x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

'Tití'

Publicada el 16/03/2019 a las 06:00 Actualizada el 15/03/2019 a las 19:56
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Este domingo, si van a ver el España-Alemania de rugby, fíjense por favor en uno de los jugadores de nuestro equipo. Es fácil de reconocer, es el único jugador negro de la selección. Se llama Thierry Futeu, pero todos lo llaman Tití. Le verán correr con una zancada muy peculiar: no es demasiado rápido, es verdad, pero es muy efectivo. Corre como un tanque. Se va quitando los rivales como si fueran muñecos de papel y llega hasta la línea de ensayo con una sonrisa de oreja a oreja. No es para menos. Hace 6 años salió de Camerún con un único objetivo: lograr ese ensayo en su vida.

Tití salió con 18 años de Camerún. Su sueño era jugar a rugby y lograr ser jugador profesional. Atrás dejó a sus padres, a sus dos hermanas, su casa, sus amigos, su vida... Durante 2 meses estuvo andando por el desierto, atravesó Nigeria, Níger, Argelia y llegó hasta Marruecos. Allí le dijeron que podría jugar en algún equipo, pero en Marruecos son contados los equipos. Fue entonces cuando el sueño de Tití se convirtió en una pesadilla. Se quedó atrapado 6 meses en Marruecos. En sus planes no entraba volver a Camerún, así que se marcó otro objetivo: llegar a Europa. Dormía en el monte Gurugú, con todos los migrantes que como él estaban esperando a saltar la valla o pasar en patera a España. Se levantaba a las 5 de la mañana porque sabían que pasada esa hora llegaba la policía y podían detenerle. Sobrevivió pidiendo dinero en la calle, recogiendo comida de la basura.

Fueron meses durísimos: te lo cuenta sin cambiar el gesto. Intentó tres veces saltar la valla. Dos no lo consiguió. Y por su envergadura, por su cuerpo, recibió muchos palos. Cuando le preguntas si entonces no se le pasó por la cabeza dejarlo y volver, él te mira fijamente: "Pasé mucho miedo, es verdad, pero volver no era la opción". A la tercera, efectivamente, lo consiguió, logró entrar. Aquel día lo recuerda con alegría y lo celebra como un cumpleaños: fue el 28 de mayo de 2014. Allí en Melilla llegó su siguiente etapa: el CETI. Esa fue su casa durante los siguientes 6 meses, los cuales dedicó a perfeccionar su español y empezar a pensar en serio en materializar su sueño. Empezó a buscar por fin un sitio en el que empezar a jugar de forma profesional.

Llevaba demasiados meses sin tocar un balón ovalado, casi desde que salió de Camerún. Apenas había podido entrenar, así que empezó por recuperar su forma física y a informarse de a dónde podía ir y cuáles eran sus posibilidades. Y acabó en Madrid. Primero en Miraflores de la Sierra, en una ONG que le abrió las puertas y le ayudó a buscar ese equipo en el que por fin hacer realidad el sueño que le sacó de Camerún.

Desde hace ya dos temporadas viste los colores del Alcobendas, el equipo de rugby que se ha convertido en su familia y desde el que ha dado el salto a la selección española. Estuvo convocado en noviembre, pero todavía no tenía los papeles en regla. Y este fin de semana, por fin, logra cumplir otro sueño, ser internacional. Dice que se siente muy orgulloso de defender los colores de España, que es su mejor forma de dar las gracias por todo lo que ha recibido en este país.

Cuando le preguntas qué vendrá después del rugby, lo tiene clarísimo: quiere volver a casa, a Camerún, a montar una escuela de rugby en la que acogerá a niños sin familia que viven en la calle. Quiere que el rugby sea el hogar de aquellos que lo perdieron todo. Una escuela convertida en una especie de ONG. Dice que cada día va dándole forma a ese sueño. Y lo dice, de nuevo, con una sonrisa de oreja a oreja.

Llevo muchos años viviendo de cerca el rugby: soy pareja y madre de jugador. Conozco bien el respeto que dentro y fuera del campo se tiene al rival y a tus compañeros, los valores que este deporte marca a fuego a quien lo practica. Admiro su entrega, su valor por darlo todo en cada placaje y olvidarse de lo que ha pasado en el campo durante el tercer tiempo, en el que lo que importa es confranternizar con el rival. Lo conozco bien, sí, pero lo que ha vivido Tití es especial. Lo dejó todo por este deporte, arriesgó su vida por perseguir un sueño. Cuando le pregunto que qué le diría al Tití que con 18 años está a punto de irse de Camerún para buscar su sueño no lo duda ni un segundo: que no lo haga, que se quede en casa. Esto ha sido muy duro.

Así que si tienen la oportunidad de ver el partido, piensen en lo que le estará pasando por la cabeza a ese chaval que lo dejó todo por un sueño.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

7 Comentarios
  • Azalea Azalea 19/03/19 00:04

    Que historia , mas enternecedora !! es un consuelo saber que la historia ha acabado bien y le honra pensar en acoger a los niños sin familia de su pais , todo un ejemplo de superacion y solidaridad .
    Muchas gracias Helena ,por regalarnos esta historia.Saludos cordiales !!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 17/03/19 15:27

    Copio y pego de un periódico deportivo:

    El segundo puesto estaba amarrado. Buenas condiciones para que se produjera el debut más esperado. En el 65' Thierry Feuteu, el camerunés que saltó la valla de Melilla hace años para entrar en España y acabó jugando en Alcobendas, sustituía a Fernando López y cumplía su sueño de debutar con el León. Poco tardaba en mostrar sus prestaciones con una percusión tremenda que dejaba a un alemán medio grogui. Pura potencia. Fue la última anécdota del partido al margen del ensayo de Dickinson para salvar el honor alemán en el 79'.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • vel vel 17/03/19 07:57

    Millones de gracias por este artículo lleno de emociones, donde descubres con entusiasmo a personas luchadoras, entregadas, capaces de perseverar con esperanza su deseo, casi utópico pero real.
    Gracias por volver a nuestro lado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • GRINGO GRINGO 16/03/19 19:37

    Que pensarán, los "amantes del árbol de Navidad, los que ambicionan dar el pregón de la SS de su pueblo, los que aman los toros, la caza, la paella, la sangría, la zambomba, etc,etc,etc,", todo éso tan español que se me saltan las lágrimas, cuando conocen historias como ésta de "personas que ambicionan vivir mejor y tener un futuro digno", dispuestos a dar todo por el país que les acoge....
    A éste sí, al resto.........son basura y no lo merecen ???.
    Si un día se les ocurriera contrastar los que decía, el que ellos llaman "hijo de Dios", con lo que ellos hacen con sus políticas a éstas personas, se les caería la cara de vergüenza.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • eldeantes eldeantes 16/03/19 12:51

    Helena, qué alegría leerte de nuevo !!!
    Cómo ha pasado el tiempo... parece que fue ayer !

    Me alegra mucho leer este nuevo relato que nos traes hoy. Me ha gustado mucho, por cómo lo cuentas y por lo que tiene de perseguir los sueños y de cómo estos van cambiando de forma a medida que pasa el tiempo.

    Gracias Helena...No me perderé ese partido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 16/03/19 00:22

    Suerte para Titi!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • GRINGO GRINGO 17/03/19 14:23

      Suerte para "los otros Titís"....................

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.