x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

Carta abierta a Pablo Manuel Iglesias

Francisco Javier López Martín
Publicada el 22/06/2019 a las 06:00
Pablo Manuel:

Perdona que te llame así. Creo que has decidido eliminar legalmente el Manuel, para pasar a llamarte tan sólo Pablo. A través de tu madre, Luisa, allá por 2005, supimos que le habíamos dado a nuestro hijo recién nacido el mismo nombre que ella te había puesto a ti, Pablo Manuel. Una de esas puras casualidades que no existen. Por eso prefiero llamarte por ese nombre. Tu madre es una buena mujer y una de esas abogadas laboralistas que se forjaron siguiendo la estela de los de Atocha.

Todo esto ocurría antes de que estallase la revuelta y se desencadenase el consiguiente gatopardismo lampedusiano. Ya sabes, aquello de cambiarlo todo para que nada cambie.  Allá por 2011, tocaba revuelta. Esa que, al calor de la crisis, el descontento indignado y la bonanza primaveral, estallaba en la Puerta del Sol. Debería haberse llamado de San Isidro, pero terminó denominándose del 15-M. Mucho más soso, la verdad. Te pilló en la universidad, como profesor de Ciencias Políticas. Imagino que viviste intensamente aquellos días junto a tus compañeros, sopesando la posibilidad de estudiar en vivo y en directo un fenómeno que imitaba las primaveras árabes y anticipaba el Occupy Wall Street. Pero sois hijos de vuestros padres, que somos nosotros y habéis mamado todo lo bueno y lo malo del pensamiento marxista. Entre lo bueno, esa necesidad del bicentenario Carlos Marx, de no conformarse con estudiar, investigar, interpretar el mundo y aventurarse a dar un paso adelante para transformarlo. Entre lo malo, esa capacidad de la izquierda de dividir, fracturar, desintegrar, laminar la pluralidad de las ideas, uniformar la diversidad de situaciones personales y colectivas. Esa preferencia por ser cabeza de ratón, el desprecio por quien es cola de león, aún a sabiendas de que, al final, tendremos que unirnos si queremos que algo cambie realmente.

No te envidio. Por cuanto me ha tocado vivir, he aprendido a valorar que unir sin uniformar no es tarea fácil y aún menos en una sociedad que ha renunciado a pelear el futuro, obsesionada por consumir el presente. Las organizaciones, por muy de izquierdas que nos reclamemos, no dejamos de ser reflejos deformados de esa sociedad, entreveradas por esa misma cultura del ego: egocéntrica, egoísta, ególatra. Cualquier líder que se precie debe saberlo y tomarlo muy en cuenta. Te pusiste al frente de un movimiento que quería aprovechar el viento de la indignación para impulsar las velas de una política nacional que, tras cuarenta años de singladura democrática, mostraba signos de haber encallado en la placidez de un Mar de los Sargazos que se vio convulsionado por la crisis. Liderar una izquierda capaz de representar toda esa voluntad de cambios  y transformaciones. Combinar la modernidad con el único patriotismo posible, el de la libertad y la igualdad.

En poco más de cuatro años la suma de Podemos, Izquierda Unida y las famosas confluencias ha perdido una buena parte de sus votos y demasiados representantes en el Congreso, en las Comunidades Autónomas, en los Ayuntamientos. No eres el responsable único, pero sí la cabeza visible. No eres más causante, al menos, que Errejón y el resto de tus amigos que se han ido desgajando del proyecto. No más que Manuela, Ada, Garzón, o cualquiera de esos otros personajes, tan reconocidos en vuestro interno, como desconocidos de puertas hacia afuera.

No soy quien para dar lecciones, ni pretendo tener razón. Tan sólo apunto razones a vuelapluma, algunas cosas sobre las que reflexiono yo mismo, cuando intento entender qué ha pasado. No me gusta eso de la autocrítica. Todos tendemos a justificarnos. Prefiero poner oído a las críticas, interpretarlas y corregir errores. Un ejemplo, dejar gobernar a Sánchez con los de Rivera, antes de tener que convocar otras elecciones, hace casi cuatro años, hubiera impedido la larga agonía de Rajoy. Tal vez, hoy tendríamos otro PP, otro Ciudadanos, y Podemos no tendría que haberse batido ahora contra el voto útil. Otro ejemplo. Vivo en Madrid. He comprobado las denuncias de las asociaciones vecinales por el abandono de los barrios populares con sus casas de apuestas, sus ancianas abandonadas y sus calles sucias, mientras se aprobaban operaciones como Chamartín, o el Paseo de la Dirección, que benefician a bancos y constructoras, desoyendo las denuncias de ecologistas, urbanistas y de la Federación de Asociaciones de Vecinos.

Algunos, en las redes sociales, me reprochan que ponga oídos a los medios de comunicación y hable de la casa de Galapagar. Los medios de comunicación son como son. Reflejo también de la sociedad. De ida y vuelta. De intereses creados. Tan amantes del poder y del dinero, como cualquier otro. Capaces de airear pequeñas miserias o de encubrir durante años corrupciones sonadas. No son, sin embargo, los causantes de nuestros males. Salvo medios ligados directamente a las cloacas, la mayoría apunta, dispara y si algo cae, es porque algo había. Lo de Galapagar, por ejemplo, creo que es excesivo, pero la imagen de coherencia  a veces se juega en estos gestos. Lo que nunca se toma en cuenta, ni repercute en el votante de la derecha, sí influye en los de la izquierda.

Una cierta desazón se ha apoderado del votante. Tras la indignación reclamaban transformaciones palpables en sus vidas. Es cierto que no todos los indignados querían lo mismo, pero merecería la pena centrarse en unos cuantos casos prácticos, analizarlos, detectar los errores y corregirlos. Escuchar la crítica y aceptarla. Qué se hizo en Cádiz y qué se dejó de hacer en Madrid. En cualquier caso, que no cunda el desánimo. A fin de cuentas, ya lo dije antes, sois nuestros hijos y lleváis el signo de la lucha, del caer, levantarse y seguir adelante, que diría Marcelino. Lo que hoy es una derrota, mañana bien puede convertirse en un nuevo viento que impulse las velas. Sí, ya sé que vivimos en una estepa y no en mar abierto, pero el viento también es importante para que los molinos muevan sus aspas para moler el trigo, o para generar electricidad.
______________________________

Francisco Javier López Martín fue secretario general de CCOO de Madrid entre los años 2000 y 2013.
Más contenidos sobre este tema




17 Comentarios
  • Argaru Argaru 24/06/19 04:37

    Personalizar una carta abierta en una sola persona no es justo, pero no por su contenido, si no porque debería de estar dirigida a un montón de destinatarios, incluidos UGT y CCOO, sindicato al que estoy afiliado y del que fui delegado en varias ocasiones, cuando estaba en activo. Evidentemente, cuando se escribe una carta abierta se debería empezar por la propia casa de uno, sobre todo, porque en el periodo de crisis, ambos sindicatos mayoritarios estuvieron “casi desaparecidos en combate” frente a las dañinas reformas laborales del PSOE y del PP. Una vez dicho esto, todo el panorama político de la izquierda es sencillamente para llorar. Después del 15 M, los fundadores de Podemos se encontraron el solar de la izquierda absolutamente vacío, ya que la socialdemocracia en pleno llevaba muchos años instalada, sin ni el más mínimo complejo, en la derecha. Por esta razón, la formación morada despertó muchas ilusiones en personas, como yo, que llegamos a conformarnos con nuestro voto testimonial en IU. He de confesar que, a muchos, se nos pusieron los dientes largos, pero en un solo lustro, una lucha de egos mezclada con un caínismo sin ningún sentido, dilapidaron todo un enorme potencial político, cayendo en la más pura demostración de ESTULTICIA. Es una auténtica lástima que un dirigente, como Julio Anguita, no estuviera en activo en estos tiempos que vivimos o, mejor dicho, que sobrevivimos. ¿Acaso Pablo Manuel, no está a la altura del “Califa”? Por supuesto, que está. Y Errejón. Y Bescansa. Y Carmena. Y Echenique. Y Garzón. Y ... . Son políticos de una enorme valía, pero el PEQUEÑO problema radica en que sus egos son totalmente incompatibles para desarrollar un proyecto político común de izquierdas para mejorar la vida de la mayoría de la gente. Da la impresión que se sienten muy cómodos como representantes de la diletante “gauche divine”, algo de los que algunos estamos bastante hartos. Y mientras tanto, la socialdemocracia se sigue recuperando para continuar “engatusando” al personal. Mucho tienen que cambiar las cosas para no perder todas las esperanzas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • GRINGO GRINGO 24/06/19 09:45

      Estando de acuerdo con algunas apreciaciones que haces, no creo que es un problema de egos, si no un problema de disciplina, la misma que hay en cualquier estamento.

      En las empresas, la universidad, en casa, en los partidos políticos, puede y debe haber debate, pero si hay un organigrama se debe aceptar y si no te vas, pero sin organizar la mundial, porque éso es dar munición "gratis" a los enemigos de tu partido.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Orlinda Orlinda 23/06/19 00:13

    Así que estamos al albur de por dónde sople el viento! Ni un mínimo análisis desde la perspectiva de izquierdas sobre lo sucedido, ni de izquierdas ni de nada. Anda, danos una pista sobre lo que se ha hecho en Cádiz por la clase trabajadora, otra nada que no eres capaz de abordar más que dejándolo en ¿qué será, será? ¡Jo! ¡Menos mal que fuiste secretario general de CCOO!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • GRINGO GRINGO 22/06/19 19:08

    Un artículo que empieza por "Pablo Manuel", nunca defrauda, y éste no podía ser menos.

    Qué viene a solicitar, desde la "reflexión marxista" éste ex-representante de CC.OO., que no supo ver lo que hacían Francisco Baquero y su esposa MJ Paredes, ambos liberados de CC.OO. en la Banca (ahora se explican los convenios que hemos tenido o sufrido...), el primero en la cárcel por el uso fraudulento con la tarjeta black de Caja Madrid, afectando al restaurante de su esposa MJ Paredes, otros como Rodolfo Benito, Juan José Azcona, pertenecientes a CC.OO., "pues nos viene a repetir una vez más", que PODEMOS se debería haber abstenido para que entre el PSOE y C'S, hubieran conformado un gobierno que, según dijo Pedro Sanchez en la también ya famosa entrevista con Jordi Évole, era lo "deseado por el IBEX", organización muy marxista por si no se han dado cuenta.

    Luego, "aunque se nota que no quiere", menciona lo del Palacio de Galapagar, una minucia que el podría pagar AL CONTADO, según mencionaba el diario Público, pues se estimaba una fortuna al matrimonio de entorno a 2,0 MM€ (dos millones de Euros), lo normal de un trabajador-ahorrador....

    Apostar a caballo ganador es lo más fácil, pero si Kichi no hubiera sacado ésos buenos resultados, saldrían las Corbetas de Arabia, la medalla a la Virgen, y toda la bazofia que sacan los jetas de toda la vida....

    Se le olvida comentar que Pablo Iglesias, fue elegido por los Inscritos de PODEMOS, y no merece la pena que nos explique como le eligieron a él para su cargo en CC.OO.

    No me importa ahora, pero si me hubiera gustado que todos conociéramos como se elegía y quién marcaba las pautas de negociación en el Convenio de la Banca, por lo que nos afectó hace años a todos los trabajadores de ése sector, y el ahorro que supuso para el conjunto de la AEB..

    Como es posible que los trabajadores que se incorporaron a la Banca a partir del año 1980, cuando ya se negociaban las condiciones con UGT-CC.OO., tuvieran peores condiciones laborales que los que nos incorporamos durante la etapa franquista.

    Si quiere remover la basura que intente conocer los motivos reales de las fugas de Errejon y Espinar, ambos hijos de miembros del PSOE.....

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    10

    14

    • jorgeplaza jorgeplaza 22/06/19 19:18

      Cuando he leído que Espinar y Errejón eran los dos unos hijos de... me he echado a temblar. Y con razón, porque el final de la frase era todavía peor de lo que me había figurado: los dos son nada menos --¿me atreveré a decir en público algo tan atroz?-- nada menos que unos hijos de... miembros del PSOE. Los dos. Ambos. No tienen perdón, no hay nada peor. Un estigma congénito, una especie de Pecado Original pero en más sórdido.

      Es usted un fenómeno, Gringo. Si no existiera alguien como usted en esta tertulia, habría que inventarlo. ¡Hasta patentes de limpieza de sangre es usted capaz de otorgar!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      12

      7

      • GRINGO GRINGO 22/06/19 20:25

        No seas retorcido...

        No es difícil imaginar que NO ha debido ser fácil ni para Errejón ni para Espinar, ser miembros destacados de un partido que trata de arrebatar el espacio político al partido en el que militan sus padres.

        Yo me pongo en su lugar y no me sentiría ni se sentiría mi padre bien, aunque seguro que trataríamos de respetarnos.

        En cualquier caso, es curioso que los mayores desencuentros parece que los tenemos los que defendemos a los partidos que se deben entender para formar gobierno, ya es penoso, no ?.

        Responder

        Denunciar comentario

        7

        7

  • Ataio Ataio 22/06/19 17:53

    Ummmmm. Coincidió en el tiempo con el gran Fidalgo. Entonces aprendió bien a trabajar para el enemigo ( se nota ).
    Que sublíme bajeza, apelar al conocimiento familiar para atacar. Para colmo pone el peor de los ejemplos, la gran canallada del psoe ( con sus peores resultados ). Precisamente una de las mejores acciones de Podemos en favor de la cultura y la dignidad democráticas. Espero que algún día los sumisos y serviles como usted nos expliquen que santo mandamiento hace que al totalitario, monolítico y stanliniano PSOE se le deba rendir pleitesía. En vez de exigirle que aprenda un poco de democrácia y a compartir ( y se actualice ). Por cierto fue su abstención la que nos implantó de nuevo a marianíco el corto. En fin , todo esto será difícil que una mente abducída y obtusa como la suya lo comprenda; pero se ha de intentar.
    Perdón por los posibles insultos, pero usted ha incurrido en uno de los peores, faltar el respeto a 5000000 de personas y a la democracia. Además de ala decencia.
    PD: que usted repte bien.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    7

    17

    • Capgrossos Capgrossos 23/06/19 05:23

      Me encanta su comentario, de principio a fin.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • mirandoelsol mirandoelsol 22/06/19 16:17

    SG de CCOO durante 13 años, trece años viviendo del cuento y la sopa boba , y digo la sopa boba porque ¿que hizo CCOO durante esos trece años? NADA, un mierda hizo. Dicho esto, eres el menos indicado para criticarnos, precisamente uno de los motivos del nacimiento del 15M fue vuestra inoperancia e ignorancia. Te jode lo del "casoplon" pues a joderse te toca fracasdo, yo vivo en un "casoplon" igual pero al lado de la playa y no por eso traiciono mis ideas y principios socialistas con Podemos y Pablo Manuel Iglesias. Todo esto sin animo de criticarte, solo como amigo, y si, el viento mueve las aspas de los molinos, pero para eso hace falta gente que sople, cosa que los que como tu solo habéis estado para la nomina de fin de mes, Con mucho cariño y un abrazo Francisco Javier López Martín.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    13

  • Ambon Ambon 22/06/19 12:21

    A lo mejor, solo a lo mejor, si en Podemos hubieran hecho lo que hizo CCOO en sus primeros años, habrían logrado unos resultados mejores y mas estables en el tiempo. ¿Que hizo? abandonar dogmatismos y ser eso que ahora está tan de moda, transversal.

    Creo que tanto Marcelino Camacho como Pablo Iglesias son de izquierdas, pero sus organizaciones no tenían porque serlo de manera excluyente.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    8

    • GRINGO GRINGO 22/06/19 19:19

      Marcelino Camacho, como Nicolas Redondo (padre), terminaron muy decepcionados con la deriva de sus respectivas organizaciones, y en ése camino seguimos.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      6

  • jorgeplaza jorgeplaza 22/06/19 08:26

    No meteré yo las manos entre padres y hermanos, pero sí me gustaría apuntar un detalle que puede tener su importancia: una diferencia muy llamativa, entre lo que se hizo en Cádiz y lo que se hizo en Madrid es que allí Kichi le concedió la Medalla de oro de la ciudad a la Virgen del Rosario, mientras que aquí ese tipo de acciones piadosas se consideran más propias de Álvarez del Manzano y López del Hierro. Sé que en Andalucía hay muchos devotos del culto de Astarté y también que lo de la Medallaza a la Virgen (del Rosario) fue una noticia surrealista, casi irrepetible, pero quizá también representativa de una peculiar forma de hacer que a lo mejor explica que unos hayan repetido en el cargo y otros no. Dejo para otros más duchos en el tema si ganar elecciones de según qué manera merece la pena.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    5

    13

    • _pau_ _pau_ 22/06/19 14:13

      Por supuesto que merece la pena. ¿Que significa una medalla a una virgen para mí? Nada, ni me va ni me viene, es neutro. ¿Que significa para los muchos devotos de Cádiz? Mucho. Pues es un punto a favor. Algunos puristas quieren cambiar las cosas sin la pesada carga de llegar al poder y gobernar, pero la verdad es que nada se puede cambiar sin alcanzar el poder. ¿Medalla a una virgen? Un gesto muy barato para el resultado obtenido

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      3

      6

      • GRINGO GRINGO 22/06/19 20:30

        Espero que tenga más que ver con la gestión de Kichi, que con la medalla a la virgen de no sé qué....

        Pudiéndose tratar como una "incoherencia", los medios de comunicación pasaron de puntillas, no así con el asunto del chalete de los cojones...

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        5

      • jorgeplaza jorgeplaza 22/06/19 19:13

        No sé si barato o caro, pero para personas con una concepción algo rígida de la lógica, como yo soy, es un gesto incompatible, por ejemplo, con la reivindicación invariable (corríjame si me equivoco) que hace Podemos de la supresión de la asignatura de religión en la escuela, postura que, dicho sea de paso, comparto totalmente. O la escuela laica o el Medallón a la Virgen del Rosario, pero las dos cosas a la vez, por mucho rédito electoral que den, no.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        4

        10

        • Isabelle0651 Isabelle0651 23/06/19 01:56

          ¡Envidioso!

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          1

  • Sorcière Sorcière 22/06/19 07:49

    ¿Y? 

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    3

Lo más...
 
Opinión