X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Al hilo de la Pasión Popular

Baltasar Garzón | Gaspar Llamazares Publicada 10/04/2018 a las 06:00 Actualizada 09/04/2018 a las 21:52    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 12

Parezca ahora que la Semana Santa se nos ha quedado un poco atrás cuando nuevas informaciones nos hacen acumular indignación ante la evidencia de que la nostalgia por tiempos pasados en que las libertades y derechos estaban mucho más limitados está muy viva. Y no solo viva en el sentir, lo más grave es que se mantiene presente en canales oficiales de comunicación, sea RTVE, sea la web oficial del Congreso de los Diputados.

Precisamente, dicha web, que sí denomina dictador a Primo de Rivera, evita el mismo término al referirse a Franco, quien según la misma no lideró un golpe de Estado, sino una sublevación militar que el contexto político y social venía justificar. Eufemismos y circunloquios para no dar una versión imparcial. Además, presidentes de las cortes franquistas figuran en igualdad de condiciones en la web, como si hubiesen sido elegidos mediante algún sufragio democrático, junto a los de momentos como la II República o del actual Congreso de los Diputados. Estamos ante el relato histórico de una fuente de información oficial, útil y accesible para cualquier público y al que pueden recurrir investigadores de dentro y fuera, que favorece una construcción interesada que sigue justificando una historia de vencedores moralmente superiores sobre vencidos, enemigos de la patria. Es decir, pervive un espíritu pre democrático que no debemos tolerar con nuestra denuncia.

Pero además, ese espíritu pre democrático entronca claramente con el nacional catolicismo y pone en un brete la aconfesionalidad del Estado. Por ello, remontarse de nuevo a la última Semana Santa es obligado. En el clímax forzado de la nostalgia, el Partido Popular entró en el esperpento de Valle Inclán entonando El novio de la muerte a cuatro voces. Un espectáculo en la celebración de una procesión malagueña que además fue acompañado de una apasionada y ferviente retransmisión en directo desde la televisión pública estatal. Una sobreactuación sin precedentes y casi provocadora en RTVE.

Asimismo, este último acto del ruedo ibérico vino precedido de la orden de duelo y banderas a media asta en los cuarteles militares y en el propio Ministerio de Defensa (María Dolores de Cospedal ya es reincidente en la causa).

Solo con estos acontecimientos podemos afirmar que el Gobierno se ha situado fuera de la Constitución en lo que se refiere a la aconfesionalidad del Estado. De hecho, podemos afirmar que el PP, que gobierna, ha actuado como si España siguiese imbuida en un nacional catolicismo de los que ya no quedan en las “democracias religiosas” (si es que ambos conceptos pueden ir juntos) de nuestro entorno europeo.

Los excesos del Gobierno de Rajoy no pueden ampararse en la excusa de las relaciones de cooperación con las confesiones religiosas que contempla la Constitución. Tampoco tiene excusa la pervivencia de los acuerdos Iglesia-Estado ni su desarrollo, tanto en el ámbito educativo público como en la resistencia a la autofinaciación prevista en la Ley de libertad religiosa o en el eterno retraso de la efectiva separación entre la Iglesia y el Estado.

Inmediatamente nos responderán que nuestro laicismo trasnochado no es respetuoso con las confesiones religiosas ni su expresión pública.

Nada más lejos de la realidad. Precisamente porque las respetamos, queremos evitar su instrumentalización política y garantizar el reconocimiento del pluralismo religioso y la libertad de creencias.

Precisamente porque damos importancia a sus manifestaciones públicas, a sus contenidos religiosos y a sus formas culturales en sus fiestas y fechas señaladas como las procesiones y pasos de Semana Santa, nos parece aberrante la vinculación con la Iglesia católica del PP cuando gobierna en un estado laico, como así se define legalmente España.

Se justificarán como quieran, pero hemos vivido la politización más descarada del hecho religioso y el intento de identificarlo con el ser profundo de este país, situando a los no creyentes o a los creyentes de otras religiones fuera de esa supuesta identidad nacional católica.

No es casual que esa identificación se intente precisamente en este momento de crisis territorial de Cataluña con España y viceversa, ni tampoco de la crisis de la derecha por la primogenitura. Esta celebración nacional católica ha sido no solo un esperpento valleinclanesco, sino también una inaceptable operación de manipulación política.

Es por ello que desde Actúa cada vez vemos más urgente que un gobierno alternativo, desde el máximo respeto al hecho religioso en general y a la iglesia católica en concreto, culmine una ley de libertad de creencias que derogue definitivamente los restos nacional católicos del Concordato, constate la separación Iglesia-Estado y establezca auto financiación sin fisuras de las confesiones religiosas.

Decía Maquiavelo que la religión podría ser útil en manos del Príncipe siempre y cuando contribuyese a la cohesión y no a la división o el enfrentamiento. Se refería con ello a Savonarola y las negras consecuencias de la manipulación de la religión en la Florencia de entonces. Su dogmatismo moral enfrentó a creyentes y humanistas, a Florencia contra Roma y a unas clases con otras, incluso a franciscanos con dominicos.

Agitar el fantasma del nacional catolicismo en España no solo no une, fractura a generaciones, sensibilidades y creencias al tiempo que alimenta el imaginario de aquellos que asimilan una democracia con el régimen. Porque la pluralidad política cultural y de creencias es el principal valor de la democracia española frente a los riesgos identitarios o excluyentes.
_____

Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares son promotores de Actúa
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • Larama Larama 11/04/18 11:10

    Sin duda un magnífico artículo escrito por dos magníficos periodistas. Lástima que no haya políticos en activo que hayan tomado medidas contra la reincidente Cospedal. Echo en falta algún comentario sobre el papel de la televisión pública andaluza que retransmite las 24 horas todas las procesiones andaluzas.
    Tampoco es menor la participación de la Presidenta andaluza dando con el martillito la salida de algún que otro paso procesional.
    Por último, no sé dónde se "define legalmente a España como estado laico" ¡ojalá! si así fuera otro gallo cataría.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • DrNick DrNick 11/04/18 07:12

    Están en la calle y se permiten ir contra los otros, incluso con empleo de la violencia. No pasa nada. Como mucho una pequeña multa solicitada por un fiscal adepto. A ver quien se atreve a opinar en este país. Vaticino que las cosas no le irán demasiado bien, ni, tampoco, a su familia y descendientes. Siempre podrán irse a otros países a crear riqueza, pero.....¡Ay! de los que se queden.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 10/04/18 20:06

    Si sólo está fuera por el folclorismo sería maravilloso!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Argaru Argaru 10/04/18 15:20

    La forma que tiene Mariano Rajoy de ejercer el gobierno, representa un AUTÉNTICO desafío al estado democrático surgido de la Constitución de 1978. El Partido Popular se comporta, en este caso, como el cuco, ese pájaro que deposita los huevos en otros nidos para que les críen sus polluelos. Pero la diferencia esencial con dicho pajarraco, es que los HUEVOS del Partido Popular los hemos colocados nosotros o lo que es en “román paladino”: “encima de puta, ponemos la cama”. El ejercicio del poder, por parte de la derecha nominal, es una demostración pura y dura de fascismo ordinario disfrazado de derecha liberal. La ley mordaza, cagarse en la memoria histórica, mientras repatrían cadàveres de la División Azul, raperos y titiriteros en la carcel y corruptos en la calle, políticos que falsean el currículum y no se van ni con decapante, ¿necesitan más ejemplos de toda esta podredumbre? Pero ahí siguen. ¿Y qué me dicen de sus posibles sustitutos? ¡Esto no es demencial! ¿O solo me lo parece a mi?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    25

  • Isabelle0651 Isabelle0651 10/04/18 12:15

    Muy cierto, URGE un gobierno alternativo al PPCs, y para ello es imprescindible la UNIÓN de todos los partidos de izquierdas, NINGUNO FUERA, para rescatar el Estado de las garras del PPCs. ¿Habrá consenso?

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    25

  • luzin luzin 10/04/18 10:14

    Es la propia Constitución y los desarrollos legislativos posteriores, los que garantizan los privilegios de los diferentes estamentos, y entre ellos la Iglesia Católica. Por lo tanto no se trata de una cuestión personal, religiosa, cultural, tradicional, ... se trata de una cuestión legal: ese panfleto que se llama constitución y sólo es una validación de la permanencia de los privilegios de los antiguos franquistas y de los nuevos agrupados en torno a sus diferentes estamentos "representativos".

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    18

  • Toreador Toreador 10/04/18 09:29

    Desvergüenza sobre desvergüenza eso si con traje y corbata que queda muy bien todo queda en casa.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    20

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 10/04/18 09:15

    El PP, adalid de la unidad de España, es el factor de la ruptura, porque no quieren la unidad de España sino SU unidad (la de destino en lo universal, como el señor gallego bajito de bigote). Cada vez que abren la boca o hacen algo, es para enfrentar unos españoles contra otros. Y así nos va.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    27

  • platanito platanito 10/04/18 08:37

    En la foto del coro malagueño se aprecia, a la mano izquierda del cuarteto de divos, dos frentes muy despejadas: El mandaríno Girauta y el pirata pata palo Arias Cañete alias el petrolero y el yogur pasao de fecha. La Comisión Europea carga a sus espaldas al nuevo amanecer nacional.católico con cara prognata de Carlos V. Echo a faltar en la foto al naranjito numberOne. Debía procesionar en Gútar, el pueblecito malagueño de su mamá. Abencerraje preclaro que aspira a cetro y corona de este imperio que amanece. A ver cómo se la maravillará en el actual embrollo de la villa y corte. Deseo que deje algún pelo en la gatera. Que gatos son nombrados los chulapones de este castillo famoso que al rey moro quita el miedo, aunque este nacido a espaldas del Tibidabo solo lo sea de adopción. Tito Oliu le delegó a la capital que es donde se cuecen las habas.

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    25

  • Republicano1944 Republicano1944 10/04/18 05:59

    Gobierno, estado e institutions fascistas. 

    Responder

    Denunciar comentario

    21

    23



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.