x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

¿Qué puede hacer el rey en la investidura?

Publicada el 13/09/2019 a las 06:00 Actualizada el 12/09/2019 a las 18:19
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Durante muchos años España tuvo un Parlamento esencialmente bipartidista. Sólo dos partidos políticos tenían realmente posibilidades de gobernar. Lo hacían gracias a su mayoría absoluta de diputados o con el apoyo de nacionalistas vascos y catalanes. En esas décadas nunca fue discutible quién debía ser el candidato a presidente del Gobierno. Era evidente que al líder del partido más votado le tocaba someterse a la investidura. El sistema del artículo 99 de la Constitución funcionaba bien en esa situación: el rey firmaba la propuesta de candidato como una cuestión de trámite. Igual que firma las leyes o nombra a los ministros. Fueron los tiempos del rey Juan Carlos, quien nunca se encontró con un marrón por ese tema.

La irrupción de nuevas fuerzas políticas ha cambiado desde hace un lustro el panorama. Hoy, hay en el Parlamento cinco partidos de ámbito estatal con representación relevante; de pronto ha dejado de ser evidente que el partido político con más diputados sea siempre capaz de reunir votos suficientes para investir a su líder como presidente del Gobierno. Incluso sucede que a veces a ese líder no le conviene ni intentarlo. En 2016, Mariano Rajoy se negó a ello, dejando que antes fracasara el candidato socialista. Estos días, de nuevo, parece que Pedro Sánchez prefiere que no le encarguen intentar formar Gobierno, para no encontrarse con votos indeseados. Esta situación novedosa ha sacado a la palestra, del peor modo posible, el papel del Rey en el asunto.

En efecto, la Constitución establece que el monarca, previa consulta con los representantes de los partidos con representación parlamentaria, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno.  Ello ha permitido a algunos académicos cortesanos y al propio Felipe VI defender que se trata de una decisión personal del rey. Sería su única decisión política en un sistema constitucional en el que el rey carece de toda facultad de acción y ejerce exclusivamente como símbolo del Estado.

Desde su coronación parece que el rey Felipe quisiera reparar la humillación que le infringieron a su padre las Cortes Constituyentes de 1978 cuando contra su voluntad le quitaron todo el poder que hasta entonces ejercía. Para ello, entre otras cosas, ha adoptado la costumbre de presentar la propuesta de candidato a presidente del Gobierno como un acto regio dirigido al Congreso, cuyo presidente se limita a firmar un recibí, dándose por enterado. Es una forma de adquirir un papel político que el texto constitucional le niega. Del mismo modo que en octubre de 2017 se empeñó en pronunciar un discurso muy desafortunado, a la hora de decidir quién puede ser presidente del Gobierno intenta imponer su voluntad discrecional.

Esa interpretación encuentra numerosos problemas constitucionales. El artículo 99 dice que el rey hace su propuesta de candidato “a través del presidente del Congreso”. El 56 es terminante en  que los actos del rey carecen de validez sin el correspondiente refrendo y el 64 reitera expresamente que la propuesta de candidato a la investidura ha de venir refrendada por el Presidente del Congreso. Estos artículos diseñan un sistema coherente con el resto de la Constitución que excluye cualquier acto de voluntad del rey. La decisión de si hay o no candidato y quién es corresponde al Presidente del Congreso y se manifiesta en forma de refrendo. Una hipotética propuesta real sólo tendría valor jurídico si el presidente de las Cortes libremente deseara validarla. Y tiene que ser así por dos motivos: de una parte, porque las elecciones generales son la máxima expresión de soberanía democrática y en el camino que va del voto expresado por la nación al nombramiento de presidente del Gobierno no puede interferir la voluntad de ningún órgano –como el monarca– ajeno a esa expresión democrática. De otra parte, porque la designación de un candidato u otro no es inane políticamente. Bien al contrario, la situación actual demuestra que es una decisión discrecional con profunda trascendencia política. Quien la tome no sólo necesita legitimación democrática inmediata, sino que ha de ser capaz de responder por los perjuicios que pueda ocasionar.

El diputado o diputada que preside la Cámara por mandato de la mayoría parlamentaria puede responder de su decisión. Tanto personalmente como en cuanto miembro de una formación política. El cuerpo electoral lo puede castigar por su decisión, privándole de sufragios en siguientes elecciones. Incluso el propio Parlamento podría aprobar una resolución censurando su actuación si actúa contra la voluntad de la mayoría (por ejemplo, si la mayoría quiere que haya investidura pero se convocan elecciones).

El rey, en cambio, es irresponsable. Tan irresponsable que el Tribunal Constitucional ha anulado una declaración del Parlamento de Cataluña que se atrevió a reprochar al rey el contenido de su famoso discurso. No se le puede censurar porque de los actos del rey responde exclusivamente la persona que los haya refrendado. En este caso, el presidente o presidenta del Congreso.

Ahora, pues, el rey tiene que recibir a los representantes de los partidos. Es un acto exclusivamente formal. De hecho, si algún partido decide no acudir, no tiene trascendencia. Después, la presidenta del Congreso es la que tendrá que decidir si se encarga formar Gobierno a Pedro Sánchez, o a otro candidato, o se convocan nuevas elecciones. Tras ello, el rey debe firmar lo que decida Meritxel Batet y ahí acaba su papel.

Sería un disparate constitucional de envergadura dejar en manos de Felipe VI la decisión acerca de encargar o no a Pedro Sánchez que intente formar gobierno. Es una decisión política, que puede usarse para desgastar al PSOE o para apoyarlo. Es evidente que no le corresponde tomarla a quien sólo debe ser un símbolo, y un símbolo de todos.

La decisión sólo puede tomarla la presidenta de las Cortes, y el empeño del propio rey en adquirir protagonismo político, como si estuviéramos aún en el antiguo régimen, no puede llevar a nada bueno. Ni para el país, que aspira a ser una democracia plena, ni para un rey cada día más discutido que no se corta en mostrar sus preferencias políticas.

_____________

Joaquín Urías es profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla y exletrado del Tribunal Constitucional.

 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

22 Comentarios
  • jagoba jagoba 14/09/19 17:06

    Cuatro posibilidades:
    1. Investirse a el mismo
    2. Investir a Trunp
    3. Investir a Salvini, que esta desocupado
    4. Investir a la hija de la princesa del pueblo: Andreita

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/19 14:58

    Iglesias, dice una noticia solo unas líneas por debajo de esta, le va a pedir al rey que arbitre. ¿Inflige así Iglesias un duro golpe a las tesis del artículo? ¿Infringiría el Rey la ley si hiciera caso a Iglesias? Ni idea, pero es gracioso que sra Iglesias el primero en contradecir abiertamente a un profesor que, por lo antimonárquico, parecería superficialmente estar cercano a Podemos. Las contradicciones internas, que se decía antaño.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    10

    12

    • Isabelle006# Isabelle006# 13/09/19 18:12

      Obsesivo compulsivo consumista de podemitas e iglesias, ya se medio desintoxicó de su obsesión compulsión del consumo separatistas catalanes, tiene usted un problema.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      14

      12

      • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/19 19:56

        Peor es lo suyo, porque usted misma es un problema: el problema lo lleva puesto. Más o menos como Iglesias

        Responder

        Denunciar comentario

        9

        8

    • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/19 15:07

      Sea, no sra. Perdón. (Aunque la sra de Iglesias manda muchísimo también. Los Rojos Catódicos: tanto monta, monta tanto, Irene como don Pablo).

      Responder

      Denunciar comentario

      13

      8

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 13/09/19 14:21

    La decisión la toman los posibles candidatos, ni el Borbón ni el/la Presente/a de las Cortes. No liemos al personal con "lecturas" de la CE de 1978, caduca desde hace mucho tiempo

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    4

    7

    • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/19 18:08

      Pero sí es verdad que la decisión la toman los candidatos. Ejemplo: la "espantá" de Rajoy: era el candidato del partido más votado (más escaños que ahora el PSOE) pero declinó presentarse y el Rey no podía obligarle a lo contrario.

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      10

    • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/19 15:03

      ¿Caducó la CE78? Y yo sin enterarme. ¿Qué "release" la ha sustituido? ¿O no pasa aún de versión beta?

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      10

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/09/19 12:23

    Respetado Profesor Urías,

    Humildemente, como estudiosa de nuestra CE78, en vigor, solicito de su ejercicio docente -gratuito y voluntario- atención/respuesta a mis reflexiones críticas, desde el respeto, al contenido de su artículo.

    Sucintar mi pregunta a los caracteres disponibles, tras sucesivos borradores, previa consulta de la bibliografía pertinente, especialmente las sinopsis de los mencionados artículos de la Constitución consecuentes: 56, 61, 62, 63, 64 y 99, resulta complicado a mi provecta edad, por buscar, especialmente, la moderación que debe acompañar el respeto debido a su Dignidad universitaria, desde mi modesto entusiasmo por aprender, en la disciplina del constitucionalismo español, concretamente.

    El refrendo de la Presidenta de las Cortes, Sra. Batet, planteado en su texto, sustancia mi discrepancia.
    ..."el Monarca, previa consulta con los representates de los partidos con representación parlamentaria, propondra un candidato a la Presidenta del Gobierno. Ello ha permitido a algunos académicos cortesanos y al propio Felipe VI defender que se trata de una decisión personal del rey... Del mismo modo que en octubre 2017, se empeñó en pronunciar un discurso muy desafortunado, a la hora de decidir quien puede ser presidente del Gobierno intenta imponer su voluntad discrecional..."
    Arl 56.1. concluye con la declaración de que el Rey 'ejerce las funciones que le atribuyan expresamente la Constitución y las leyes'.
    La exigencia de esta cláusula de cierre de que las funciones regias están atribuídas expresamente da caracter taxativo a cualquier atribución de prerrogativas a ala Corona, sin posibilidad de ampliación analógica, y remite directamente a los artículos 62 y 63 de la CE, así como a su posible legislación de desarrollo.
    Como dice A.Torres del Moral, el Rey no tiene ni poderes implícitos, ni poderes de prerrogativa, ni poderes de reserva, ni reserva de poder. (Sinopsis realizada por Abellán Matesanz, Lda.CG, Diciembre 2003, actualizada por L.Molina, Ldo. CG, Febrero 2011)

    Obvio, por conocidos, respecto a las funciones del Rey, los comentarios de los arls. 62 y 63.

    El arl.64.1 expone: 'Acto final que debe ser refrendado por el Presidente

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    2

    2

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/09/19 13:24

      ../...
      del Congreso."

      Pregunta académica, recogida el 11/3/2016:
      "Tal necesidad de refrendo da lugar a que renazca la polémica sobre si, dado que es el Presidente del Congreso el responsable de ese acto final (arl 64.2) 'De los actos del Rey serán responsables las personas que los refrendan' a ella, en esta circunstancia, le corresponde, llenarlo de contenido, de forma que no sea el Rey quien libremente proponga el candidato, ya que ha de contar con la voluntad concorde (en cuanto a responsable) de la Presidenta de la Cámara. En la práctica, se traduce en la pregunta de si el Presidente puede negar su refrendo al Rey, si estima que no refleja en su propuesta, la voluntad expresada en las urnas.

      "Si el Presidente niega su refrendo, la propuesta no puede tramitarse en el Parlamento. Ello supondría un bloqueo del funcionamiento de las Instituciones previsto en la Constitución, como también lo sería que el Rey no efectuase propuesta alguna."

      La propuesta de candidato, presentada por el Rey a la Presidenta de la Cámara, es un acto debido. El candidato es el que expone su programa a los Diputados del Congreso, que concluirá, en los términos previstos, invistíendole Presidente o denegándo la confianza.

      Dudo haber comprendido su texto, por cuanto colijo del mismo que la 'decisión' no exclusivamente la responsabilidad por refrendo, es de la Presidenta de la Cámara, respecto de la presentación del candidato o no, así como la disolución de las Cortes y convocatoria de nuevas EEGG.

      La fórmula prevista "El Rey disolverá las Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso" no supone una presión a la Cámara para que facilite el nombramiento del presidente del Gobierno, o una sancion en caso contrario, sino mas bien un recurso de arbitraje del electorado, encargado así de romper la situación de inmobilidad institucional que supone el no nombramiento de un Presidente.

      Los términos de sus conclusiones me dejan perpleja. Al desarrollo interpretado de la Constitución a este respecto, usted concluye que es competencia del Congreso: Presidente y Diputados, de donde el refrendo de la Presidenta al Rey ¿devendría protocolario?

      Gracias y Perdón

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      2

      2

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/09/19 13:31

        "El Gobierno en funciones" Aguiar de Luque L.
        "La posición del Gobierno cesante o en funciones en el ordenamiento constitucional español". A. Garrorena y Reviriego, F.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        2

        2

        • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/09/19 16:35

          En la parte anterior del comentario, he señalado la bibliografía consultada, además de la CE-78 y las Sinopsis de los artículos 56, 62, 63, 64, 65 y 99 citados.

          ¿No les gusta? ¿por qué no colaboran con su aportación?

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          1

          1

          • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/19 20:05

            Me declaro incapaz de entender el Derecho. Creo que el Rey no puede más que ejercer sus buenos oficios, decir "buenas palabritas", pero no entra en sus atribuciones algo como lo que acaba de hacer Matarella en Italia. Habría que preguntarle a Iglesias, que era profe en Políticas, qué clase de árnica puede suministrar el Rey, puesto que Iglesias se la está pidiendo.

            Responder

            Denunciar comentario

            4

            7

  • Isabelle006# Isabelle006# 13/09/19 10:33

    Estos artículos tan claros, honestos y apartidistas dan valor a este digital, estoy hasta el moño del hooliganismo de algunos 'analistas' y tertulianos que pululan por los medios engañando y tergiversando la información en "aras de la concordia" de España, embruteciendo la opinión ciudadana hasta límites vergonzosos. Muchas gracias por este excelente artículo, don Joaquín, hoy he aprendido algo nuevo, dudo mucho que la gente de a pié lo tenga tan claro.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    12

    14

    • Aserejé Aserejé 13/09/19 19:02

      Suscribo tu comentario Isabelle. Y tb pienso q Estos articulos dan valor a este digital

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      3

    • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/19 15:39

      Sí, joven, lo que usted diga, pero tenga la bondad de leer cuatro renglones mád abajo la noticia de que es Iglesias el que le pide al Borbón que arbitre. Repita conmigo: Iglesias le pide al Borbón. Ahí queda eso. Ahora, si le parece, revise su glosa previa a este artículo, ande.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      8

      9

      • Isabelle006# Isabelle006# 13/09/19 18:14

        Así me llama mi pescadero, es usted tan original como el mango de un desatascador, abuelo.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        9

        6

        • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/19 20:07

          No me ha contestado. Tampoco esta vez.

          Responder

          Denunciar comentario

          4

          6

  • Totusé Totusé 13/09/19 09:29

    Señor profesor: me gustaría saber qué es lo que le "infringieron" al ahora emérito. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/19 08:28

    No puedo fiarme de un profesor de Derecho Constitucional (con mayúsculas las dos, por supuesto) que confunde infringir con infligir: "...parece que el rey Felipe quisiera reparar la humillación que le infringieron a su padre..." No puedo fiarme porque es obviamente muchísimo más fácil distinguir entre infringir e infligir que entrar en sutilezas acerca de cómo hay que interpretar la Constitución cuando no dice aquello que nos gustaría que hubiera dicho.

    (Por cierto: es evidente que la educación está fatal en España, incluyendo el nivel universitario y sin limitarnos a los semianalfabetos alumnos).

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    12

    11

    • Silk Road Silk Road 13/09/19 08:43

      Tienes demasiado tiempo libre.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      13

      14

      • jorgeplaza jorgeplaza 13/09/19 09:21

        Sí, porque estoy jubilado. Aguántese si no puede decir lo mismo. Pero yo no soy un peligro público como usted, que en cada comentario mete la pata. Apa noi, a la feina.

        Responder

        Denunciar comentario

        16

        12

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.