x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la tramoya

Podemos y Vox, primos lejanos

Publicada el 22/02/2019 a las 06:00 Actualizada el 21/02/2019 a las 20:05
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Las diferencias están claras. Si dos manifestaciones convocadas por Vox y por Podemos se saltaran el cordón policial y se encontraran frente a frente en la calle, probablemente terminarían a puñetazos. Los unos con sus banderas españolas apelando al orden, a la autoridad central, a la pervivencia de los valores tradicionales (heterosexuales, machistas, religiosos, ultraliberales). Los otros con sus banderas republicanas, llamando al poder popular frente a la élite económica y los valores de la revolución social y política (feministas, igualitarios, ateos, estatalistas). No es cierto que haya muchos votantes de Vox que procedan de Podemos, ni de Podemos que vengan de la extrema derecha. La inmensa mayoría de los apoyos del pujante partido de Abascal salen del PP, de Ciudadanos y de la abstención.

Si los representantes de Vox se sentarán en la parte extrema derecha de los hemiciclos cuando logren sus escaños, los de Podemos seguirán sentados en los asientos de la izquierda. Cualquier observador sabe (o al menos intuye), aunque no sepa expresarlo como si fuera profesor de ciencia política, cuáles son las enormes diferencias entre lo que defienden unos y otros.

Pero tanto Podemos como Vox comparten algunas cosas interesantes desde el punto de vista sociológico y electoral.

En primer lugar, ambos son resultado de la indignación. Todos los movimientos populistas surgen como reacción social virulenta. Para vehicular la protesta por las injusticias sociales de la crisis económica (Podemos) o para canalizar la preocupación por la deriva permisiva y relativista (Vox). Dicho en pocas palabras, unos por unos motivos y otras por otros, pero los votantes de ambos son ciudadanas y ciudadanos cabreados por algo. No es una similitud menor, porque ese estado de enfado imprime a ambos partidos un estilo frentista, subversivo y radical que se traslada al espacio público.

Segundo, esa indignación se dirige hacia la élite. Para Podemos es la élite política y también económica, que llamó “la casta”. Para Vox es la burocracia estatal que constriñe la libertad individual, y los políticos que viven de ella: los “chiringuitos” que montan los políticos de pesebre. El ejercicio del poder ya ha amansado a muchos de los líderes de Podemos. Es fácil acostumbrarse a viajar gratis por España y el mundo, pisar moquetas, recibir buenos sueldos y que un conductor te lleve el coche. Vox aún no disfruta de esos privilegios, pero lo cierto es que ambos trasladan el mensaje de que vienen a luchar contra los políticos de siempre, amodorrados en sus poltronas.

La tercera cualidad compartida es la comunicación aventurera, transgresora, guerrillera. Tras el famoso autobús de Hazteoír (aquel de los niños con pene y las niñas con vagina) y el de Podemos (el autobús de “la trama”), Vox hizo una maqueta de autobús “de la España que madruga”. Esas acciones tratan de ahorrar dinero y penetrar en un contexto de medios más dominado, al menos al principio, por los partidos convencionales. Tanto Podemos como Vox se desarrollaron en las pequeñas televisiones de la última década (Tele K o Hispan Tv; Intereconomía), donde fueron generando un discurso fresco, rápido, popular, dirigido a la gente corriente y plagado de generalizaciones. Luego fueron accediendo a los canales de Mediaset y, especialmente, de Atresmedia. La nueva presencia de algunos portavoces de Vox en Antena 3, por ejemplo, recuerda mucho a la que fueron teniendo los de Podemos en La Sexta.

Haciendo de la necesidad virtud, por último, los nuevos actores de la política española han marcado la agenda nacional suscitando temas fuertemente controvertidos y proponiendo medidas directas y con pocos matices. Sin embargo, como una cosa es predicar y otra dar trigo, Podemos se ha moderado mucho cuando ha llegado a los espacios de poder en los que ya no basta con el eslogan. A Vox le ha bastado tener un solo senador, para comprender que tiene que tener cuidado con lo que hace, más allá de las declaraciones grandilocuentes. Ya en su primera votación ha resultado ridículamente aislado, cuando ha tenido que votar contra una declaración institucional contra la violencia en el deporte. Cuando, como Podemos, llegue a los ayuntamientos y los parlamentos, comprobará lo difícil que es mantener la narrativa populista cuando ya no se está en la calle, sino en los cálidos sillones de las instituciones.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

142 Comentarios
  • j.archi j.archi 06/03/19 17:38

    Sr. arroyo,¡ que ha tomado, aunque en verdad,? a quien se dirige cuando dice estas estás sandeces? no merece la pena, mire vd. de verdad, no merece la pena,,,, decirle lo que le diria y merece, joder que lumbreras, por quien nos toma coño.- CLARO HOMBRE SALUD Y lll REPÚBLICA YA.- y con banderita sr. Arroyo, esa roja y gualda, que lleva un franja morada REPÚBLICANA y, deje los puñetazos hombre.-

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 02/03/19 20:04

    Aunque muy tarde por razones de tiempo, no puedo resistirme a dejar un comentario (menos aún tras leer lo que otros comentaristas dicen). Muchos, como los malos futbolistas se quejan del árbitro. Hay otros campos. No duden en coger las de Villadiego. Es proverbial la amenaza de retirada o la retirada misma cuando lo que nos dicen no nos gusta. Esa es la lamentable verdad de este país: sólo escuchamos lo que nos gusta oír. Sobre el comentario del señor Arroyo, que a eso iba, decirle que ese gusto por las moquetas debe ser una de las cosas que da el poder mal empleado. No se lo dio a Mujica, pero sí a Guerra y González. Por poner dos ejemplos. Que Guerra hable de limpieza y de ausencia de corrupción es, cuanto menos, sonrojante. Que en Podemos muchos se han acostumbrado a la vida muelle no es ningún secreto. Pero insinuar que allí donde han llegado las políticas y algunas personas en el universo Podemos (que no es un elemento monolítico porque está trufado de mareas, accesiones, grupúsculos y demás zarandajas demasiado interesados en salir en la foto) se han olvidado de sus raíces y sus políticas es faltar a la verdad. Los dos mayores ayuntamientos de España, con todas sus dudas y todas sus dificultades, con sus errores y sus aciertos, han cambiado la forma de hacer política en España. Que eso escueza a quienes proclamaron en muchos de sus eslóganes "el cambio" para que a España no la conociera ni "la madre que la parió", y que sólo han traído cultura del pelotazo, banqueros enriquecidos que acabaron el la cárcel, ministros encarcelados y sospechas de guerra sucia, y que renuncian a la herencia de un bienintencionado aunque posiblemente engañado por sus asesores aunque fue el único de los suyos que le movió la silla (un poquito) al capital, deja muy claro lo que pasa en este país. Izquierdistas de café (como decía el tránsfuga Victor Manuel en una de sus canciones) dispuestos a soliviantarse por los errores en la izquierda (porque ellos son los únicos "izquierda pata negra") y a disculpar a los suyos son los que han acabado con la socialdemocracia. Y de paso con la izquierda. Lecciones pocas. Sobre todo si las dan maestros Quiñones.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 28/02/19 20:52

    Otro si Sigo, y eso a sucedido siempre que ha tenidoUdd. mi excelsso

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 28/02/19 20:47

    Seeñores

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lunilla Lunilla 27/02/19 15:54

    "Como  los mentirosos crean una ilusiòn de verdad y esto està al caer:Repetir algo puede hacerlo parecr verdd, aunque no sea para nada...son los secretos de un espero en saber cuando no se dice la verdad¡ son imagenes dedibujadas de unas prsonas que suben peor unas escaleras...-amnudo esto funciona. esta es la razòn del que por la que los estidiosos estan  deseperados; "para no faltar a  la verdd, lo cirto es ue esas mentiras incluyedo las grandes y pequeñas, gtraves o leves, , esa ue etienen apenas unos minutos ds vida, pero detras de todo tnto los que elaboramos minuciosamente, on los que soltamos sin diltrarhay un motivo qu nos ha allevado a transdormar la relidad a nuestra conveniencia ates de caeer en vuentras redes incalificak¡bles y pocofiables: "Pensadlo bien , asi siempre han sido...solo s salva Maraña ...y un tal Juan Pescado que conoci por ccasualidad  concì un buen dia, y en mi concincia siempre he pensado  en no pedir favaor para mì el dia que te  lo encuentras, ni es ètico ni conveniente...hay mas dias que longnizas...-.y al final te enteras d e cosas y un hombra indormado vale comi¡o un premio en la Lotereia...   Lunilla /// PD. enviado a editar a las  3,50 p/m

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Enrique Disdier Enrique Disdier 26/02/19 13:28

    Hay una diferencia: Podemos es un Pokemon y VOX un organismo ya completo. Es decir, mientras el señor Abascal lleva toda la vida pisando acogedoras moquetas y cobrando suculentas cantidades de dinero público por toda la cara, el señor Iglesias ha evolucionado, y así ha pasado de su piso en Vallekas a la mansión de Galapagar, comprada a base de estirar sus tres salarios mínimos-qué suerte, se lo acaban de subir.
    El problema es que el votante de Podemos digiere mal esta evolución, y al de Vox le da igual que su lider sea un cínico caradura, le van a votar igual porque no se rigen por la razón sino por sus odios, que son muchos.
    No os quedéis en casa el día 28.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • jasanqui17 jasanqui17 26/02/19 10:02

    Quiero decir tronco, en lugar de trincó, disculpad

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jasanqui17 jasanqui17 26/02/19 09:59

    Luis Arroyo parece primo hermano de Santiago Abascal, ya que tiene cabeza trincó y extremidades

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    3

    • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 26/02/19 14:51

      "..Y si yo a usted le digo que es un sectario pero de los torpes...¡Serà un insulto.. ¡Coja ssu cometrio dele las vuelts que quiera y lo que usted quiera..que tiene la suerte de tener el viento de cara" ... El Diablo Cojuelo ...

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      1

  • antonion antonion 26/02/19 08:13

    TASPASAO, por lo menos cuatro pueblo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • CHUSMBRAVO CHUSMBRAVO 26/02/19 09:41

      Podemos adocenado por las moquetas, puede ser, pero tiene mentes y mucho trabajo político. Defiende valores democráticos y los derechos humanos. Vox son antiguos políticos del PP acostumbrados a vivir de chiringuitos. No tienen cultura democrática y muchos de sus lemas vean contra los derechos humanos.
      La indignación puede ser madre de muchos grupos pero no perdamos el sentido común y la valoración

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 24/02/19 21:59

    Postdata l comentario anterior ..Enviado a Editar a jas 21,55 h. p/m gracias Eldiablocojuelo...

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.