x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Olvídense de parar el cambio climático

Publicada el 26/09/2019 a las 06:00 Actualizada el 26/09/2019 a las 11:49
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La frase "vamos a tomar medidas para frenar el cambio climático", que se ha adueñado de la pompa del lenguaje políticamente correcto –o peor, la que viaja en los titulares encapsulada en un gerundio falso, "estamos tomando…"– no sirve para definir la actual situación de emergencia climática. Ya no se puede detener, hemos traspasado el punto crítico de irreversibilidad del que nos alertaban hace años los científicos. Solo podemos conseguir dos cosas: tratar de suavizar al máximo el impacto y prepararnos para sobrevivir en un planeta que tardará décadas, si no siglos, en recuperarse.

Hasta los negacionistas menos dotados para la comprensión podrán entender el gráfico que encabeza este texto. No es de una organización ultra-ecologista, sino de la NASA. Está basado en la comparación de muestras de núcleos de hielo y mediciones directas más recientes. Ofrece evidencias de que el CO2 atmosférico ha aumentado desde la Revolución Industrial. Miren las flechas y las fechas desde hace casi 800.000 años. Para la NASA existe un 95% de probabilidades de que el actual calentamiento global se deba a la actividad humana desde mediados del siglo XX.


Siempre han existido variaciones más o menos bruscas del clima debido a modificaciones en la rotación de la Tierra, pero todo indica que el calentamiento actual se debe a la mano del hombre.


El sistema depredador que causa esta grave situación niega los hechos, pese a que están a la vista de todos. ¿Quién no se ha dado cuenta del incremento de las temperaturas si cada año se bate el récord del anterior?. Como sucedió con las tabacaleras –que negaban que la nicotina fuese adictiva–, las multinacionales más contaminantes financian campañas y pagan a científicos y seudocientíficos, y quién sabe si a periodistas y parlamentarios, para que defiendan sus posiciones de negocio. Ya no se trata de una guerra de datos, todos tenemos las evidencias de que algo pasa en nuestro planeta. Las redes sociales están inundadas de negacionistas.


Los movimientos ecologistas son anteriores a la aparición de Greta Thunberg, la adolescente sueca de 16 años que ha logrado poner en marcha un movimiento juvenil global, sobre todo en el Hemisferio Norte. Fueron muy fuertes en Alemania, y en otros países europeos, en los años 70 y 80 del siglo XX, un tiempo en el que tenían un fuerte contenido antinuclear y político en la Guerra Fría. Entraron en crisis tras la caída del muro de Berlín, como le sucedió a gran parte de los partidos comunistas que operaban en países democráticos. Llegó la revolución conservadora de los Reagan y Thatcher, el precedente de la revolución ultraconservadora, ahora en marcha, que representa una seria involución política en la que los derechos sociales, laborales y humanos pasan a ser mercancía de negocio. Sucede con la vivienda, la sanidad y las pensiones, sobre todo.

El auge de las extremas derechas y las xenofobias han contaminado el discurso político de las derechas democráticas que han creído que la mejor manera de frenar la sangría de votos a su derecha es mover su discurso a ese mismo terreno, mientras que las socialdemocracias se han mudado al espacio liberal sin cuestionar los desmanes del mercado (léase especuladores). El espacio abandonado en la izquierda ha sido ocupado por los poscomunistas, liberados en muchos casos de su pasado complejo, y por los nuevos partidos verdes, de gran empuje otra vez en Alemania y el centro y norte de Europa. El ecologismo y el feminismo son las únicas banderas transversales disponibles para las izquierdas, junto a la conservadora de defender los derechos conquistados. El cambio climático es la prueba de que un sistema basado en el crecimiento infinito en un espacio finito es imposible, conduce al desastre.


Los líderes se han puesto a hablar de lucha contra el cambio climático, como si fuera el enemigo a batir, y no la consecuencia de la gula económica cuyos beneficios se mueven por paraísos fiscales sin nutrir el sistema del que parten. Se reúnen, pronuncian discursos en la ONU, o donde sea, prometen medidas que no aplicarán, incluso celebran cumbres cuyos compromisos son papel mojado. Las empresas extractoras y contaminantes se declaran verdes por arte de la publicidad, y ya está. ¿Nos olvidamos de cómo las eléctricas españolas lucharon contra el autoconsumo para proteger su negocio en régimen de monopolio compartido?


Nos inundan de productos con la etiqueta "ecológico", sin que existan suficientes controles públicos sobre su veracidad. Todo forma parte de una gran mentira publicitaria, como la de un pan artesano que es industrial. Estamos más desprotegidos que nunca frente a los mercados y las empresas tecnológicas que controlan nuestros movimientos, que pueden saber si nos sentimos melancólicos o enérgicos según el movimiento del ratón, o Uber, que sabe cuánto nos queda de batería para ajustar el precio al alza según nuestra ansiedad.

En este mundo democrático rendido solo queda una batalla, la del cambio climático. Es una batalla por la supervivencia, por la necesidad de un cambio radical de nuestra forma de vivir y consumir. Antes, el cambio tiene que ser en la forma de pensar.


A Donald Trump no le gusta Greta Thunberg, y eso es bueno para ella. A la izquierda purísima que tuitea su rechazo a la joven a la vez que consume en la intimidad productos contaminantes les une el odio a Thunberg. Unos por su aspecto y gesto serio, y su Asperger; otros porque la consideran un juguete en manos de las mismas empresas que denuncia. Es posible que tanta sobreexposición la pueda convertir en un remedo del cantante Bono de U2. Es posible que este sistema sea tan indecente que aproveche una protesta justa para convertirla en un póster o en una camiseta, algo que se pueda vender y que permita ganar dinero.

Esta niña sueca empezó su protesta sentada sola ante el Parlamento sueco, ahora mueve a cientos de miles de jóvenes en todo el mundo. La pregunta a los críticos es sencilla: ¿tú qué haces por el planeta? Esta canción de Patti Smith, en esta maravillosa versión coral, debería ser el himno de la revuelta global, y de las elecciones en EEUU.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

29 Comentarios
  • Isa. Isa. 29/09/19 12:38

    Olvídense de pararlo y detengámonos. A veces parece que estamos a un instante de ser ciencia ficción. Sigo eligiendo ser 'optimista climático' en el sentido de que, al menos, hay mucha conciencia en tarea, desde ha tiempo. Para mi, es la única vía de energía transformadora, si es que existe la perpetuidad de la especie o planeta. Mi deseo es vivir en/del/para el campo. No tengo coche, en ciudad utilizo 'bicicoruña', un servicio del Ayto. que tan solo supone 30€/año. Mis últimos viajes, en tren. ( supongo que algo contamina, pero agrede menos) El avión para ocasiones imprescindibles, pero hace tiempo que no acontecen en mi vida. Ropa sostenible. Se han creando muchas tiendas de ropa de 2da. mano. Hay gente que compra y vende en estos establecimientos artículos prácticamente sin uso (conciencia 0 pero compensada, si la donan) también hay personas que al fallecer, sus familiares las comparten en buen estado. O en contenedores destinados o reciclado. En la compra de comida, nada de plástico ni envases contaminantes, en casa, el uso adecuado de energía y gasto luz y agua. Los electrodomésticos se fabrican con esa importante particularidad. En las escuelas, los talleres de "conciencia al medio" son cada vez más solicitados. Es tarde, la información la conocíamos desde nuestro nacimiento, pero nos encanta llegar al precipicio. Aún estamos a tiempo, pero antes tenemos que deternernos para llenar nuestros bolsillos de conciencia, cada día. Gracias Ramón.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • hayundi hayundi 29/09/19 09:52

    Totalmente de acuerdo con el articulo. El genero humano se revela como una plaga para el planeta.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Makoki-2 Makoki-2 29/09/19 02:18

    Esta muy claro: si no se controla el capitalismo depredador y usurero, la cuestión del cambio climático mejorará cuando les sirva para tener más ganancia (más plusvalía, que se decía antes), para acumular más recursos y poder. Las luchas que no estén orientadas a acabar con este capitalismo concentrador serán al cambio climático lo que una tirita a un cáncer con metástasis. ¡Capitalismo asesino!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 29/09/19 13:26

      ¿Quienes somos los consumidores? ¿drones, sin voluntad?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • fotovoltaico fotovoltaico 27/09/19 22:23

    El quid de la cuestion ,es como nos planteamos una sostenibilidad ,con un esquema neoliberal,pienso que es muy complicado,,sobre todo como tu decias antes ,en un planeta finito depredar mas que lo que el planeta se regenera ,es muy dificil.,por ser positivo decir ,que el movimiento de estos jovenes,me da esperanza,no por mi evidetemente ,sino por nuestros nietos y los que vengan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • radelpca radelpca 27/09/19 21:10

    cuando nos advirtieron del problema,no hicimos caso.Cuando vimos sus consecuencias,las sufrían los pobres.Cuando nos llegó al resto,ya fue tarde........pero disfrutamos de 5G

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Orlinda Orlinda 27/09/19 14:12

    Cambio Climático y mitigación 
    https://www.elviejotopo.com/topoexpress/cambio-climatico-y-mitigacion 

    ¿Es posible una salida que no sea elegir entre el calentamiento global y una  recesión y depresión para miles de millones en la que no haya ningún crecimiento?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Manuelso Manuelso 27/09/19 00:54

    Para parar el cambio climático , lo que más impactaría ,sino quebrar ,sería moderar obstensiblemente el sector turismo con todo lo que conlleva

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Janubio Janubio 26/09/19 23:01

    Muchas veces me pregunto si mis rutinas, casi inofensivas, no serán causa de un inmenso derroche de energía y un factor decisivo en la degradación del planeta en el que vivo. Por ejemplo, cubitos de hielo para un vaso de agua o de cualquier bebida, para poner crujiente la lechuga, para enfriar una botella, para nada porque los he dejado derretir sin darles uso en una cubitera. Cuánta agua y cuánta energía se necesita para hacer esos cubitos? Sí de los más de siete mil millones de personas que habitamos la tierra, pongamos que dos mil millones pueden permitirse hacer lo mismo que yo, apañados estamos.
    Soy más amigo de mis pies que de mi coche pero cuántas veces me ha vencido la comodidad o la pereza y he girado la llave para ir a hacer un recadillo.
    Mis dos frigoríficos y mis dos congeladores podrían ser usados de modo más racional, porque igual sólo necesito uno de cada, o, como mucho, uno y medio. Y puedo pensar en abrir la puerta una vez y sacar o meter dos o tres cosas en vez de abrir la puerta dos o tres veces.
    Podría hablar del grifo del agua fría y del agua caliente. Y así sucesivamente.
    Somos muchísimos, más de siete mil millones y derrochamos muchísimo, (los escasos miles de millones que nos lo podemos permitir). Yo miro mucho estas cosas, las personales, las que está en mi mano controlarlas, pero tengo muchos deslices y muchos fallos. Y supongo que les pasará lo mismo a otros que también se interesan por estos temas.
    Sí lo que he comentado ya es un problema, que decir de todos aquellos que el asunto "se la pela" o de las entidades a todo nivel que se lucran con la explotación salvaje del planeta.
    El homo sapiens (creo que somos eso) se está luciendo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • Orlinda Orlinda 27/09/19 01:22

      De acuerdo con tu comentario. Está claro que solo una parte podemos tener lo que tenemos, que todos imposible tener ni papel higiénico y aún así, el ritmo de vida que llevamos es insostenible.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Txorigorri Txorigorri 26/09/19 22:59

    Jorgeplaza lo apunta: más que nuestro estilo de vida, lo que realmente está jorobando el planeta es la superpoblación. Aunque se consiguiera convencer a todos los países del mundo para que adoptaran medidas conservacionistas, el ritmo con el que aumenta la población mundial las haría inútiles en pocos años. La solución, aunque parezca una barbaridad, sería diezmar a corto plazo la población mundial ¿Ideas?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    3

    2

    • Orlinda Orlinda 27/09/19 00:50

      Máximo dos hijos por pareja. O uno, si es preciso.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      1

      0

      • Orlinda Orlinda 27/09/19 01:11

        Y por supuesto que sí podemos influir con nuestro estilo de vida. Somos nosotras/os las que compramos en exceso, tiramos, cambiamos de todo ropa, electrodomésticos, sin necesidad. Cómo no vamos a contribuir a un gasto de materia prima y a producir unos residuos que la Tierra no puede soportar. Y este desastre que se está produciendo no es para alimentar a la población mundial, es para vender sin tasa a una parte.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • jorgeplaza jorgeplaza 27/09/19 14:26

          Nuestros hijos son una proporción insignificante. Chinos, indios, indonesios, paquistaníes, bangladesíes, brasileños, países musulmanes: ahí está el problema.

          Responder

          Denunciar comentario

          4

          2

  • Deimos Deimos 26/09/19 11:59

    Otra nueva amenaza, como las profecías Mayas o las chorradas de Nostradamus. El caso es amenazarnos con el Apocalipsis y acojonarnos todo lo que puedan, pero utilizar una niña con autismo para difundir su mierda ideológica es una cosa bastante miserable.
    No existe ninguna prueba empírica, ni siquiera teórica, de que el aumento del CO2 nos vaya a traer ese infierno que nos pregonan y por más gráficas que nos presenten hay muchas más evidencias de que ni siquiera hemos alcanzado las temperaturas del Óptimo Cálido Medieval. Estamos en la actualidad prácticamente saliendo de la Pequeña Edad de Hielo que comenzó en el siglo XIV.
    Dejo un enlace del CSIC por si le interesa a alguien:
    http://www.dicat.csic.es/dicat/es/2018/684-investigadores-del-csic-participan-en-un-estudio-que-reconstruye-de-forma-precisa-el-clima-de-la-peninsula-iberica-de-los-ultimos-700-anos
    Y sobre ese pretendido “consenso científico” dejo otro enlace con la opinión de Ivar Giaever, Premio Nobel de Física en 1973:
    https://www.youtube.com/watch?v=OKr5KDI3gPw&t=271s

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 11 Respuestas

    13

    1

    • Jooheras Jooheras 28/09/19 09:13

      Yo no lo llamaría empírica, pero cuando tenía 16 años pasaba de noviembre a febrero envuelto en mi "plumas o 3 cuartos". Y hacíamos hogueras en el parque para poder sobrellevar el frío. Días incluso, a 15 bajo cero. Y no soy friolero.

      En los últimos 10 años, no recuerdo un solo invierno que haya gastado más que un leve abrigo, pasando la mayoría de los días con una simple sudadera. Incluso recuerdo pasar varios días de Navidad en manga corta. ¿La nieve? ¿Dónde están aquellas nevadas que duraban semanas?

      No, no son datos empíricos. Porque aunque te diera cientos, buscarías fake news y palabrería para desmentirlos. Pero nadie puede negar que las estaciones han cambiado.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • cexar cexar 27/09/19 15:53

      "utilizar una niña con autismo para difundir su mierda ideológica" . . . mierda la que acumula usted en su cerebro o, más bien, en su corazón.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • jorgeplaza jorgeplaza 26/09/19 14:39

      Bueno, Donald, bueno.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      3

      0

      • Deimos Deimos 27/09/19 10:20

        ¿El pato o el presidente USA?

        Lo que diga ese señor me importa poco

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        0

        0

        • jorgeplaza jorgeplaza 27/09/19 13:10

          ¿Este señor? ¿El pato o el Presidente? Porque lo que usted dice se parece mucho a lo que dice Trump.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 4 Respuestas

          0

          0

          • Deimos Deimos 27/09/19 13:21

            No se, exactamente, lo que dice Trump, tengo mi propia opinión. Pero creo que usted tiene suficiente nivel para no hacer argumentaciones ad hominem, ya sabe, aquello de que a Hitler le gustaban mucho los perritos...
            Si cree que he dicho alguna burrada pues, comente, comente

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 3 Respuestas

            0

            0

            • jorgeplaza jorgeplaza 27/09/19 14:23

              No creo que sea posible a estas alturas negar el calentamiento global, ni que su causa es la emisión acelerada de gases de efecto invernadero por la actividad humana. Respecto a las predicciones cuantitativas (efectos, plazos) soy más escéptico: podrían ser pesimistas y lo contrario, pero esa misma incertidumbre tendría que hacernos ser doblemente cautos, o sea, lo contrario de Trump o Bolsonaro. Negar que el calentamiento se debe esencialmente a la actividad humana es irresponsable y contribuirá a empeorar un problema de por sí gravísimo, aunque es cierto que afecta de manera desigual: Rusia o Canadá hasta podrían salir ganando en conjunto, pero lo contrario nos va a ocurrir a la gran mayoría del resto de países.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 2 Respuestas

              0

              1

              • irreligionproletaria irreligionproletaria 29/09/19 13:57

                Claro que responde a 'actividades entre humanos' para no las domésticas.

                ¿Cuánto tiempo llevamos enajenados con la niña Greta y sus 'justas' demandas?

                ¿Qué hay de los drones de los huthis y la apertura de la 'caja de pandora'?

                Valentin Vasilescu analiza el dispositivo de defensa antiaérea de Arabia Saudita.
                Después de observar que un ataque proveniente de Irán tendría que haber sido detectado anticipadamente por EEUU, este especialista en temas militares explica que un ataque desde Yemen pudo alcanzar sus blancos sin ser detectado por Arabia Saudita.

                "Los ataques preventivos son el método mas eficaz de lucha contra drones y misiles crucero. Se trata de atacar las instalaciones de lanzamiento, los lugares donde se almacenan los componente y los hangares de ensamblaje. En este casotodo depende de la exactitud de las informaciones recogidas por los servicios de inteligencia militar...
                ...aunque los yemenitas utilizaron 18 drones de ataque y un misil crucero para los dos objetivos sauditas, sólo en la refinería de Abqaiq, hubo mas de 27 focos de incendio."
                www.redvoltairenet.org/article207733.html

                Esa nube consecuente, no cae al terreno ni se desintegra, se desplaza muchos, infitos, lo padecen/padecemos... Pero, lo que tiene a todos obnubilados, es la joven y su movimiento...especialmente, ocupados con la puesta en escena.

                Entre tanto, los que SI están cambiando el climaq, destrozando el planeta, provocando pandemias, epidemias con enefermedades consecuentes... Los dueños del mundo.

                ¿Por qué la insistencia en que el problema, lo provoca 'el aumento' de la población mundial?

                Ensayan la IIIGM. Nada que ver con lo conocido; eso sí, botines y reducción de población, asegurado.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 1 Respuestas

                0

                0

                • irreligionproletaria irreligionproletaria 29/09/19 17:03

                  *pero, no exclusivamente, las provocadas por el consumo en el sistema de vida occidental, la significación de lo doméstico, la provoca la falta de urbanidad de los ciudadanos*

                  Disculpas,

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  0

                  0

    • Kalima Kalima 26/09/19 14:00

      aunque fuere una profecía más, acaso ¿no le aportaría algo de calidad de vida desacelerar el ritmo de nuestra rutina?. Yo recuerdo: poder mantener a la familia con un sueldo, poder cuidar a los mayores y a los pequeños, que los vecinos y compañeros de trabajo se tornaran grandes amistades, que ni tan si quiera debieres plantearte si saldrán adelante tus hijos. Recuerdo ir caminando a comprar (y a pesar de llevar carro, coger la bolsa de tela del pan) y conocer de años a la cajera y hasta poder tener una pequeña conversación con ella, tener en cualquier barrio a un zapatero, un carpintero, un taller de modistas, un mecánico, un panadero, ... Ese ritmo de vida también está relacionado con el daño medioambiental i el interno (creo que se retroalimentan).

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • Deimos Deimos 26/09/19 14:21

        Pues sí, le voy a dar la razón. Pero a todos esos que nos van dando lecciones, que se vayan desprendiendo del móvil, del coche, de la calefacción y de los viajes en avión. Que empiecen ellos primero a dar ejemplo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        3



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.