminos: por un lado, si no pueden retirar el escaño, al menos serán ellos quienes decidirán a quién expulsan del grupo parlamentario cuando se haya apartado de su recto camino. Y por si fuera poco, para aquellos representantes que no lo son por elección directa del sufragio (senadores autonómicos, diputados provinciales, etc.), arbitran un camino para poder poner fin a su designación cuando lo consideren.

La trascendencia de la decisión se comprueba en el debate sobre el modo de tomar la decisión. Hasta el momento, en el Pacto Antitransfugismo cualquier acuerdo se adoptaba por consenso. Esta vez, sin embargo, ante las críticas mostradas por distintos partidos, se plantea por primera vez una votación para modificar este extremo de forma que, en caso de que no exista unanimidad, se adoptará por mayoría, pero ojo: no de partidos, sino de voto ponderados de partidos en función de su representación. Efectivamente, la jugada es de largo alcance.

La nueva política se diferenció de la vieja en la aspiración a conseguir un nuevo modelo de partido basado en el pluralismo, la horizontalidad, la deliberación, la permeabilidad con el conjunto de la sociedad, etc. Llegó incluso a inocular este virus en algunos de los partidos tradicionales, que ya no pudieron decir que no a las primarias ni a otras vías de apertura. Diez años después, sin embargo, la historia parece dar un giro. Las formaciones políticas orbitan en torno a líderes incuestionables que, rodeados de un núcleo de personas cada vez más pequeño, y conscientes de la debilidad de sus estructuras, articulan mecanismos férreos de control. De partido de masas se ha pasado al partido de mesas (camilla).

Los partidos pueden estar entrando en fase de implosión, lo que confirma su extrema debilidad. Si no fuera porque son piezas esenciales para la democracia, no dejaría de ser una forma de organización política más que atraviesa un proceso degenerativo camino de la extinción. Pero ojo: sus crisis son las de todo el sistema.

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes depende de ti.

 

 

Más contenidos sobre este tema




24 Comentarios
  • Lunilla Lunilla 29/11/20 22:45

    "LA IMPORTANCIA DE LA PALABRA - REFLEXION- ; "Me paso el dia entero diciendo -'Que estoy encantado' de haberles -'conocido. -'a personas- que me importan un -'comino: "pero supongo que si uno/a quiere seguir viviendo en este -'mundillo- "Tiene que decir tonterias de esas: "Las verdades mas excelsas y puras se alcanzan no ya con la "Reflexiòn" y la inteligencia; Sino mas bien con el consentimiento; "Anatole FRance: Dixit; "Lo Bello es aquello que es inteligible sin "Reflexion" Andrè Maurois; Dixit; "Si realmente "Reflexionas" Todo es maravilloso en este mundo, todo excepto nuestros pensamientos y acciones, cuando os olvidamos de "Reflexionar" Anton Paulovich chejov Dixit; "Es necesario alternar la "Reflexiòn" y la accion que se alternan y corrigen la una con la otra; "Tambien para avanzar, se necesitan las dos piernas; La acciòn y la "Reflexiòn" ; Antoni Gaudì; Dixit "La meditacion persistente sugiere siempre argumentos contra las decisiones; "La Profunda "Reflexiòn"; Acaba a menudo en inercia" Auguste Rodin; Dixit; "Lo contrario de la Hiperbole es el trabajo; Exactitud, "Reflexiòn"; Precisiòn ; Es dificil hacer del idioma un instrumento exacto y ductil, y es facil, salir del paso con un superlativo, que no dice nada, -Azorin; Dixit: Laa afabilidad y la indulgencia verdadera, son frutos rarosde la "Reflexiòn", de la experiencia y de la Razòn; Baron de Holbach; Dixit; "La Reflexiòn" es el camino hacia la inmortabilldad; "La afalta de "Reflexiòn" Es el camino hacia la muerte" .... El DIablo Cojuelo; Dixit" ( 22,45 h. p/m )

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Lunilla Lunilla 29/11/20 22:58

      OTROSIDIGO: "Creo ; Que se puede hacer a traves de la risa UNa "Reflexiòn" Profunda, en el poder de Sintexis que a mi me apasiona, el humor grafico, el POder de resoluciòn que tiene, de plantear una soluciòn , y ademas, que sea simpàtica" El DIablo Cojuelo; Saludos Cordiales"... ( 22,58 h.p/m )

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Macu L. Macu L. 23/11/20 22:54

    Creo que nos falta tradición democrática y que el pacto, la negociación, el consenso, el debate, la argumentación y la dialéctica en general no forman parte del juego entre partidos políticos y tampoco de su funcionamiento interno.
    Con independencia de quién tiene la culpa, lo que veo es una izquierda fraccionada, desgastándose en enredos de poder y no sumando esfuerzos. Y me produce tristeza.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Juan Delmundo Juan Delmundo 23/11/20 20:39

    En las democracias "conocidas" en el planeta, los únicos partidos que "IMPLOSIONAN" son los que pierden votos poco a poco hasta quedarse casi "testimoniales"; salvo en USA que siempre son los mismos partidos, puesto que allí "El Sistema" es el que amamanta a los Dos Partidos Únicos.

    Yo más bien pienso que se irán produciendo modificaciones en los partidos y, también, alguno puede implosionar y nacer otro, etc. etc.

    Ahora bien, lo que creo es que en España nos vamos a tener que acostumbrar a "Gobernar en Minoría"; a cogobernar; a dejar "El Rodillo Parlamentario" como algo del pasado.
    Pienso que las nuevas generaciones van a tener que "templar el verbo" y enseñarse a debatir y discutir con respeto y sin injurias ni difamaciones.
    También sería interesante que aportaran "la materia prima" para que no domine "La Corrupción".

    Y si todo ello nos lleva a una mejora en pro de una Justicia Social, pues tanto mejor.

    La Revolución Social no podrá ser jamás, si no es de carácter mundial. Las soluciones de "país", no podrán ser trascendentes si no se encuentran en un contexto mundial análogo. Creo yo......

    Salud

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • Isa. Isa. 23/11/20 21:20

      Salud

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Isa. Isa. 23/11/20 18:18

    Se percibe una realidad muy contradictoria con los principios democráticos. Será muy complejo asumir un discurso plural y no aceptar decisiones discrepantes. Pero es la realidad que construimos.

    Mi impresión de inicio ante lo que irremediablemente se avecina es hacer hincapié en esta frase día a dia.

    "cada vez menos personas participan en las deliberaciones y apenas unas cuantas toman las decisiones."

    Podemos intentar transformar la gestión política desde nuestra participación. Y exigir el acceso a cualquier persona...eso es primordial. Quiénes pueden permitirse acceder? Y ya no digamos los requisitos de transparencia.

    La casa por el tejado poco sólida. Como primera impresión. Gracias por el artículo. La información es básica para compartir con quienes no tienen ni acceso a ella.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    2

    5

    • Isa. Isa. 23/11/20 18:33

      * No aceptar opiniones discrepantes en la toma de decisiones. Quise expresar.

      Participación y más participación de acceso público, pero va a costar mucho esa implicación ciudadana, me parece.. tendrán que diseñar una fórmula honesta y casi mágica.

      En el último brindis de este año, voy a celebrar el 2025

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Isa. Isa. 23/11/20 19:22

        Acceso a iniciativas de participación informativa de acceso público desde el Estado. Me refiero. Los partidos tendrán sus normas específicas, programas y propuestas para no entrar en esa fase de implosión de todo el sistema.. parece bastente complicado gestionarlo de forma transparente y honesta por experiencias habidas pero también necesario para las que hay.

        Conclusión hoy ¡Bienvenida la experimentación! Glub.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • Isa. Isa. 23/11/20 20:20

          Un pacto para cumplir los programas electorales primordiales o de un mínimo exigible, para las siguientes elecciones. A ver qué partido lo propone en su programa. El del transfuguismo tiene su razón de existir

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          4

  • micanuto micanuto 23/11/20 16:37

    ""aquellos representantes locales, autonómicos y estatales que, traicionando al sujeto electoral político....". Yo no soy lingüista pero no sería más correcto utilizar la " o ", en vez de la "y".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • pescador pescador 23/11/20 11:43

    Después de leer, perdone la expresión farragoso articulo, creo que un poco alarmista ya que si algo viene ocurriendo en Unidas Podemos, son ciento de ataques internos desde su creación debido básicamente a ser un conglomerado dé organizaciones y por lo tanto muy diverso, lo que si creo que está demostrado es que ya de por si, tiene músculo propio, todas aquellas organizaciones que se desvincularon de la matriz  fracasaron y eso que nunca y tengo una edad, un partido político sufrió un ataque desde todos los frentes y repito TODOS, que UP, en cuanto al tema andaluz , existen muchos más matices y les aseguro que cada uno legítimamente acerca el ascua a su sardina y Teresa y Anti-Capi, también se visibilizó gracias a Podemos y esto es una realidad, como también que siempre dentro de la coalición maniobró en defensa de los posiblemente legítimos intereses.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Gorgias Gorgias 23/11/20 11:28

    En comentario al artículo de Ángel Munárriz citado y enlazado al principio de este artículo expuse en un comentario mi punto de vista sobre el conflicto en Adelante Andalucía que ha llevado a que la decisión de la cúpula autonómica de un partido que ha cambiado de opinión (Podemos Andalucía) se imponga a las personas que se han mantenido fieles a las promesas electorales con el que dicho partido se presentó a las elecciones.

    Es cierto que en España, en las elecciones al Congreso, no se vota a las personas. Pero, al menos en teoría, lo que votamos son programas de gobierno. Y en este caso, además, no se votó a Podemos, sino a una coalición, con programa propio, al que las personas que han sido “purgadas” se han mantenido absolutamente fieles. Basta leer el preámbulo del programa electoral para entender cuál era el mensaje que se le estaba enviando a los electores.

    En este caso, está claro que ha prevalecido la disciplina de partido sobre la fidelidad a la palabra dada a los electores.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    3

    2

    • MIglesias MIglesias 23/11/20 12:49

      Yo lo veo de otra forma: las personas que han sido purgadas pertenecían a un partido, en nombre del cual se coaligaron con otros para sacar adelante ese proyecto, después, aún dentro del periodo de mandato electoral, con los escaños ganados gracias a la aportación tanto estratégica como dineraria de Podemos y el aval del nombre del partido, abandonaron Podemos para organizar su propia formación, pretendiendo adueñarse del rédito electoral. Lo vería bien si lo hubieran hecho una vez terminado su mandato, contando con su propia fuerza para presentarse a unas elecciones.
      Podemos cambió de opinión con el beneplácito de sus bases, por lo tanto no queda otra que acatar lo decidido aunque no sea de tu gusto. Pedimos democracia y cuando la tenemos confabulamos contra ella si el resultado no nos agrada.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      3

      12

      • micanuto micanuto 23/11/20 16:45

        No puedo estar mas de acuerdo. Salud

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        3

      • Gorgias Gorgias 23/11/20 14:10

        Una pregunta: ¿La democracia consiste en obedecer a los mandos del partido o en ser fiel a los compromisos con el electorado?

        Otra más: ¿Es democrático, es legal el procedimiento que se ha seguido para expulsar a 8 personas de su grupo parlamentario?

        Y un dato: Teresa accedió a la función de Coordinadora de Podemos Andalucía con el 75% de los votos (cerca de 18.000). La actual coordinadora mantuvo el porcentaje, pero el número total de votos apenas superó los 6.000 y eso que contaba con el apoyo explícito de Pablo Iglesias.
        Y un sentimiento que va creciendo en Andalucía: estamos hartos de que nuestros problemas se resuelvan -favorablemente o no- por lo que se decida en Madrid.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 4 Respuestas

        3

        2

        • MIglesias MIglesias 23/11/20 16:14

          La democracia consiste en el gobierno de la mayoría, si las decisiones de los líderes están refrendadas por la mayoría, las decisiones son democráticas, lo que no significa que sean justas ni acertadas.
          No conozco el reglamento interno de Podemos, por lo que no puedo contestar a su segunda pregunta. Si es legal o no lo dirán los jueces si recurren a ellos, a mí me parece lícito que un partido expulse de cualquiera de los ámbitos que le corresponden a quienes realizan movimientos orquestales en la penumbra contra él.
          Por último, usted lo ha dicho, era Coordinadora de Podemos Andalucía y se fue porque quiso, podría haberse presentado a la reelección y no lo hizo, optó por tomar otro camino fuera de la formación y si abandonas la formación que te aupó al escaño, lo ético es dejarlo; los votos que consiguiera en contraposición a los que consiguió su sucesora pueden servir para analizar sus respectivos liderazgos o la decadencia del Partido en un territorio y momento concretos, pero no cambian en nada los hechos. Lo de Madrid, perdóneme, pero no lo entiendo, no es Madrid quien decide nada, es el partido quien decide con sus bases de toda España que determinan cada cuatro años a quien dan la capacidad de tomar decisiones. Que la sede de un partido de ámbito nacional esté en la capital es lo normal, por mi parte estaría encantada de ceder la capitalidad y que se largaran todos a otros pagos, a Málaga, por ejemplo, que tiene muy buen clima. Si quieren un partido en el que todo se decida en Andalucía, hagan un partido solo andaluz, está en sus manos librarse de Madrid.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          1

          12

          • Gorgias Gorgias 23/11/20 16:21

            Cro que no sólo tenemos puntos de vista distinta, sino un distinto nivel de información sobre el asunto. Pero no quiero seguir con el debate. Y gracias por su atención y su respetuosa discrepancia.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            5

            5

            • MIglesias MIglesias 23/11/20 19:13

              Yo solo sé lo que leo en la prensa, no estoy en los círculos de Podemos, si sabe más no nos deje así, cuéntenos, no vale dejarnos con la miel en los labios, eso no se hace, no es justo.

              Responder

              Denunciar comentario

              3

              1

            • Gorgias Gorgias 23/11/20 16:23

              ...puntos de vista distintos...

              Responder

              Denunciar comentario

              3

              3

  • MIglesias MIglesias 23/11/20 10:06

    Aquí no votamos a personas, votamos a partidos que presentan a personas, se vota un proyecto, las personas solo son las depositarias de ese proyecto, en unos casos definido por una minoría y en otros, dentro de un orden, por la mayoría de los involucrados en el partido, eso es algo que debe tener muy claro quien se meta en ese follón. Si las personas presentadas dejan de seguir las pautas del partido están defraudando a los votantes, no sé si deben llamarse tránsfugas, traidoras, desertoras, infieles, desleales o aprovechadas, pero, mejor o peor, ese es el sistema que tenemos y si alguien deja de sentirse parte del proyecto lo adecuado es retirarse y dejar paso a quienes sí lo compartan para respetar la voluntad de quienes les votaron, luego te montas el partido que te guste, pero no me parece muy ético aprovecharse del nombre de un partido para conseguir un escaño y lo que conlleva y después ir por libre. Podremos cuestionar el sistema, pero si aceptamos el juego hay que aceptar las reglas o intentar cambiarlas con los mecanismos que esas mismas reglas proporcionan, dentro de la legalidad institucional, no con subterfugios.
    En el caso de Adelante Andalucía la raíz del conflicto es la negativa de Teresa Rodríguez a aceptar la decisión de un 96,4% de sus bases, razón suficiente para que se vaya.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    13

  • Otilio Otilio 23/11/20 08:11

    Más allá de la polémica y el conflicto entre Podemos y Adelante Andalucía (léase entre Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez), el artículo define a la perfección una de las causas por las que Podemos está entrando progresivamente en una deriva política suicida. Los caudillismos e disciplinas férreas de partido son totalmente contrarios a su espíritu fundacional y han provocado la desafección de amplias capas de militantes y simpatizantes. De aquellos polvos autoritarios vienen estos lodos de descomposición.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    5

    11

    • Isabelle006# Isabelle006# 23/11/20 16:02

      Parece que la transversalidad (izquierda-derecha) en los partidos españoles no dan buen resultado, UPyD reivindicó esta adscripción desde su fundación. Ciudadanos se autorreivindicaba como un partido transversal. La formación de Manuela Carmena de la capital Más Madrid (Más País a nivel nacional) es otro ejemplo de partido transversal.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      5

    • MIglesias MIglesias 23/11/20 10:28

      ¿De qué sirve un partido si todos van por libre?

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      9

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 23/11/20 06:44

    Articulo muy interesante.
    Esta ley contra el tranfugismo sirve a Podemos contra Teresa Rodriguez y la verdad es que en este caso estoy a favor de Podemos. Pero creo entender que Cristina Monge piensa que esta ley que favorece a Podemos en este conlicto es muy excesiva.
    Tengo un conflicto interno: algo malo, negativo me parece bien para este caso preciso...

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    10

 
Opinión