Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Aquí me cierro otra puerta

La derecha ha vuelto a ganar la batalla del mural

Publicada el 26/01/2021 a las 06:00

Si hay una derrota que la izquierda madrileña (posiblemente en toda España, pero en Madrid más) está cosechando sin duda es la de no marcar prácticamente nunca la pauta de lo que se habla. Aquí, Ayuso, Almeida, los teleñecos de Ciudadanos y las sombras de Vox abren la agenda, escriben los titulares y la izquierda se encarga de rellenarlos. Una y otra vez. En la polémica del mural feminista de Ciudad Lineal lo han vuelto a conseguir.

No ha hecho falta ni la imagen de unos operarios pintando de blanco encima de la obra: solo anunciar que el Ayuntamiento del Alcalde Moderado accedía gozoso a la recomendación de Vox para cargárselo ha bastado para que la pandemia, la pésima gestión de la nevada (que seguimos pagando) y multitud de temas mollares que atentan directamente contra las condiciones materiales de los sectores más desprotegidos de la ciudad pasasen a un segundo plano y lo hayamos rellenado con tuits, fotos, concentraciones, energía colectiva y actuaciones varias alrededor de un mural que, apuesto, no se destruirá. Ha permitido al Alcalde Majete además mencionar a ETA. Win win.

No pienso yo hablar de qué debe marcar la agenda feminista porque no lo sé, pero sí puedo decir que esto del mural no ha sido la mayor afrenta al feminismo que han hecho las tres derechas en Madrid en los últimos tiempos. Hablamos de una Comunidad que dedica ahora poco más de la mitad de los recursos a Igualdad que hace una década. Es un retroceso sin precedentes que no ha provocado una movilización tan vehemente como lo del mural. Y no hablo solo de las feministas, hablo de todos nosotros y nosotras.

Mi sensación es que las derechas tiran la galletita de lo simbólico para comerse el solomillo de lo que hace daño de verdad. Y que la izquierda pica. ¿Hay que dejar pasar lo del mural? Por supuesto que no, pero quizá habría que pensar más antes de actuar. O tener una estrategia que sitúe el debate en las condiciones materiales siempre por encima de lo simbólico. La retirada de una placa de Largo Caballero se contrarresta mejor poniendo otras diez placas antes que colocarlo días y días como centro del debate. Si se cargan un mural, pintemos 100. No demos la batalla en sus marcos. Creemos otros. Que tengan más que ver con una estrategia que con lo que nos llega al corazón. Que reflexione primero por qué hacen lo que hacen y qué quieren que pase.

Pongo este ejemplo como ha habido otros antes, no porque crea que en este se haya hecho especialmente mal. Y lo planteo desde la reflexión más que desde la crítica porque tampoco tengo la solución. Lo que sí tengo claro es que les estamos dando lo que quieren. Y que los actos con imágenes, los que nos tocan la sensibilidad, nos movilizan más. Un mural se ve más que el recorte en recursos para la violencia de género, por eso nos invita más a ocupar el espacio mediático o de redes sociales que una modificación en unos números de un presupuesto. Pero todos y todas entendemos y sabemos qué es más grave. Por eso, evidentemente, no estamos respondiendo bien.

Los símbolos no dan de comer. No nos cuidan, no mejoran las condiciones materiales de nadie. Si lo que debe buscar la izquierda es lograr la emancipación de cualquier colectivo desfavorecido u oprimido, la mejor manera es batallar por mejorar sus condiciones materiales. Tengo para mí que gastar energía y espacio mediático en defender un símbolo no lo consigue. ¿Es inevitable moverse por lo emocional? Claro. Y quizá no sea deseable dejar de hacerlo. Pero no así. No comprando su marco. No haciendo lo que quieren. No cogiendo la galleta mientras se reparten el solomillo. Porque su plan es claro y está bien ejecutado. Y la extrema derecha avanza. Y el día que una persona de clase obrera acabe pensando que a él o ella la extrema derecha no le quita de comer, tendremos un problema. Pero para eso hay que explicar que sí lo hacen. Todo el rato. Sin parar.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




88 Comentarios
  • Juegalimpio Juegalimpio 28/01/21 19:05

    Que gusto leer esto, después de tanta equidistancia...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Falvog Falvog 27/01/21 09:23

    Creo que una tal Begoña, ha dicho algo parecido a que no esta de acuerdo en derribar sino en construir. Pues bien, yo le propongo a ella y a sus socios ultra fascistas algo tan sencillo como pintar justo enfrente, o donde estimen oportuno, de este mural otro con sus personajes femeninos de referencia, pues supongo que serán abundantes y es justo y democrático conocerlos también. Ánimo y al toro.
    Saludos a toda la gente de bien que hacen este mundo un poco mejor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Epi Epi 27/01/21 08:32

    La derecha siempre nos gana porque "la pasta" siempre crea más consensos que" las ideas".

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • paco suarez paco suarez 27/01/21 01:29

    Graciaa Quique, cada dia me gusta más lo que escribes.
    Mientras perdemos la cabeza con murales y carteles, la gente es cada dia más pobre. La luz y el gas nos cuesta más y los impresentables ganan terreno. Aqui se dedican no a comentar tu escrito sino a "debatir no se què".
    Con 72 años ya estoy cansado de leer tonterias.

    Gracias de nuevo Quique.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Artero Artero 26/01/21 23:00

    Finalmente no lo quitan, la presión ciudadana y la repercusión internacional, les ha hecho retroceder

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • Isabelle006# Isabelle006# 27/01/21 00:21

      Yo lo que no entiendo es el baile de la yenka tan habitual de Cs, se une con esos dos cerebros punto cero para que lo quiten, soliviantan a los vecinos, lo denuncian en The Guardian y como está teniendo difusión internacional, da un paso pa'tras la Villacís y se apunta un tanto. Más Madrid y Podemos, denunció que se respetara y como si quieres arroz Catalina.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Sotram Sotram 26/01/21 22:37

    Magnífico, Quique. A ver cuando aprendemos, que somos unos pardillos. Ellos siempre nos ganan

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 26/01/21 22:03

    Me costô entenderlo pero veo que este articulo de Quique es una buena contribucion. Entre otras cosas dice que en la izquierda a menudo reaccionamos antes de pararnos a pensar.

    Ahora me dirijo a Jose Luis 53. Recuerdo que no apreciabas mucho a las columnas de Peinado, me pasa un poco lo mismo pero encuentro que tiene estilo propio, una suerte de vision psicologica algo intima de las cosas y es un hecho que atrae muchos comentarios: no estâ mal. No lo crees Jose Luis?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Gabrielon Gabrielon 26/01/21 21:21

    Tienes toda la razón. Mea culpa, también.
    Yo añadiría un detalle: hay una izquierda que vive de eso, de subrayar lo simbólico para no tocar el bolsillo de los poderosos. De hacer retoques en nuestras vidas, a veces muy positivos y a veces simples chorradas, mientras el capitalismo va ganando batallas -las de verdad-. Esta izquierda, la de los símbolos, la de las guerras culturales, la de las identidades, ES el PSOE pero no está solo en el PSOE. Y quizás no merezca el nombre de izquierda, no lo sé. Sus causas suelen ser justas, pero frente a la desigualdad económica y social galopante, se me antojan maniobras de distracción que a la derecha económica le tienen que encantar.
    Pondré un ejemplo para "mojarme": ¿si nos dicen que Franco se queda en el Valle de los Caídos hasta el final de la legislatura, pero que los alquileres se regulan "ayer", qué preferiríamos los españoles de izquierdas? ¿Las prioridades de Pedro Sánchez, o su agenda puesta patas arriba? Yo lo tengo claro, y eso que no me gustan, ni la situación de los alquileres, ni la residencia a perpetuidad que se autolegó el gallego.
    Es difícil marcar la agenda frente a la derecha. Pero no creo que sea imposible. Podemos lo hizo durante 5 minutos. Revisemos ese momento histórico y volvamos a él.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • M A N O L O M A N O L O 26/01/21 20:22

    ¨Y el día que una persona de clase obrera acabe pensando que a él o ella la extrema derecha no le quita de comer, tendremos un problema¨.
    Difiero de tiempo verbal. TENEMOS, hace mucho, un problema. Es más, soy de la opinión de que es así porque a algunos, supuestamente de izquierda, ni les intereso ni les interesa explicarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Luluska Luluska 26/01/21 20:11

    Quique, como siempre, para mí, das en el clavo.

    La izquierda se pierde, se le va la fuerza por la boca y no se sabe vender.

    Ayuso es muy, muy buena alumna de Esperanza, cada día sale en las noticias y no solo en redes sociales, sino donde debe, en los Telediarios que es su nicho de votantes y da igual lo que dice, aunque siempre con insultos a nuestra inteligencia y en contra de lo que dice el gobierno de España .

    Y Vox....pues pide por esa boquita, y ya corren La IDA y el alcalde machete a cumplir, por si acaso se ponen tontos y dejan de calentar el asiento.

    Nunca tan pocos escaños y sin entrar a gobernar y quemarse dieron para tener en la cuerda floja a alguien , ni nunca otro partido Ciudadanos, con tan poca diferencia de escaños es tan servil y tonto. (Ya les pasarán factura los pocos votantes de ciudadanos)

    Y la izquierda....nunCa, nunca, se ponen de acuerdo ni son prácticos.

    Así les va unos y a otros.

    Gracias Quique por escribir lo que muchos pensamos.


    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5



Lo más...
 
Opinión