X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

La política Peter Pan

Gaspar Llamazares Publicada 19/12/2017 a las 06:00 Actualizada 18/12/2017 a las 22:07    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 40

En los últimos tiempos la izquierda ha cometido graves errores. Y me refiero a errores posteriores al de no haber sabido lograr una alternativa plural a la derecha ni haber podido cambiar, más allá de la cosmética plebiscitaria, el modelo de partido político, que de por sí han traído las penosas consecuencias que aún arrastramos.

Cuando nos movemos en una época de relatos y posverdad, una de las peores equivocaciones ha sido la incapacidad de aspirar a representar a una amplia mayoría, evidenciando una carencia de discurso de Estado y proyecto para España. Diría que incluso ha habido algo peor, sustituir el déficit de contenido por un relato fabulado indiferenciado del populismo y del independentismo acerca de que en España aún vivimos atrapados en un régimen posfranquista de casi cuarenta años.

Populistas e independentistas han necesitado dibujar con trazo grueso un enemigo en todo lo anterior a ellos, un enemigo gigante que abarca al conjunto de aquellos que no comparten su relato ni su proyecto adanista: antes no hubo nada relevante y con ellos empezó todo. Con ello han conseguido deformar la idea de España y difuminar la alternativa de modelo de Estado federal y republicano que habría de defender la izquierda.

Se equivocan en primer lugar quienes relativizan la ruptura democrática que significó la Constitución del 78, atribuyéndole una suerte de continuismo del régimen franquista sin Franco.

No cabe duda de que la Transición mantuvo el poder económico en las mismas manos y pactó con los sectores reformistas del final de la dictadura. También es cierto que se han sostenido formal (aunque innecesariamente) instituciones otorgadas como la monarquía. Sin embargo, obviar el cambio cualitativo en derechos y libertades tanto individuales como colectivos que la transición democrática supuso entra dentro del capítulo de la manipulación política: la relación de fuerzas asimétrica no permitía otra opción, contra las manifestaciones por la democracia actuaba un aparato represivo todavía muy vivo y que acompañó todo aquel período; otra alternativa en aquel escenario no habría contado con el consenso de la mayor parte de la sociedad española. Quienes lo vivieron, sufrieron y lucharon saben que se hizo lo mejor que se supo y pudo. Contarlo de otra manera es manipular la historia, o lo que es peor, exonerar a los gobiernos y los electores de estos casi cuarenta años de democracia de nuestras propias insuficiencias y responsabilidades en relación a la memoria democrática, el carácter aconfesional del Estado, las carencias del Estado Social, de la división de poderes o más recientemente de los recortes sociales, la corrupción o la crisis territorial.

Aún visto desde la indignación y la ira que provocan los recortes, los casos de corrupción o las reacciones autoritarias, no existe esa estrecha relación entre la democracia actual y sus más que evidentes carencias con una de las dictaduras más crueles de Europa y su correlato de genocidio, anulación de las libertades y del pluralismo político, territorial e incluso moral, de centralismo, injusticia y corrupción.

Con estos argumentos no quiero reclamar la vuelta a los excesos interesados del panegírico de la Transición, más bien entiendo injusto sumarse a un libelo que haga tabla rasa de los cambios radicales que sí se dieron con el paso de la dictadura a la democracia, incluso los cambios insuficientes en lo social, territorial y cultural que ésta supuso.

Volviendo al análisis de ese relato fabulado, más propio de una política Peter Pan que de un interés por cambiar lo posible desde una perspectiva de izquierdas, también éste ha ocultado el modelo de bipartidismo imperfecto y su sistema electoral favorable: mientras los electores miraban a la izquierda, las mayorías giraban a la derecha. En consecuencia, el modelo ha primado, muchas veces con el apoyo nacionalista, a las mayorías neoliberales y recentralizadoras frente a las mayorías de cambio aunque, a pesar de todo, con sus luces y sombras, hayan consolidado instituciones y avances en derechos civiles y sociales, libertades y autogobierno. Y es que, por mucho que se empeñen los niños perdidos de Nunca Jamás, la realidad no coincide con su relato.

Porque resulta también parcial e injusto resumir la democracia únicamente desde la indignación y la ira que provocan la crisis económica, política y territorial, que por cierto seguimos sufriendo en la actualidad. Esta narración falseada de la Transición y el Régimen del 78, como antes el panegírico acrítico, impregna el trasfondo y determina los errores cometidos hoy desde la izquierda en la débil defensa de su modelo federal, a los que añado otros dos. Primero, el confundir los excesos de los actuales gobiernos del PP con el propio Estado democrático, provocando la impugnación tanto del gobierno conservador, como del origen de la Constitución democrática. Segundo, el analizar el referéndum catalán, parte esencial de la estrategia independentista, como propio del modelo federal, como si se tratase de la contraposición de la participación democrática frente a la rigidez de una Constitución centralizadora y caduca.

Es imprescindible recordar que, ya desde los clásicos, la democracia no se resume en un plebiscito, mucho menos en un plebiscito parcial al margen del conjunto de la ciudadanía catalana y española y de la legalidad constitucional.

¿Cuál es el problema entonces? Que un supuesto principio democrático absoluto se ha superpuesto en el debate impidiendo la visibilidad de cualquier propuesta de Estado de la izquierda, de un federalismo republicano, federal, plural y cooperativo. Propuesta que debería lograrse a través de una combinación compleja de reforma federal y estatutaria con la consulta al conjunto de españoles y catalanes. Y es que los problemas complejos no tienen soluciones simples.

Pero, sobre todo, esa reconstrucción novelesca de un relato injusto, excluyente y de rechazo a la totalidad sobre los casi cuarenta años de democracia reciente, que además echa por tierra los logros que sí ha conseguido la izquierda, nos ha limitado para mejorar esta democracia imperfecta. En su lugar, debatimos si reforma o un proceso constituyente cuando vivimos una involución política y democrática con una relación de fuerzas desfavorable, dentro de Cataluña y en el conjunto de España en el marco de la UE.

Retrotrayéndonos a la democracia griega, ya entonces Platón consideraba que la primacía de la ley era la fórmula para evitar los excesos de las mayorías en cualquiera de las formas políticas que se sucedieron desde la época de Solón. También desde la izquierda de tradición republicana deberíamos tenerlo en cuenta.
____________

Gaspar Llamazares
 es promotor de Actúa y portavoz de Izquierda Abierta.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



16 Comentarios
  • Lunilla Lunilla 20/12/17 08:31

    "Decir 'te amo' esta de moda, lastima es que sentirlo pasò de moda: La memori tiene un Don: Recuerda espedcialmente lo que quieres olvidar, procuremos olvidar, lo que traido a la memoria nos entristece; Nada grava tan fijamente alguna cosa a nuestra memoria que el deseo de olvidarla.  Olvido , es 'menosprecio' por tanto causa enojo: Una memoria selectiva para  olvidar lo malo, -lògico para no anular lo bueno, actitud positiva para  encarar el futuro y, un corazòn noble para nunca olvidar quienes somos. La ventaja de una mala memoria es que uno/a disfruta varias veces  las mismas buenas cosas por primera vez. Madurar es poderle saludar al odio....-la distancia nunca olvida lo que el corazon recuerda. "Quiero agradecer a  mis pies por apoyarme en todo momento y, a mis brazos  por estar a mi lado y como olvidar a mis dedos, que siempre puedo contar con ellos. y, no nos olvidemos de una cosa....-Que una nueva escoba puede barrer bien -incuso mejor , pero la vieja se sabe todos los vicios, todos los rincones......   Lunilla///  .. PD:  -Enviado a Editar a las 8,30 h. a/m-

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • paco arbillaga paco arbillaga 20/12/17 07:07

    Mientras discutimos si unos son los malos y otros son los buenos, ¿no será que al igual que está ocurriendo en casi todo el mundo capitalista, últimamente en Chile, en casi toda Sudamérica, en Francia, España, y en casi toda Europa, la mayoría de la población se ha vuelto burguesa en el peor sentido de la palabra, o peor, está asustada o incluso acobardada?

    Diría que tengo muy claro quién me explota o puede tratar de explotarme y que es toda aquella persona o grupo de personas que me quieran imponer su forma de vida en todo lo que afecta a mi libertad personal, desde la formación, alimentación/sanidad, forma de cooperar/trabajar con la sociedad, consumo, creencias, ocio, sin darme a mí la libertad real de poder elegir mis opciones, o quieran negarme realizar algo para mí fundamental en mi vida, por ejemplo disponer de mi cuerpo si deseo la eutanasia, o en el caso de las mujeres que puedan abortar si ellas lo consideran oportuno.

    ¿Quiénes tratan de controlar así mi vida?: quienes se consideran los amos del planeta y lo controlan a través del inmenso poder que les otorga su dinero, contando con el apoyo de gobiernos, creadores de opinión, bastantes grupos religiosos ¡y millones de votantes!, como vemos continuamente elección tras elección en todo el mundo.

    ¿Todo lo que nos pasa aquí en España tiene su origen SOLO en el 78? Si fuera así opino que tendría fácil solución. Osasuna y República Libertaria.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • florenblues florenblues 19/12/17 23:43

    Sr. Llamazares,
    Lo primero que se debe decir cuando se habla de la transición y del régimen del 78 es que se conquistó con las luchas populares, sindicales, huelgas y luchas en las fábricas, barrios y universidades. Nadie la regaló.
    La correlación de fuerzas en el 78 era la que era; puro franquismo en todas las instituciones del Estado: poder judicial, Iglesia, ejército y Policía y además el gran capital, los bancos etc...ahi estaba emboscado el franquismo. De todo aquello salió la transición y la casi Constitución democrática. Hasta aquí mucha gente de acuerdo, supongo.
    La cosa empieza a tambalearse, cuando tras varios gobiernos " socialistas" continúa sin hacerse la ruptura con el franquismo y lo que es peor, se normaliza. Se humilla al PCE y después a IU. La correlación de fuerzas ya no es la del 78 pero no se mueve ni una coma y hoy en 2017 se aplica el 155 como lo proponía un franquista, Fraga.
    El 78 fue lo que fuera, pero por favor, como se puede justificar todo lo demás hasta hoy? Eso se llama cinismo y no otra cosa.
    Señor Llamazares, las cunetas siguen llenas de cadáveres de defensores de la democracia y los pueblos llenos de calles con nombres de los asesinos. Se puede justificar con el 78??
    Usted se reivindica de aquella lucha y crítica a los " nuevos" menospreciando su lucha.
    Con los del 78 estamos donde estamos. Deje y apoye que otros quieran superar aquello y restablezcan la justicia de una vez en este país tan maltratado por el sistema.

    Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    7

    15

    • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 20/12/17 10:27

      -florenblues ,,,,La verdadera madurez està en callar, sonreir, daar la vuelta y cambiar de camino.l Porque donde la ignorancia habla, la inteligencia calla. A veces no me importa ni mi opiniòn ¡Imaginese la suya! .. sin acritud...... Elo DIablo Cojuelo....

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      8

      4

      • florenblues florenblues 21/12/17 00:16

        Si le importase mi opinión empezaría a preocuparme realmente.
        Sin actitud, señor diablo cojuelo.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        3

        • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 21/12/17 10:05

          ......-Naranjitas de la china Florenblues, no se lo cree ni ud. mismo; Si trta ade salvar la ropa con tan poco "A otro perro con ese hueso"...... El Diablo Cojuelo....

          Responder

          Denunciar comentario

          5

          2

  • Argaru Argaru 19/12/17 23:08

    En los últimos tiempos la izquierda ha cometido errores graves y no solo graves, gravísimos. Y el principal fue quedarse en “casita” un millón de votantes en las últimas elecciones generales, basados en ese principio “gilipollezco” de la época de la mili: “No como que se joda el sargento”. Esa fue una oportunidad de oro para empezar REALMENTE a cambiar las cosas y obligar al PSOE a ser un VERDADERO partido de izquierdas, pero intereses bastardos y venganzas personales frustraron la ilusión de muchísima gente. Solo ver la cara de satisfacción de Alfonso Guerra, el hombre que desmontó ideológicamente al Partido Socialista, es para ponerse a llorar de rabia. Evidentemente, el régimen surgido del 78, con sus luces y sombras ha sido fundamental en la convivencia democrática de este país y no debemos frivolizar ni en un sentido ni en el otro. Y en eso tiene razón el señor Llamazares, pero todo lo que está pasando actualmente en Cataluña es fruto de los muchos errores no resueltos durante esta transición, que ha sido modélica para bien y para mal. Urge remozar esta constitución, pero de forma coherente y aprovechando lo bueno que tenia la anterior y eso si, buscando un nuevo encaje político de esa parte tan importante de nuestro país que es Cataluña.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    5

  • florenblues florenblues 19/12/17 23:03

    Me sumo 100% a Bidebi e Isabelle.
    No estáis solos!!. Ánimo y a seguir defendiendo lo que es justo.
    Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    7

  • Coronel Dax Coronel Dax 19/12/17 22:45

    El Sr Llamazares juega a lo que juega, ya somos mayorcitos para saberlo. En mi vida he dado mi voto a varias formaciones políticas. Cuando comenzó la crisis, y desengañado ya (y para siempre) del PSOE di mi voto a IU. Me produjo una enorme indignación que, en esas elecciones de 2011, donde el PP obtuvo una mayoría aplastante y con el PSOE completamente desprestigiado el Sr Cayo Lara se pusiera muy contento con los resultados porque había duplicado en votos: ¡11 diputados! Esa es la izquierda de cuando el Sr Llamazares pintaba algo. Los “adanes” habrán cometido errores, pero ¡anda que los de antes (¿los de las tarjetas black?) eran todo un dechado de virtudes!

    Por comparar, cuando en las elecciones europeas de 2014 Podemos obtuvo 5 eurodiputados (yo no les voté) oí al Sr Iglesias comentar que lo consideraban un fracaso. Ellos no aceptaban otro resultado que ganar. Esa frase me pareció el aspecto crucial.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    10

  • itnas itnas 19/12/17 18:45

    Esto de que la ignorancia es atrevida me está pareciendo una afirmación con gran contenido de verdad (ya saben, hay lógicas más allá de la verdad - falsedad de una proposición, como por ejemplo la lógica borrosa). He aquí un ejemplo: yo mismo me atrevo a insinuar ¿por qué se le reclama tanto y tan insistentemente a la izquierda un proyecto de Estado si el caso es que la derecha no lo explicitó cuando trataba de hacerse con el poder (o tal vez no hacía falta que lo explicitara a la vista de las tropelías que cometía, visibles a todo el que quisiera observar)? Y, con todo el respeto a los lectores, otro ejemplo de la afirmación anterior pero leída en sentido contrario: el atrevimiento es ignorante, es que a mi en particular lo de 'adanismo' me resulta atractivo cuando de la acepción 2. m. del DLE se trata.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    9

    4

    • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 20/12/17 07:34

      ¡Si Señor -itnas , la arrogancia y el odio son una forma de amar que no ha encontrado la manera de expresarse logicamente. "Somos nuestro propio demonio y hacemos de este Mundo nuestro propio infierno. Un cordial saludo. ....... El DIablo Cojuelo.....

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      5

      1

      • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 20/12/17 07:47

        (Postdata: ....-Y precisaria al hilo de su comentario [...] , añadir una pizca muy notable de ignorancia. .............El Diablo Cojuelo.

        Responder

        Denunciar comentario

        5

        1

  • mafalda mafalda 19/12/17 17:53

    Suscribo totalmente el artículo y lo aplaudo a rabiar.
    Es verdad que no debemos confundir los excesos de este gobierno carroñero con el estado democrático ni confundir tampoco las imperfecciones de sus instituciones con una dictadura, eso sí que es demagogia y falta de sentido de la realidad

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    22

    17

    • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 20/12/17 08:39

      ........"Respecto al articulo, estoy totalmente de acuerdo con su comentario Mafalda. El DIablo Cojuelo"....

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      2

  • luzin luzin 19/12/17 15:55

    Difícilmente puede dar lecciones de estrategia política o de éxito político el sr. Llamazares, aunque tengo que reconocerle la habilidad para mantenerse chupando de la teta estatal durante varios lustros. Pero esto es general en la izquierda española, y por supuesto también en la derecha (no se vaya a enfadar alguno). ¿Cómo puede explicarse la putrefacción de las diferentes organizaciones políticas y sindicales de la izquierda española? ¿Durante esto últimos cuarenta años cuál ha sido su proyecto político? ¿su proyecto de estado?. El régimen del 78 no está en crisis, están en crisis sus organizaciones, sus estamentos, que tras la crisis económica y la merma de la tarta a repartir han entrado en guerra fraticida. Guerra que contemplan con total perplejidad y desnortamiento la población que sufre las consecuencias.
    ¿Alguien me podría explicar cuáles son los cambios que proponen los actores? Algunos me dirán que los nacionalistas-xenófobos quieren la ruptura, pero la verdad, si vamos a los esencial, quieren replicar el régimen a pequeña escala, eso quedó claro en la Ley de Transitoriedad. ¿Por qué van a querer cambiar un régimen que les da todos los privilegios? Los primeros privilegiados (a lo mejor los segundos tras la oligarquía capitalista) son los partidos políticos ¿Por qué van a cambiar lo que les viene de fantasía?. Y los sindicatos ¿tienen algún interés en cambiar algo? Bueno, tal vez utilicen alguna movilización para mejorar sus condiciones, pero no la de los trabajadores. Esto es la izquierda que tenemos.
    Ale, a seguir votando y jodiéndose.

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    32

  • Larry2 Larry2 19/12/17 15:03

    Estoy de acuerdo con  l Sr Llamazares en algunas cosas.Las cosas se hicieron así, y se consiguieron dar pasos, y nos dejaron un poco contentos.Pero la sociedad no se conforma con eso, y en estos cuarenta años ahora mismo estamos un poco mejor, pero ni mucho menos es suficiente.Naturalmente el partido que está en el gobierno lo ponen los votos, pero no son la mayoría.Lo que pasa que al otro partidos que ha estado en el poder en  stos cuarentas años, se ha quedado anquilosado sin ideas, y con sus antiguos dirigentes bien colocados y no acordándose de dónde venían y hacía donde iban, rompiendo y dejando en la gatera muchas cosas.Algo más esperábamos los que nacimos en el 58, la,sociedad ha estancado sus mejoras, los gobiernos se han momificado, y vamos hacia atrás, lo nunca esperado.Quizas a consecuencia de esto los nacionalismos se han levantado.No sé si España es un país de derechas, pero lo que está claro que estamos estancados, y con una constitución obsoleta, y que habría que modificar.agur

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    23



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre